La llegada a los cines de Batman: el caballero de la noche asciende , prevista en la Argentina para el 26 de julio, despierta sin lugar a dudas las mayores expectativas del año para un lanzamiento cinematográfico, sólo igualadas en lo que va de la temporada por la extraordinaria repercusión en todo el mundo de The Avengers: los vengadores (ver recuadro).

La ansiedad por conocer la nueva aventura del hombre murciélago en la pantalla grande se apoya en varias razones, encabezadas por la casi obvia circunstancia de que estamos ante el cierre anunciado de una poderosa trilogía, iniciada hace casi ocho años con Batman inicia y continuada con la extraordinaria Batman: el caballero de la noche .

Para el tercer film, dirigido como los anteriores por el inglés Christopher Nolan, se pusieron al servicio de la producción unos 250 millones de dólares. A partir de semejante despliegue -muy superior en recursos a los títulos previos-, Nolan promete un final “épico”, en el que Batman y sus aliados enfrentarán a un adversario de poder inimaginable, resuelto a destruir por todos los medios Ciudad Gótica.

Así parece sugerirlo el trailer definitivo del film, que desde la semana última recorre incansablemente todos los blogs y redes sociales, en compañía de una serie de pósteres en los que se aprecia tanto a Batman como al villano invitado Bane (Tom Hardy, escondido detrás de una siniestra máscara que parece guardar explosivos) delante de edificios y construcciones reducidos a escombros.

A lo largo de dos minutos y medio quedan a la vista los resultados de las psicóticas amenazas de Bane, mediante la destrucción de una cancha de fútbol americano y de varios puentes. Al mismo tiempo desfilan por la pantalla los rostros de quienes acompañarán al Encapotado en esta aventura, la última -según propia confesión- para Nolan y también para Christian Bale, que encarnó a Bruce Wayne y Batman en esta trilogía. Así, nos reencontramos con caras familiares (Michael Caine, Morgan Freeman, Gary Oldman) y algunas nuevas: el mencionado Hardy, Joseph Gordon-Levitt, Marion Cotillard (todos ellos participantes de El origen , la anterior película de Nolan) y, sobre todo, Anne Hathaway, la nueva Gatúbela.

Del creciente interés por el nuevo Batman acaba de hablar Tim Burton, artífice del primer gran paso del héroe por la pantalla grande, con dos films realizados en 1989 y 1992. “Siempre dijeron que mis películas son oscuras, pero al lado de las de Nolan mi versión de Batman parece un alegre jugueteo”, señaló Burton hace unos días, en la avant première de su último film, Sombras tenebrosas .

Del Encapotado a Los vengadores

El director Joss Whedon disfruta como pocos del resonante éxito mundial de The Avengers: los vengadores, que hoy superará en la Argentina por primera vez en el año la marca del millón de espectadores y espera recaudar en todo el mundo unos 600 millones de dólares cuando concluya este fin de semana. Al hablar con los medios de Estados Unidos, Whedon recordó que había conversado con los estudios Warner para hacerse cargo de Batman antes de la llegada de Christopher Nolan, una iniciativa que quedó en el fracaso. El realizador pensaba en un Batman más introspectivo, preocupado -por ejemplo- en proteger a una chica acosada en un callejón similar al lugar donde los padres de Bruce Wayne fueron asesinados. “Ese era el gran momento inicial de Batman para mí, pero a los ejecutivos del estudio no les gustó”, dijo.

 

Anuncios