Dan a conocer testamento de Pinochet

Augusto Pinochet

Augusto Pinochet

 

A cinco años y cuatro meses de la muerte del ex dictador Augusto Pinochet, el 10 de diciembre de 2006, la justicia chilena ha abierto el testamento del dictador. Sin embargo, como muchos vaticinaban, el documento no poseía nuevos nombres, por lo que los miembros del Consejo de Defensa del Estado van a pedir a la justicia chilena que se revele el anterior testamento, elaborado en el año 2000.

En el testamento que Pinochet modificó en 2005, cuando la justicia chilena comenzó a investigar a la familia por una supuesta apropiación indebida de fondos del tesoro público, solamente aparece un cambio de albacea, (el encargado de cumplir la última voluntad y custodiar los bienes de una persona fallecida), que reemplazó a Óscar Aitken por Julia Hormazábal. Por lo tanto, aún se desconocen los nombres de los herederosaunque por ley, los primeros serían su viuda, Lucía Hiriart, e hijos.

La titular del Tercer Juzgado Civil de Santiago, Soledad Araneda, había citado al notario Eduardo Avello y a los dos testigos presentes el día en que el ex general firmó el documento en su casa de La Dehesa, Jorge Aguilera y Carmen Carmona, amigos de la familia. El reloj marcaba las 9:17 horas de la mañana.

La familia del ex general es procesada desde 2006 por la supuesta apropiación indebida de millones de dólares del tesoro público. Una investigación del Congreso de Estados Unidos sobre el lavado de dinero en ese país, El Caso Riggs, puso de manifiesto que Augusto Pinochet modificó su testamento antes de morir, en el año 2005. Hasta el momento figuraba en manos de la justicia chilena la primera versión del testamento, fechada en el año 2000, anterior al inicio de las pesquisas judiciales.

En el primer documento, de tres carillas y en manos de la notaría Humberto Quezada Moreno, el ex general repartía entre sus familiares media docena de propiedades que poseía en diferentes regiones de Chile. Sus capitales estaban depositados en el Banco Riggs de Estados Unidos y en diferentes entidades financieras caribeñas, a nombre de sus familiares y de otros 27 personajes falsos.

Las propiedades que se repartieron eran una casa en Lo Barnechea, una parcela en Quintero, la casa de El Melocotón; departamentos en Reñaca, Iquique, Valparaíso y Vitacura, y tres vehículos. Todos los inmuebles fueron embargados en el marco del caso Riggs, que le costó a Pinochet el desafuero por malversación de caudales públicos provenientes del uso de gastos reservados, que se estimó en su momento en 2.056.840 dólares.

Un lío de números

La familia del dictador tiene además congelados más de 2,6 millones de dólares depositados en el Banco de Chile y 138 millones de pesos de vales vista del BankBoston (unos 280.000 dólares). Ahora, el Consejo de Defensa del Estado chileno pretende recuperar las posesiones del ex general, por lo que solicitó la apertura del testamento para determinar cuál es el patrimonio real y quiénes son los herederos, para en un futuro demandar responsabilidades.

Los cálculos sobre la fortuna de Augusto Pinochet son considerablemente variables. El Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile ha entregado al juez Manuel Antonio Valderrama, quien indaga el caso Riggs, un estudio con los fondos de Pinochet. Los especialistas calcularon la fortuna en 21.320.110 dólares, de los que 17.866.00 no se encuentran justificados y se desconoce su origen.

Por su parte, el juez que indaga el origen de las millonarias cuentas secretas del ex dictador Augusto Pinochet, Manuel Valderramaya había anunciado que la apertura del testamento “no tiene mayor trascendencia” para la investigación de la causa. Para Valderrama, los peritajes realizados en 2010 establecieron que “la fortuna de Pinochet ascendía aproximadamente a 26 millones de dólares”. Sin embargo, “no se ha hecho una evaluación una por una” ni se ha considerado “el dinero de los bienes muebles”.

Según publica el diario chileno ‘El Mercurio’ el perito Leonardo Torres dice que hay además una cantidad de gastos reservados que no se sabe dónde está, que asciende a 1.501.727 dólares. Otros 690.576 dólares fueron destinados a fines personales. En contraste, otro estudio realizado por el perito de la familia, Gonzalo Marín, ha determinado que el patrimonio de Pinochet era de 7,4 millones de dólares.

La familia Pinochet había decidido no abrir el testamento, pues los bienes están embargados y porque espera demostrar que el origen del dinero y de los bienes es lícito. Los Pinochet deben además 13.086.537 pesos chilenos (unos 26.000 dólares) en contribuciones. La defensa pide que esto se pague de los fondos del dinero embargado.

(Con información de El Mundo, España)

Anuncios