Mariano Rajoy

 

El Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, defendió nuevamente las reformas y la política de austeridad que ha impuesto durante los últimos 12 meses, a pesar de las masivas manifestaciones que rechazan los recortes, la continúa recesión del país y la tasa de desempleo más alta del mundo industrializado.

Así lo expresó durante una reunión de diputados, senadores, eurodiputados y representantes de los Parlamentos regionales de su Partido Popular (PP), que inauguró este lunes en la ciudad de Toledo (centro), bajo el lema “Un año impulsando reformas”.

“Nadie podrá decirnos que nos hemos quedado cruzados de brazos (…) Los españoles no nos eligieron para que todo siga igual, sino para impulsar un profundo camino de cambio que ya hemos empezado”, aseveró.

El próximo viernes 21 de diciembre se cumplirá el primer aniversario de su Gobierno, y desde entonces Rajoy se ha enfrentado a dos huelgas generales de sindicatos (en marzo y noviembre), continúas y multitudinarias protestas de calle, una España en recesión, un desempleo por encima del 25% y un déficit público que se estima crecerá en el próximo año.

Las manifestaciones contra sus medidas y recortes son consideradas las “más duras en la historia de la democracia española”, sacando a decenas de miles de ciudadanos a las calles en numerosas ocasiones, en más de cincuenta ciudades.

Actualmente, Madrid vive la cuarta semana de huelga indefinida del sector de la salud, quienes rechazan el recorte de las pensiones y la privatización del sector.

Estudiantes, trabajadores públicos, educadores, cuerpos de seguridad y hasta los jueces y fiscales han levantado su contra las reformas y el programa de ajustes.

Frente a toda esta situación, Rajoy ha reafirmado que las medidas de austeridad “son el único camino para sacar al país de la situación en la que se encuentra”, aunque sean “dolorosas” y aunque “algunas” contradigan las promesas electorales con las cuales ganó la presidencia.

“Sé que hay muchos que no las aplauden, y algunos se han manifestado en contra de ellas, pero sin las renuncias parciales de cada uno, la recuperación de todos es imposible”, dijo.

Rajoy sigue responsabilizando al Gobierno anterior, encabezado por el socialista José Luís Rodríguez Zapatero, de haberle dejado una herencia que lo llevó a actuar como lo hizo.

Anuncios