Corea del Sur: Tifón. Foto: Reuters

Corea del Sur: Tifón. Foto: Reuters

Al menos ocho personas han muerto, entre ellas cuatro pescadores chinos, y una decena están desaparecidas en Corea del Sur por el paso del tifón “Bolaven”, que causó el caos en el transporte en varios puntos del país y dejó unas 200.000 viviendas sin electricidad.

Los marineros chinos perecieron en la madrugada de hoy, cuando la fuerza del tifón hizo naufragar dos pesqueros con 33 tripulantes a bordo en aguas cercanas a la isla meridional de Jeju.

Un total de dieciocho pescadores pudieron ser rescatados con vida, mientras otros diez continúan desaparecidos, según la agencia surcoreana Yonhap.

Además, una anciana de 89 años murió al desplomarse un campanario en la ciudad de Gawngju, a unos 330 kilómetros al sur de Seúl, mientras que otras dos personas fallecieron al ser golpeadas por objetos y otra al caer de una terraza a causa del viento.

Las lluvias torrenciales y las fuertes ráfagas de viento destruyeron una quincena de complejos residenciales en la provincia de Jeolla del Sur y en la isla de Jeju, donde más de 70 personas tuvieron que ser evacuadas por las inundaciones, según la Agencia de Gestión de Emergencias Nacionales.

Corea del Sur: Tifón. Foto: Reuters

Corea del Sur: Tifón. Foto: Reuters

Corea del Sur: Tifón. Foto: Reuters

Corea del Sur: Tifón. Foto: Reuters

Corea del Sur: Tifón. Foto: Reuters

Corea del Sur: Tifón. Foto: Reuters

Corea del Sur: Tifón. Foto: Reuters

Corea del Sur: Tifón. Foto: Reuters

(Con información de EFE)

Anuncios