El artista alemán Hendrik Beikirch ha creado sobre la pared de una torre residencial en Corea del Sur el graffiti más alto de Asia, que representa a un viejo pescador como el símbolo de la clase trabajadora.

La obra se encuentra a una altura de 70 metros, en la ciudad de Busan, la segunda más grande de Corea del Sur, cerca del famoso complejo de rascacielos Haeundae I Park Marina.

El graffiti monocromático está protagonizado por un pescador de 60 años. La imagen y la ubicación del diseño son significativas. Haeundae I Park Marina es el símbolo del rápido desarrollo y la creciente riqueza del país, que no hace mucho era bastante pobre. El anciano trabajador frente al lujoso edificio representa a la población sudcoreana que sigue viviendo en condiciones difíciles, en comparación con sus ricos vecinos.

Sin embargo la imagen contiene también un llamamiento al optimismo: bajo el diseño hay una escritura en coreano que señala que ‘sin lucha no hay fuerza’.

Beikirch, conocido por sus monocromáticas obras artísticas, pintó el graffiti sin usar un proyector ni boceto. Para crear la imagen el artista tardó una semana.

(Tomado de Russia Today)

 

Foto: streetartnews.es.

 

Foto: streetartnews.es.

 

Foto: streetartnews.es.

Anuncios