ban_ki_moon

 

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, pidió hoy en El Cairo a israelíes y palestinos que cesen la violencia de manera inmediata y protejan a la población civil de acuerdo a las leyes internacionales.

En una rueda de prensa junto al secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, Ban valoró los esfuerzos diplomáticos de la organización panárabe y países como Egipto para poner fin a la violencia desatada desde hace siete días en la franja de Gaza.

“Todas las partes tienen que parar la violencia inmediatamente. Cualquier escalada de violencia pone en riesgo a la región”, aseguró el secretario general de la ONU, que destacó que “no hay tiempo que perder” para detener el derramamiento de sangre y que ninguna preocupación de seguridad se resuelve con derramamiento de sangre.”

En ese sentido alertó contra la posibilidad de una operación terrestre de gran magnitud, la cual solo serviría para complicar la crisis, que podría extenderse a otros países, afirmó.

Desde mediados de la semana pasada, el Ejército israelí tiene desplegado un potente dispositivo de tropas de infantería y blindados en los bordes de Gaza y el sábado último el primer ministro de ese país, Benyamin Netanyahu, anunció que tenía la luz verde de su gabinete.

El secretario general enunció el peligro de que el conflicto en la Franja de Gaza, en el cual han muerto hasta ahora 111 civiles palestinos y tres israelíes, se extienda a países limítrofes, y anunció que hoy parte hacia Israel para sostener contactos con las autoridades de ese país.

Ban viajará hoy a Israel tras su paso por Egipto, y después tiene previsto dirigirse a Ramala, donde se entrevistará con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, para debatir su propuesta planteada en la Asamblea General de la ONU para lograr el estatus de Estado observador en dicho organismo.

Por su parte, Al Arabi dijo que su reunión con Ban Ki-moon estuvo centrada en la situación en Gaza, que calificó de “muy peligrosa”, y destacó la importancia de lograr una tregua.

En cuanto al papel de la Liga Árabe en el conflicto, el secretario general de esta organización insistió en revisar la iniciativa de paz árabe, ya que “el estancamiento actual es una pérdida de tiempo y permite que Israel ocupe más territorio palestino”.

Una delegación de la Liga Árabe viajará hoy a Gaza para expresar la solidaridad árabe con el pueblo palestino de la franja.

La operación “Pilar Defensivo” israelí contra Gaza entró en su séptimo día con un saldo de más de un centenar de palestinos muertos, un millar de heridos y tres civiles israelíes muertos y decenas de heridos.

Por otra parte, ambos responsables trataron la situación en Siria.

El secretario general de la ONU expresó su apoyo a la misión del mediador internacional Lajdar Brahimi y sus intentos para lograr una transición política en el país, así como mostró su preocupación por la “continua militarización del conflicto”.

Ban pidió también a la comunidad internacional que siga contribuyendo a los programas de Naciones Unidas para atender a los sirios dentro y fuera del país.

Mientras, Al Arabi agregó que la solución a la crisis siria debe partir de la declaración de Ginebra acordada por las principales potencias en junio pasado, que incluye un alto el fuego y la formación de un Gobierno interino para comenzar la transición.

Señaló al respecto que los palestinos se encuentran en una coyuntura decisiva para su demanda de un Estado propio en los territorios ahora ocupados por las tropas de Tel Aviv.

Terminar la ocupación dará paso a la solución de dos Estados, afirmó en rueda de prensa en esta capital en la que estuvo presente el secretario general de la Liga Arabe, Nabil el Araby.

Ban fue categórico al exhortar a todas las partes a abstenerse de continuar los ataques “y a ordenarlos”, y expresó el criterio de que “el derramamiento de sangre no contribuirá a la seguridad de nadie” y calificó de legítimas las preocupaciones israelíes respecto a su seguridad.

Aunque sin mencionar nombres, la alusión se refiere a las declaraciones de Netanyahu, quien ha expresado la tesis de que la devastación de la Franja permitirá a los israelíes disfrutar de mayor seguridad.

Asimismo anunció que acompañará hasta el cruce fronterizo de Rafah, que separa a Gaza de la Península de Sinaí, en Egipto, a la delegación de cancilleres árabes que se dirige hoy al territorio palestino en muestra de solidaridad.

Las declaraciones de Ban coinciden con persistentes versiones sobre la presencia en esta capital de un grupo de cuatro negociadores israelíes, los cuales sostienen contactos indirectos con delegados de Hamas, a través de oficiales de la inteligencia egipcia, para fijar las condiciones de una tregua, aún lejana, según los indicios más tangibles.

(Con información de agencias)

Anuncios