Con motivo de conmemorarse el aniversario 51 de la proclamación del carácter socialista de la Revolución, fueron lanzadas 21 salvas de artillerías por cadetes de la Escuela Interarmas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General Antonio Maceo, Orden Antonio Maceo, en la Plaza de Armas de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana, Cuba, el 16 de abril de 2012.  AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/

Con motivo de conmemorarse el aniversario 51 de la proclamación del carácter socialista de la Revolución, fueron lanzadas 21 salvas de artillerías por cadetes de la Escuela Interarmas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General Antonio Maceo, Orden Antonio Maceo, en la Plaza de Armas de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana, Cuba, el 16 de abril de 2012. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/

El 16 de abril de 1961 el pueblo cubano salió a las calles en repudio al bombardeo a los aeropuertos de Ciudad Libertad, la base aérea de San Antonio de los Baños y el aeropuerto de Santiago de Cuba, hoy aeropuerto Internacional Antonio Maceo, que tuvo lugar un día antes.

Este ataque criminal de aviones estadounidenses, disfrazados con la insignia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, estuvo dirigido a destruir la defensa aérea de la mayor de las Antillas y hacer creer a la opinión pública internacional que allí había una rebelión interna.

Este cruel bombardeo tuvo respuesta con el fuego antiaéreo de los milicianos y soldados rebeldes. Entre los defensores de la Patria cayó el artillero antiaéreo Eduardo García Delgado, quien antes de morir a causa de la metralla de un rocket, escribió con su sangre “Fidel” en una pared.

La cruenta acción de los enemigos de Cuba dejó un saldo de siete muertos. Este bombardeo causó una indignación en el pueblo cubano que se unió más a la Revolución y su líder Fidel Castro.

Esto quedó evidenciado el 16 de abril, cuando espontáneamente el pueblo cubano salió a las calles a despedir a los caídos por el bombardeo y asumir la responsabilidad de la defensa de la Revolución.

Fidel Castro anunció así, ante los miles de cubanos el carácter socialista de la Revolución.

“Porque lo que no pueden perdonarnos los imperialistas -afirmó- es que estemos aquí, lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es la dignidad, la entereza, el valor, la firmeza ideológica, el espíritu de sacrificio y el espíritu revolucionario del pueblo de Cuba.

Y añadió: “eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices, ¡y que hayamos hecho una Revolución Socialista en las propias narices de los Estados Unidos!… Esa Revolución no la defendemos con mercenarios, esa Revolución la defendemos con los hombres y las mujeres del pueblo”.

Desde ese día “nació realmente nuestro Partido marxista-leninista; a partir de aquella fecha el socialismo quedó para siempre cimentado con la sangre de nuestros obreros, campesinos y estudiantes…”, explicó Fidel Castro.

Esto significó el punto de partida de la maduración política del pueblo cubano, que definió el rumbo de su lucha por la independencia y el socialismo.

Complejo Escultórico Memorial a los Malagones, en el municipio de Viñales, Pinar del Río, erigido en homenaje a los primero milicianos del ejército popular cubano. 14 abril de 2012. AIN FOTO/Abel Ernesto RUBIO/sdl

El General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín (I), viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), hace entrega del grado inmediato superior a miembro de las Milicias de Tropas Territoriales, efectuada en la Plaza de Armas de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana, Cuba, el 16 de abril de 2012. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/Thm

Ceremonia de ascenso del grado militar superior a miembros de las Milicias de Tropas Territoriales, efectuada en la Plaza de Armas de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana, Cuba, el 16 de abril de 2012. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/sdl

Con motivo de conmemorarse el aniversario 51 de la proclamación del carácter socialista de la Revolución, fueron lanzadas 21 salvas de artillerías por cadetes de la Escuela Interarmas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General Antonio Maceo, Orden Antonio Maceo, en la Plaza de Armas de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana, Cuba, el 16 de abril de 2012. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/sdl

Ceremonia de ascenso del grado militar superior a miembros de las Milicias de Tropas Territoriales, efectuada en la Plaza de Armas de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana, Cuba, el 16 de abril de 2012. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/sd

Abel Derivet Milián (I), habla en nombre de los milicianos ascendidos del grado militar, en ceremonia presidida por el General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín (D), viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), en la Plaza de Armas de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana, Cuba, el 16 de abril de 2012. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/Thm

El General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín (I), viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), hace entrega del grado inmediato superior a miembro de las Milicias de Tropas Territoriales, efectuada en la Plaza de Armas de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana, Cuba, el 16 de abril de 2012. AIN FOTO/Omara GARCÍA MEDEROS/Thm

Complejo Escultórico Memorial a los Malagones, en el municipio de Viñales, Pinar del Río, erigido en homenaje a los primero milicianos del ejército popular cubano. 14 abril de 2012. AIN FOTO/Abel Ernesto RUBIO/sdl

(Con información de AVN)

Anuncios