Foto: Francisco Águila V.

 

Los gobiernos de ColombiaGuatemala y Méxicopidieron este martes al secretario general deNaciones UnidasBan Ki-moon, que llame a los Estados miembros a analizar el cumplimiento de las políticas antidroga y que convoque una conferencia internacional para optimizar las estrategias actuales.

“Resulta inaplazable revisar el enfoque mantenido hasta ahora por la comunidad internacional en materia de drogas, con el fin de detener los flujos de dinero proveniente del mercado ilícito de drogas“, plantean los tres Gobiernos en carta remitida formalmente por sus respectivos embajadores.

Destacan la importancia de que los resultados de esa revisión culminen “en una conferencia internacional que permita tomar las decisiones necesarias a fin de dar mayor eficacia a las estrategias y los instrumentos con los que la comunidad global hace frente al reto de las drogas y sus consecuencias”.

“Colombia, Guatemala y México invitan a los Estados miembros de la ONU a emprender a la brevedad un proceso de consultas que permita hacer un balance de los alcances y las limitaciones de la política vigente, así como acerca de la violencia que generan la producción, el tráfico y el consumo de drogas”, subraya la declaración.

Según los tres Gobiernos, la revisión de los actuales parámetros de la lucha contra las drogas debe efectuarse “con todo rigor y responsabilidad, sobre bases científicas, con el fin de establecer políticas públicas eficaces”.

La declaración conjunta da seguimiento a los pronunciamientos de los presidentes de Colombia, Guatemala y México en los debates de la 67 sesión de la Asamblea General de la ONU de la pasada semana, en los que pidieron al organismo internacional que asuma el liderazgo en la lucha antidroga.

“Naciones Unidas debe ejercer el liderazgo que le corresponde en este esfuerzo y conducir una profunda reflexión que analice todas las opciones disponibles, incluyendo medidas reguladoras o de mercado, a fin de establecer un nuevo paradigma que impida el flujo de recursos hacia las organizaciones del crimen organizado”, dijeron en la declaración conjunta.

En la misiva, insisten en la urgencia de llevar a cabo este proceso, ya que “a pesar de los esfuerzos emprendidos por la comunidad internacional a lo largo de décadas”, el consumo de drogas “sigue incrementándose a nivel global, lo que genera cuantiosos ingresos para las organizaciones criminales en todo el mundo”.

“Al contar con recursos financieros de enorme magnitud, las organizaciones de la delincuencia organizada trasnacional son capaces de penetrar y corromper las instituciones de los Estados”, se lamentan los tres Gobiernos latinoamericanos.

Hicieron, además, un llamado a todas las naciones del mundo a “refrendar su compromiso de combatir con determinación, y de acuerdo al principio de responsabilidad compartida y diferenciada, a los grupos criminales trasnacionales a través de mecanismos de cooperación internacional”.

El presidente saliente de México, Felipe Calderón, exigió en su comparecencia en la Asamblea que la ONU encabece una discusión “a la altura del siglo XXI” sobre el combate al narcotráfico, “sin prejuicios”, que lleve a encontrar soluciones con enfoques “nuevos y eficaces” más allá del actual enfoque prohibicionista.

Ante la comprobación de que los métodos actuales no resuelven el problema y de que la violencia que genera va en aumento, el colombiano Juan Manuel Santos y el guatemalteco Otto Pérez Molina lanzaron propuestas similares a la de Calderón. Los tres hablaron el mismo día, el miércoles pasado, ante el plenario de la ONU.

(Con información de EFE)

Anuncios