MOVIMIENTO COOPERATIVO

Twinpines.svg

 

 

es el movimiento social o doctrina que define la cooperación de sus integrantes en el rango económico y social como medio para lograr que los productores y consumidores, integrados en asociaciones voluntarias denominadas cooperativas, obtengan un beneficio mayor para la satisfacción de sus necesidades. Está representado a una escala mundial a través de la Alianza Cooperativa Internacional.  Los principios organizativos del movimiento cooperativo a su vez se fundamentan en valores éticos universales de cooperación y responsabilidad, como son:

  • Apoyo mutuo: es el accionar de un grupo para la solución de problemas comunes.
  • Esfuerzo propio: es la motivación, la fuerza de voluntad de los miembros con el fin de alcanzar metas previstas.
  • Responsabilidad: nivel de desempeño en el cumplimiento de las actividades para el logro de metas, sintiendo un compromiso moral con los asociados .
  • Democracia directa: toma de decisiones colectivas por los asociados (mediante la participación y el protagonismo) en lo ateniente a la gestión de la cooperativa.
  • Igualdad: todos los asociados tienen iguales deberes y derechos.
  • Equidad: justa distribución de los excedentes entre los miembros de la cooperativa.
  • Solidaridad: apoyar, cooperar en la solución de problemas de los asociados, la familia y la comunidad.

También promueve los valores éticos de la honestidad, transparencia, responsabilidad social y compromiso con los demás. Es a partir de estos valores que se fundamentan los lineamientos organizacionales del cooperativismo que se detallan más adelante.

Con varios precedentes a lo largo de la historia y con la experiencias teóricas y prácticas recientes de los socialistas utópicos, el punto de partida efectivo del movimiento cooperativo se inicia el 24 de octubre de 1844 en Inglaterra cuando un grupo de 28 trabajadores de la industria textil de la ciudad de Rochdale que se habían quedado sin empleo tras una huelga, constituyeron una empresa que se llamó Sociedad Equitativa de los Pioneros de Rochdale, a la cual aportaron cada uno la cantidad de 28 peniques.

Estos primeros cooperativistas, conocidos como los Pioneros de Rochdale se dotaron de una serie de normas que presentadas ante la Cámara de los Comunes del Reino Unido fueron el germen de los Principios cooperativos. Estas normas eran las siguientes:

  • Libre adhesión y libre retiro
  • Control democrático
  • Libertad radical y religiosa
  • Ventas al contado
  • Devolución de excedentes
  • Interés limitado sobre el capital
  • Educación continua
  • Neutralización de Activos y pro activosLa Alianza Cooperativa Internacional (ACI), organización creada en el año 1895, revisó estos principios en 1966 y 1995, siendo su versión más actual la que sigue:

Los principios del cooperativismo son:

  1. Libre adhesión: Significa que la cooperativa debe tener sus puertas abiertas para admitir socios y el interesado es libre para solicitar su admisión a ella cumpliendo ciertas condiciones ya previstas legalmente.
  2. Control democrático: La administración de las cooperativas las hacen los propios socios, los cuales, reunidos democraticamente en asamblea general, eligen por votación a quienes van a formar la junta directiva.
  3. Gestión de los administradores: Debe sujetarse a lo que manden los estatutos de la cooperativa. Los asociados pueden supervisar la actuación de los directivos a través de delegados que integran los distintos órganos de administración. Esto puede incluir un interés limitado al capital: para el funcionamiento de una cooperativa se necesita un capital por que si bien es una empresa sin fines de lucro ninguna empresa funciona sin capital. Se entiende por interés limitado al capital, un interés fijo que no depende de la cantidad mayor o menor de las utilidades.
  4. Educación cooperativa: Las personas asociadas tienen el deber de prepararse social y profesionalmente para desarrollar eficazmente los compromisos asumidos como socios.
  5. Reparto de excedentes: Los excedentes o sobrantes, provenientes de operaciones realizadas por la asociación cooperativa pertenecen a los asociados y deben distribuirse de tal manera que se evite ganancias de un asociado en detrimento a otro.
  6. Integración cooperativa: Los participantes de una cooperativa deben estar integrados, lo que quiere decir, que deben componer un todo de sus partes.
  7. Preocupación por la comunidad: Una cooperativa es una organización social vinculada directamente con la comunidad que la rodea y en la cual posee una participación activa dentro de la vida política de la misma. La solidaridad y el beneficio mutuo no radica solamente en mejoras sustanciales para los asociados de la cooperativa, sino también en la mejora de la calidad de vida de los habitantes de la comunidad. La participación activa de las cooperativas en la vida de la comunidad es plena aplicación de este principio sumado en el último congreso de la ACI, en 1995 en Manchester (GB).

 

El cooperativismo celebra hoy su día con notable empuje y nuevos riesgos

Por:  Gustavo Sánchez Romero

Una mirada hacia el momento que atraviesa actualmente la economía social lo muestra vigoroso y con un escenario que abre grandes expectativas pero alberga desafíos que demandan planificar el crecimiento. Un espíritu que desde 1884 promueve valores como el asociativismo y la participación.

 

El monumento a la cooperación, en Basavilbaso representa los sueños y valores.
El monumento a la cooperación, en Basavilbaso representa los sueños y valores.
El Banco Nación exhibió en Paraná el portfolio de productos.
El Banco Nación exhibió en Paraná el portfolio de productos.
En estos apenas 11 años que están transcurriendo de este entreverado siglo XXI el movimiento cooperativo argentino ha atravesado todos los estados posibles, y no sólo que ha sorteado las dificultades sino que se exhibe vigoroso y con un escenario social, político y económico impensado algún tiempo atrás.
Cierta mirada apresurada y de soslayo puede definir que la crisis argentina de 2001 primero, y la internacional luego con el derrumbe del sistema financiero pusieron a las cooperativas en un lugar clave ya que se convierten en herramientas de refugio para muchas personas.
Es posible que en un punto esto haya sido así.
Pero, en rigor, el trabajo de consolidación de un espíritu viene desde el mismo momento de la fundación en Rochdale, en base a valores y principios solidarios.
Este espíritu se mostró refractario a las consecuencias de los distintos ciclos del capitalismo central y marginal, y las vertiginosas transformaciones de esta década con el fin del Consenso de Washington y los cambios de paradigmas en un mundo que busca una luz para avanzar con algo más de certezas.
Hoy el mundo festeja el 167 aniversario de la creación de una nueva posición basada en valores democráticos y participativos.
Pero más que destacar el recorrido del cooperativismo, el momento merece exaltar que en la Argentina el sector de la economía social atraviesa un apogeo simbólico inédito, aunque esto no signifique un aluvión de experiencias reales o participación social.
De las casi 17.000 cooperativas que existen en la actualidad, más de 6.000 se inscribieron en los últimos seis años, es decir unas 1.000 por año, y la participación de la economía social en el Producto Bruto Interno ya llega al 10 %. Es casi un hecho que una de cada tres personas en este país tiene relación con el movimiento cooperativo.
Pero esta lectura sólo haría un anclaje parcial en la versión estadística del asunto.
Las cooperativas tienen un lugar de privilegio en la representación social como nunca antes, y las recientes leyes de Nuevos Medios Audiovisuales y Cajas de Crédito Cooperativas le abren un escenario de proyección aún no mensurable y que le auguran una participación más relevante aún.
Este crecimiento se refleja en todos los sectores: trabajo, vivienda, construcción, producción, etc., realizando un fuerte aporte al empleo. “Esto confirma su contribución a la creación de empleos decentes, la movilización de recursos y la generación de inversiones, mitigando los efectos de las crisis. Pero es el cambio en la actitud del Estado hacia el cooperativismo, manifestado desde 2003, el que marca un nuevo contexto que abre inéditas posibilidades y desafíos para el sector. Al mismo tiempo, lo impulsa a continuar y profundizar sus reclamos y a ocupar espacios concretos de poder desde los cuales incidir en las políticas públicas, constituyéndose en una herramienta de transformación social”, expresó recientemente Daniel Plotinsky en la revista Acción.

PARADIGMAS.El Ejecutivo Nacional y sus sucedáneos provinciales le han dado a la economía social un rol principal a la hora de resolver problemas, pero no ya como el último eslabón de las posibilidades para la subsistencia, sino como una plataforma para explorar posibilidades y potenciar individualidades, proyectos colectivos y asegurar el éxito de experiencias económicas.
Ese quizá es el mayor mérito que tienen las cooperativas en la primera década en su relación con el Estado, pero también allí reside su principal desafío.
El Estado puede ser un ámbito para concretar viejos anhelos a partir de una relación simétrica generando recursos y abriendo posibilidades para que la postergada proyección del sector deje de ser una quimera infinita, pero puede mudar trágicamente al abrazo del oso generando un efecto no deseado en virtud de sus consecuencias.
Inteligencia, oportunidad, prudencia y paciencia son algunas de las virtudes que el movimiento debe ponderar como insoslayables en este contexto histórico.
En la visibilidad actual del movimiento residen las fortalezas y debilidades para el futuro.
En todas las provincias se celebrará hoy, primer sábado de julio, el Día Internacional del Cooperativismo y se debatirá sobre la coyuntura y el futuro. A nadie escapará, a la hora del análisis, estos condicionamientos.
Si algo ha caracterizado al cooperativismo mundial es su prescindencia y equidistancia de los poderes; y su capacidad para resistir y constituirse en una alternativa válida sin más que sus propios valores, sueños y antecedentes. Todavía falta un largo camino por recorrer en la propia integración del sector.
La creciente participación de la economía social en este momento particular de la Argentina –tan floreciente en lo económico como controvertida en algunos puntos- genera una oportunidad de afianzamiento de lo construido y de definitivamente propulsar un proyecto social –de hecho el mismo Carlos Heller, presidente de Banco Credicoop lanzó una fuerza política de alcance nacional- transformador basado en valores como la participación, solidaridad y democracia.
Sin embargo, todos saben que el riesgo deja ver la sombra de su acechanza esperando a la vuelta de la esquina.

Los festejos centrales se realizarán hoy en Concordia
Cader (Cooperativas Asociadas de Entre Ríos); Red Cooperativa Concordia; el Instituto Técnico Superior de Concordia y con el respaldo y reconocimiento del Instituto Provincial de Cooperativas y Mutuales de Entre Ríos organizan hoy el XV Encuentro Provincial del Cooperativismo 2011, declarado de interés municipal por decreto Nº 868/11 y de interés educativo por disposición Nº 041 de la Dirección Departamental de Escuelas. Como todos los años, el propósito se centra en “generar el encuentro del movimiento cooperativo, transmitiendo sus valores para una sociedad más solidaria, comprometida y participativa organizamos este evento para el sábado 2 de julio y el domingo 3 de julio del corriente año”, aseguran los organizadores.
Se prevé el desarrollo de talleres con los siguientes temas: Educación cooperativa; cooperación entre cooperativas; compromiso con la comunidad; juegos cooperativos y pintura, y están dirigidos al público en general. La inscripción tiene un costo que incluye material informativo y almuerzo. Las actividades están previstas desde las 9.30 con las acreditaciones para dar luego al acto de apertura.
Desde las 11 se ha previsto el inicio de la feria y los talleres con relatos de experiencias.
Luego del almuerzo, se llevará a cabo el cierre de los stands con lectura de conclusiones y la presentación del grupo musical “Cielo arriba”. Para la noche se ha agendado un fogón y el domingo por la mañana una evaluación durante el desayuno.

El Banco Nación presentó sus líneas de financiamiento
La Bolsa de Cereales de Entre Ríos emitió un comunicado por el cual se conoció que con el propósito de brindar la mejor opción para concretar los negocios internacionales, se presentó de manera dinámica todas las líneas de productos y servicios que brinda el Banco Nación con la presencia del Presidente de la institución Oscar Montero, el gerente Miguel Pacheco, el subgerente Departamental Negocios de Comercio Exterior del Banco Nación Eduado Casado, el gerente zonal Paraná Francisco Chaparro, Jorge Ascencio, jefe de Negocios de Comercio Enterior y Eduardo Angelucci, responsable Gestión Comercial de la Gerencia Zonal Paraná.
Después de visitar la zonal Concordia, Eduardo Casado expresó que se encuentran en un momento de visitar todas las gerencias zonales del país. “El Banco cuenta con 39 gerencias zonales y todas necesitan apoyo en cuestiones de comercio exterior, fundamentalmente en estas reuniones se busca estar junto al Banco y las empresas, para crear la situación de llegada, de consulta de todas las dudas que se puedan tener. Desde Buenos Aires, colaboramos con todos los gerentes de zonales, de sucursales y con las empresas para cualquier planteamiento en materia de comercio exterior, tratando siempre de que culmine con total éxito la exportación de una empresa argentina”, aseguró el ejecutivo.

Créditos. En relación a las líneas de financiamiento Casado explicó que el Nación tiene todo tipo de líneas. “En este momento, Banco Nación es el banco que más líneas de crédito tiene, tanto en lo domestico como en comercio exterior. En nuestro caso, manejamos las de comercio exterior que son líneas de pre y financiación de exportaciones, de empresas exportadoras, de importación, avales de importación y exportación, toda una gama de operaciones independientemente de las situaciones que se puedan dar con una operación que sea difícil de armar y necesite una infraestructura especial. En general, todas las líneas para apoyar al exportador argentino las tenemos, con excelentes tasas”.
Los destinatarios directos de estas líneas de financiamiento son los exportadores finales. Dijo también que recientemente se ha creado una nueva línea para el productor no exportador, es decir aquel que le entrega el bien a una empresa que exporta y que hoy está en la etapa de granos, con acceso a una línea de hasta 270 días, con una muy baja tasa. En este sentido, explicó Casado que “ha tenido muy buena aceptación, ya que el exportador habitual tiene conocimiento, pero está el que recién se inicia o quien quiere crear un nuevo mercado, entonces estamos nosotros para apoyarlos con nuestras sucursales, las gerencias zonales, los gerentes de las sucursales y también las sucursales del exterior”.
Por su parte, Jorge Ascencio, jefe de Negocios de Comercio Exterior del Banco Nación, aseguró que “el resultado lo vamos a poder observar en el corto plazo. Hubo muchos interés aunque las distancias y los horarios no se compadecen con la disponibilidad de todas las personas que quisieran asistir a estas jornadas. Pero, evidentemente, nuestros gerentes, en horas de la tarde, tomarán conocimiento de esta nueva etapa del Banco, en cuanto a que es realizable una nueva línea de créditos a la medida de las situaciones, fundamentalmente en lo referente a comercio exterior”.

 

 

El 2012 fue llamado EL AÑO INTERNACIONAL DEL COOPERATIVISMO  ” UNA ALTERNATIVA PARA EL CAMBIO”

Por:  Silvia Porritelli

 

En un mundo en crisis, signado por el estancamiento que registran las principales economías, la solidaridad, la ayuda mutua, la integración y la organización colectiva adquieren vital importancia. Y es juntamente la economía solidaria, cuya visión y práctica reivindican el desarrollo personal y comunitario, el instrumento que millones de habitantes del planeta eligen como herramienta de transformación social y justicia.

Cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 2012 como Año Internacional de las Cooperativas, destacó la contribución que hacen esas entidades al desarrollo de la economía y de la sociedad, sobre todo su impacto en la reducción de la pobreza, la creación de empleo y la integración.

«Las empresas cooperativas ayudan a construir un mundo mejor». Este lema y desafío propuesto por la ONU a las entidades de la economía social tiene tres objetivos principales: crear mayor conciencia en la sociedad sobre la incidencia de las cooperativas en el desarrollo económico y social, fomentar la constitución y el crecimiento de las organizaciones solidarias -compuestas por personas e instituciones- para abordar sus necesidades económicas mutuas a través de un modelo de gestión democrático y participativo, y alentar a los gobiernos y organismos reguladores a implementar políticas, leyes y normativas que favorezcan su incremento y desempeño.

En la Asamblea General que realizó a fines del año pasado la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) en Cancún (México), su presidenta, Pauline Green, señaló que en el 2012 «el movimiento cooperativo mundial tiene una oportunidad única para dar un gran paso hacia adelante, y conducir el crecimiento de las cooperativas en todas partes del mundo». Asimismo indicó que es necesario aumentar masivamente el conocimiento y la visibilidad del tamaño y sostenibilidad de este modelo empresarial. Para lograr esta meta, la titular del máximo organismo internacional del cooperativismo dijo que«es preciso demostrar que los valores y principios que han inspirado a nuestro movimiento durante casi 200 años, son aún más relevantes hoy, porque colectivamente somos un movimiento de creatividad, innovación y talento que está brindando soluciones a los problemas del mundo actual».

En consonancia, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, expresó en un mensaje enviado a la Asamblea General que «las cooperativas tienen una presencia única e invalorable en el mundo contemporáneo». Ban Ki Moon destacó que las empresas cooperativas hacen posible la inclusión social y permiten que prosperen las pequeñas empresas, al tiempo que ayudan a reducir la pobreza y generan empleos decentes».
En el mismo sentido, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, sostuvo recientemente en el Foro Social Temático reunido en Porto Alegre que «La FAO necesita cooperativas y organizaciones de productores fuertes como socios claves en el esfuerzo para eliminar el hambre que sufren cerca de 925 millones de personas y responder a los desafíos del mundo de hoy».
Según el organismo de Naciones Unidas cerca del 75% de la población pobre de los países en desarrollo vive en áreas rurales. Una gran parte son pequeños productores que dependen directamente de la agricultura, la pesca, los bosques y el ganado para obtener alimentos e ingresos, pero carecen de acceso a los recursos y oportunidades necesarias para salir de la pobreza extrema. Asimismo, se informó que en 2011 más de 180 programas y proyectos de la FAO ayudaron a construir y fortalecer la capacidad de organizaciones de productores, cooperativas y grupos comunitarios locales para alcanzar sus objetivos.

Cambio de paradigma

El papel protagónico de las cooperativas durante este 2012 no se debe a una decisión arbitraria del organismo internacional, sino que es un reconocimiento a la tarea diaria que llevan adelante millones de personas en todo el mundo, quienes eligieron asociarse para desarrollar de manera mancomunada diferentes proyectos, emprendimientos y/o satisfacer distintas necesidades primordiales que el sistema lucrativo no pudo o no quiso resolver. De modo que en la actual coyuntura de crisis estructural del capitalismo, el cooperativismo se presenta como una alternativa de organización económica y social viable.
Según el sociólogo Ángel Petriella, el modelo capitalista tiene dificultades de sustentabilidad y ha llegado a un nivel de conflicto que no encuentra sus propias formas de resolución. Es preciso recordar que durante los años 90, en nuestro país decir «cooperativismo» era casi una mala palabra para el pensamiento neoliberal dominante. Esto parece haber quedado atrás al considerar las centenares de respuestas efectivas y positivas que da permanentemente el sector a innumerables problemas, como la recuperación del empleo, la prestación de servicios esenciales y de todo tipo, la creación de alternativas emprendedoras, la preocupación por la cobertura universal del financiamiento, la articulación de políticas con el Estado, entre tantas iniciativas. «En esta coyuntura -dijo Petriella-, aspiramos a que el cooperativismo juegue un rol importante como uno de los afluentes y atributos de una nueva organización de la sociedad».

Según observa acertadamente el presidente de Idelcoop, en el mundo, millones de personas están sufriendo las consecuencias de la peor crisis que se haya producido desde la década de 1930. Una crisis que numerosos analistas denominan «crisis civilizatoria», ya que es producto del agotamiento de un modelo de organización económica, productiva y social, y que también afecta al ámbito ideológico, simbólico y cultural. El quiebre del sistema capitalista saca a la luz las terribles consecuencias que trae aparejada la producción desmedida de mercancías y la acumulación y concentración de ganancias en pocas manos, sin miramiento en cuanto a la explotación indiscriminada de recursos ambientales, alimenticios, energéticos, hídricos y, fundamentalmente, recursos humanos.
Esta hecatombe global ha generado una creciente desigualdad y exclusión. El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somalia, señala que a nivel mundial el número de desempleados en 2012 puede llegar a 200 millones y, si la desaceleración se materializa y el crecimiento mundial cae por debajo del 2%, la cifra podría ascender a 206 millones en 2016, lo que afectaría particularmente a los más jóvenes. En consecuencia el panorama no es favorable, ya que frente a estos índices, para tratar de remediar esta grieta del modelo, las recetas a que se recurre sólo apuntan a aplicar ajustes desmedidos que perjudican principalmente a la porción más vulnerable de la población. Es así que, ante situaciones críticas, originadas por el accionar de los grandes conglomerados financieros, la respuesta más inmediata que adoptan es la de suprimir conquistas sociales, es decir, los derechos a la salud, la educación, el trabajo, la vivienda, entre tantos otros recortes.

De acuerdo con el análisis del funcionario de la OIT, para revertir estas orientaciones es imprescindible impulsar políticas de crecimiento equitativo, sostenible y equilibrado que atiendan la eficacia, la productividad y la competitividad, y que simultáneamente estén sustentadas en la defensa de la dignidad humana. «En un marco acordado para el crecimiento inclusivo, los ideales de cooperación y organización cooperativa serán tanto más eficaces en el cumplimiento de sus objetivos centrados en las personas», destacó Juan Somalia en una declaración emitida en octubre último.

Ventajas comparativas

Profundamente arraigadas en las comunidades locales, las cooperativas también forman parte de un movimiento mundial que representa a 1.000 millones de asociados. Como organizaciones empresariales que contribuyen al desarrollo económico, las cooperativas son fuentes de trabajo y medios de subsistencia en sus propias sociedades, generan más de 100 millones de empleos y aseguran el sustento de casi un cuarto de la población mundial. En conjunto, las 300 empresas cooperativas más grandes están valuadas en 1.6 trillones de dólares, lo que equivale a la novena economía del mundo.

A nivel global, las cooperativas tienen una presencia significativa en agricultura, servicios financieros, vivienda, salud y servicios, además de en muchos otros sectores y actividades. A lo largo de la historia, el modelo cooperativo ha demostrado ser una estructura asociativa de gestión apta para movilizar recursos económicos, humanos e ideológicos. Y, a diferencia de otros proyectos económicos, el cooperativismo tiene como valor agregado el concepto de gestión sin orientación al lucro.

«Las empresas cooperativas son parte del sistema económico vigente y como tales están influidas por las reglas sistémicas, de modo que en una coyuntura de crisis resultan inevitablemente afectadas por las condiciones externas -apunta Melchor Cortés, secretario del consejo de administración del Banco Credicoop-. Sin embargo, una gestión con apego a los principios en lo atinente a la participación democrática de los asociados, educación para la formación de dirigentes, integración entre cooperativas, y ejercicio consecuente de vínculos con la comunidad que las rodea, otorgan a las cooperativas ventajas muy importantes para enfrentar las dificultades».

En el contexto de colapso del sector financiero, donde la economía tradicional y lucrativa ha perjudicado a millones de personas, las empresas de la economía social y solidaria, vinculadas con el sector financiero, continuaron aumentando su base patrimonial. «Durante los últimos cuatro años -señala Pauline Green- estas entidades incrementaron las cuentas y los depósitos, y no dejaron de otorgar préstamos, tanto a familias como a empresas. Las cooperativas son entidades económicas basadas en las personas -continúa la dirigente británica- y, a diferencia de sus competidores, no están obligadas a trabajar para maximizar los beneficios de sus accionistas». Siguiendo las palabras de Green, en momentos en que multitudinarias voces provenientes de todo el mundo pugnan por hacer oír sus demandas y reclaman una respuesta, las cooperativas serían no sólo un modelo eficaz de gestión, sino también un modelo en el que se puede confiar.

Para Alberto Zevi, presidente del Centro de Estudios Legacoop -la más antigua de las organizaciones de cooperación italiana que agrupa a más de 15.000 entidades-, que las cooperativas hayan resistido mejor que las otras empresas a la coyuntura mundial no significa que no hayan sufrido. «Han afrontado mejor los problemas gracias al hecho de que, en general, estaban y están mucho más cercanas a las exigencias concretas de los socios», argumenta el dirigente italiano. Ante la posibilidad de que el cooperativismo se presente como alternativa al capitalismo, Zevi manifiesta que la economía de mercado se transformaría profundamente si el componente cooperativo fuese mucho más importante de lo que es hoy en día. «Habría que identificar algunos objetivos importantes -apunta-. La dinámica económica sería diferente si, por ejemplo, la incidencia cooperativa fuese al menos del 20% del producto nacional».
Para que esto pueda concretarse, el titular de Legacoop considera que es preciso multiplicar las relaciones entre las diversas formas cooperativas.«En la mayoría de los países las cooperativas de trabajo, crédito, consumo, las de pequeños empresarios, vivienda, etcétera, tienen relaciones limitadas entre ellas. Las chances de desarrollar sinergias son enormes. También habría que mejorar las formas de gobierno de las mismas cooperativas y su financiamiento».
Quienes están convencidos de que el cooperativismo es una herramienta de transformación, más allá de la satisfacción de necesidades, consideran que para alcanzar esa meta es fundamental que exista articulación con los Estados y participación en los espacios de decisión. Si bien es estratégica la vinculación entre autoridades públicas y cooperativistas, son las legislaciones claras y adecuadas las que, según entiende Zevi, permitirán el crecimiento del cooperativismo.

Para Cortés , en muchos casos, la falta de una legislación, que atienda las especificidades de las cooperativas las coloca en situación de debilidad competitiva cuando el mercado en que deben operar está influido por grandes corporaciones. Sostiene el dirigente del Banco Credicoop que una de las debilidades de las cooperativas pequeñas es su falta de escala económica para optimizar costos, tecnología y capacidad productiva, teniendo en cuenta que el contexto en que deben desarrollarse y actuar está marcado por las pautas de los grupos concentrados de la economía. «La integración, sea ésta horizontal o vertical, aunque no resulte sencilla, es la vía para superar esta dificultad», reflexiona Cortés.

El desafío

En la última década, en nuestro país quedó demostrado que la política social y la económica pueden converger en una política socioeconómica participativa. Un ejemplo de esto son las cooperativas que surgieron de la mano de la cartera de Desarrollo Social. Pero estas nuevas formas de autogestión, según el coordinador del departamento de Cooperativismo del CCC Floreal Gorini, Daniel Plotinsky, requieren importantes avances para lograr su crecimiento sostenido en el tiempo y para convertirse en opciones viables más allá de la ayuda que pueda darle el Estado. Como analiza el economista José Luis Coraggio en varios artículos publicados en diferentes medios de comunicación, «otra economía no se construye creando una economía pobre para pobres, sino que supone, como política pública, articular economía, política y sociedad, reconociendo que ni el Estado ni el mercado nos pueden sacar por sí solos de esta crisis de la vida en sociedad. Es preciso convocar con credibilidad a la efectiva y consciente participación de sujetos múltiples y diversos, organizaciones formales y redes informales, dirigentes sociales y comunidades, intelectuales, técnicos, maestros, médicos, empresarios y trabajadores organizados y no organizados».
Para el co-coordinador de la Red Latinoamericana de Investigadores en Economía Social y Solidaria, el paso que sigue consiste en modificar o crear estructuras económicas para que el sector cooperativo de la economía social vinculado con las comunidades, autogestionado, no orientado al lucro sino a la resolución de necesidades, aunque sí a la acumulación para su crecimiento y complejización se haga cargo de generar sistemas productivos y reproductivos.

En el discurso que dio Carlos Heller en el Foro de Líderes Cooperativistas de la ACI realizado en la ONU, el diputado dijo que «la empresa cooperativa como aporte a la construcción de un mundo mejor –en referencia al lema del encuentro- significa ya no pensar a la cooperativa como la rueda de auxilio para enmendar las fallas o los errores del sistema capitalista. Para nosotros significa pensar a los usuarios, los trabajadores responsables de la administración y la gestión, llevando adelante procesos de prestación de servicios, procesos de producción, donde el objetivo deje de ser el de obtener la máxima ganancia posible y pase a ser el de prestar el mejor servicio posible».El cooperativista, presidente de Banco Credicoop, aseguró que «se puede construir una sociedad verdaderamente democrática y solidaria, en la que la economía esté al servicio de todos; en la que la salud y la educación sean parte de un proyecto de desarrollo humano; en la que la vida, el arte, la cultura, y todos los bienes devengados del progreso tecnológico sean parte de una configuración ética que vaya sedimentando el nacimiento de una nueva sociedad. Una sociedad que le ponga límite a la codicia sustentada en los poderes hegemónicos y afiance la igualdad como objetivo. Una sociedad basada en la integración y el respeto a la diversidad», enfatizó Heller.

«Integración» y «respeto a la diversidad» son términos ignorados por las grandes empresas del lucro. Según el Observatorio de las Multinacionales en América Latina, actualmente, las 500 mayores corporaciones controlan una cuarta parte de la producción y la mitad del comercio mundial, su capacidad económica supera a la de muchos Estados y, en numerosos casos, se puede comprobar que los ingresos anuales de estas compañías son superiores al Producto Bruto Interno de algunos países. Es evidente que las grandes empresas multinacionales son las principales beneficiarias del proceso de globalización neoliberal. Esto significa que, en el actual modelo socioeconómico internacional, los derechos sociales de la mayoría de hombres y mujeres del planeta se encuentran sometidos a la lógica de un mercado dominado por las corporaciones transnacionales.
Pero en el escenario latinoamericano se ha ido consolidando un paradigma de pensamiento, que, en general, pone el acento en prácticas solidarias y de recuperación del empleo de la mano de políticas públicas con fuerte reconocimiento a los beneficios de la economía social cooperativa. En ese marco, la región tiene la oportunidad de difundir su ideario, profundizar sus prácticas y promover la movilización del más amplio conjunto posible de ciudadanos y organizaciones de la comunidad para construir un proyecto común basado en la solidaridad, la equidad y la inclusión social.

«A lo largo de los próximos 12 meses -señala el gerente general del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos y actual legislador porteño, Edgardo Form-, una de las tareas prioritarias del movimiento cooperativo mundial será llegar a la opinión pública a través de los medios de comunicación para exhibir logros tales como la generación de puestos de trabajo decente, la construcción de viviendas populares, el acceso a los bienes de consumo masivo en condiciones de calidad y precio adecuado; el financiamiento a las micro, pequeñas y medianas empresas; la atención primaria de la salud, el acopio y la comercialización de productos agropecuarios, entre otros servicios gestionados democráticamente por los propios asociados». «En otras palabras -continúa el cooperativista-, el propósito que anima a la ACI, en representación de 1.000 millones de cooperativistas de todos los continentes, es demostrar que no sólo es necesario cambiar los paradigmas económicos basados en el lucro desmedido, la especulación y la concentración de la riqueza, sino que es posible organizar la producción de bienes y servicios con un sentido profundamente humanista y solidario».

Es en este camino que las organizaciones cooperativas del mundo tienen la gran labor, durante este 2012, su año, de hacer visible la incidencia que ostentan en el planeta y su enorme potencialidad para instalar un modelo de organización empresarial capaz de lidiar con los desafíos actuales y de contribuir al crecimiento y desarrollo económico y social de las personas.

 

 

EL MOVIMIENTO HIPPIE

Peace_sign.svg

Es un movimiento contraculturallibertario y pacifista, nacido en los años 1960 en Estados Unidos.  La palabra hippie deriva del inglés hipster que solía usarse para describir a la subcultura previa de los beatniks (término relacionado pero no idéntico al de Generación Beat), que tuvo como base importante la ciudad estadounidense de San Francisco (California) y su distrito Haight-Ashbury. Esta nueva subcultura heredó algunos valores contraculturales de la Generación Beat y en menor grado del naturismo alemán. En algunos medios de comunicación se utilizaba el término beatnik para referirse de modo despectivo a la Generación Beat.   Los hippies escuchaban rock psicodélico, groove y folk contestatario, abrazaban la revolución sexual y creían en el amor libre.  Algunos participaron en activismo radical y en el uso de marihuana y alucinógenos como el LSD y otras drogas con la intención de alcanzar estados alterados de conciencia; en realidad una forma de rebelarse por la homogeneidad de conceptos que ofrece el sistema. También buscaron formas de experiencia poco usuales en esos tiempos, como la meditación. Debido a su rechazo al consumismo solían optar por la simplicidad voluntaria, ya sea por motivaciones espirituales-religiosas, artísticas, políticas, y/o ecologistas.   A finales de los años sesenta en EE. UU. los hippies constituyeron una corriente juvenil masificada, para después quedar pasada de moda(anticuada), pero las siguientes generaciones llamados neo-hippies mantendrían vivo al movimiento como una subcultura establecida en muchas formas y con nuevas generaciones hasta hoy. Así pues han erguido fenómenos como la Rainbow Family, la escena psytrance y goa trance o losdeadheads y phishheads. En tanto pequeños enclaves de hippies originales y neo-hippies continúan desarrollando en parte este estilo de vida, aunque

Allen Ginsberg es uno de las figuras claves el cual es asociado con los beats como poeta y a mediados de los sesenta cambiaría de atuendo para así también ser asociado bastante con el movimiento hippie.  De todas formas habría que diferenciar la actitud diferente entre los beats y los hippies. Mientras los primeros tendían hacia el cinismo, gustaban de la filosofía existencialista y vestían usualmente todo de negro o marrón, los hippies tenían una actitud más positiva y vestían de ropas multicolores. La influencia clave del los beats con los hippies fue el estilo de vida bohemio y una actitud antiautoritaria. Por otro lado San Francisco, que ya era una ciudad importante para la Generación Beat, se convirtió en “La Meca” del movimiento hippie.   Durante el comienzo de los 1960s el novelista Ken Kesey y los Merry Pranksters vivían comunalmente en La Honda, California. Los miembros de este colectivo incluían el héroe de la Generación Beat Neal Cassady, Ken Babbs, Mountain Girl, Wavy Gravy, Paul Krassner, Stewart Brand, Del Close, Paul Foster, George Walker, Sandy Lehmann-Haupt y otros. Sus acciones y travesuras fueron documentadas en el libro de Tom Wolfe The Electric Kool-Aid Acid Test. En un bus escolar llamado “Furthur” (una deformación intencional de la palabra inglesa para más allá haciéndola parecer a la palabra inglesa para “futuro”), los Merry Pranksters viajaron a través de los Estados Unidos para celebrar la publicación del libro de Kesey y para visitar la Feria Mundial de 1964 en la ciudad de Nueva York. Los Pranksters eran conocidos por usar marihuanaanfetaminas, y LSD, y durante sus viajes introdujeron a mucha gente a estas drogas y a su estilo de vida. Los Merry Pranksters filmaron y grabaron en audio sus viajes en bus, creando una experiencia multimedia que después se presentaría al público en la forma de festivales y conciertos realmente novedosos.

Otra influencia clave fue el movimiento de música folk estadounidense el cual tenía base fuerte en el Greenwich Village de Nueva York y en Berkeley en California. Chandler A. Laughlin III era fundador de un bar de conciertos de música folk llamado Red Dog Saloon, como muchos bares al viejo estilo del oeste norteamericano. En el verano de 1965, Laughlin reclutó a gran parte del talento californiano que llevó hacia la amalgama única de música folk tradicional y la escena del rock. El y otros crearon lo que se comenzó a conocer como “The Red Dog Experience”, en la cual estaban bandas como los bluseros Big Brother and the Holding CompanyJefferson AirplaneQuicksilver Messenger ServiceThe Charlatans (quienes impusieron una vestimenta eduardiana), The Grateful Dead y otros que tocaron en el Red Dog Saloon de Virginia City, en Nevada. .  Laughlin ya vestían en la forma posterior típica de los hippies con el pelo largo y ropa con influencias indígenas estadounidenses y George Hunter ´mostraba cierto fetichismo por el estilo eduardiano que también iba muy de acorde al paisaje de viviendas victorianas auténticas de San Francisco.
spot1

En los conciertos que tocaban estas bandas se comenzó a crear el show de luces psicodélicas  y masivas fiestas en donde se bailaba en forma libre. Algunos de los primeros hippies fueron estudiantes del San Francisco State College intrigados con el movimiento en gestación.  Muchos de estos se unieron con las bandas de su preferencia y comenzaron a vivir en el legendario barrio de San Francisco de Haight-Ashbury. Asimismo jóvenes de otras partes de EE. UU. comenzaron a mudarse a San Francisco a Haight-Ashbury. Las acciones de teatro callejero, como el de la S.F. Mime Troupe, y happenings comenzaron a darse en este contexto.  A fines de 1966, los Diggers fundados por Emile Grogan, organizaron reuniones en encuentros concertados por los periódicos alternativos del Haight como el San Francisco Oracledonde se regalaban cosas como comida, drogas, dinero, y se realizaba arte político. Casi en respuesta a todo esto se declaró ilegal al LSD en el estado de California en octubre de 1966.

El año de 1967 usualmente es conocido como el verano del amor. El 14 de enero se llevó a cabo el Human-Be In: A Gathering Of The Tribes (Encuentro entre humanos: Un encuentro entre las tribus) en el cual se dieron actividades diversas como una feria de productos contraculturales, discursos de personalidades como Timothy LearyRam DasGreg Snyder (quien luego de hablar de la Era de Acuario, se limitó a tocar una caracola) así como la poesía beat y los mantras hindúes de Allen Ginsberg y las espectaculares tocatas de Jefferson Airplane, Quicksilver Messenger Service, Sopwith Camel y The Grateful Dead. Se estima que asistieron alrededor de 20,000 personas de todo el país, y el evento fue ampliamente difundido por la televisión internacional, que aunque lo hacía con cierto desdén y morbosidad ante el espectáculo freak representado, tuvo el efecto de propagar rápidamente ese estilo de vida tan libre en la juventud norteamericana e inglesa. En junio se dio el famoso Festival Pop de Monterey en el cual tocaron las bandas psicodélicas de San Francisco así como bandas británicas como The Who y The Animals como además se dio el hecho importante allí del lanzamiento a la fama en su tierra natal EE. UU. del extraordinario Jimi Hendrix. Estos hechos le dieron notoriedad internacional al fenómeno hippie y así mismo fue recibido con escándalo y rechazo las propuestas de vida de los hippies por parte de sectores conservadores de EE. UU. Lo que más escandalizaba era el uso de drogas de los hippies y sus prácticas sexuales libertarias hedonistas.

La atención masiva de los medios de comunicación estadounidenses al movimiento hippie causó molestias inclusive dentro de los mismos hippies. En un parque de San Francisco al final del verano del amor los Diggers decidieron organizar un evento teatral-político llamado “La muerte del hippie” en el cual se enterró simbólicamente a un hippie en un ataúd. Denunciaron allí al fenómeno de atención nacional como mucho una creación de los medios de comunicación.  En alguna forma se quería también denunciar como esto había causado la llegada de muchas personas a San Francisco con perspectivas limitadas a la fiesta y las drogas y poco alineadas con los valores más profundos en gestación como la no violencia y la creación de una sociedad alternativa. En algunos casos se dio la llegada de personas adictas a drogas duras como la heroína y con comportamientos violentos asociados al consumo de estas. En sí, se quería denunciar la mercantilización de la moda hippie y su recuperación por el capitalismo de consumo que ya comenzaba a dar indicios de querer presentar una moda hippie para el consumo masivo. De todas formas el fenómeno y las formas de vida estereotipadas por medio de los medios de comunicación adquirieron una notoriedad nacional.  Los sectores conservadores de la sociedad estadounidense también se encontraban reaccionando contra el movimiento de Derechos Civiles que en ese entonces peleaba por la desegregaciónracial de EE. UU. En este contexto sectores de afro-estadounidenses dentro del movimiento de derechos civiles se radicalizaban y así aparecieron las Panteras Negras en la ciudad vecina de San Francisco, la ciudad de Oakland. Aunque el ímpetu de los hippies y los cercanos a ellos poseía un claro sentido político, este comenzó a provocar una convergencia de muchos hippies con los movimientos sociales reivindicativos de la época.

La causa que llevó a muchos hippies a entrar en la protesta social fue la Guerra de Vietnam. En algunos casos se dieron alineaciones con una perspectiva política más amplia e inclusive el llevar a las propuestas utópicas a la práctica vivencial radical como fue la aparición de comunidades intencionales hippies. Este movimiento tuvo como pionero al proyecto llamado Drop City el cual comenzó como un intento artístico creativo pero que atrajo la atención y el voluntariado de muchas personas. Esto se dio en Colorado en donde posteriormente se establecerían otrascomunidades intencionales hippies.

Asimismo desde 1964 comenzó a darse un importante movimiento de prensa alternativa contracultural. Los Diggers constituían un ala de los hippies altamente politizada con posiciones políticas de izquierda libertaria. Posteriormente se daría la aparición de los yippies los cuales deseaban profundizar y expandir las propuestas y acciones anticapitalistas de los diggers así como sus formas de acción directa basadas en el happening y en el humor subversivo. Estos adquirieron su mayor nivel de notoriedad nacional en la convención nacional del Partido Demócrata de 1968 en donde decidieron “presentar” como “candidato presidencial” a un cerdo al que llamaron Lyndon Pigasus Pig. Los hippies politizados se comenzaban a alinear con el movimiento de derechos civiles y el movimiento contra la guerra de Vietnam

871_Woodstock_36

Festival de Woodstock de 1969.

En agosto de 1969 tuvo lugar el famoso Festival de Woodstock con la asistencia de alrededor de 500.000 personas de todo el país. Entre los artistas que se presentaron allí están Richie HavensJoan BaezJanis JoplinSly & The Family Stone, The Grateful DeadCreedence Clearwater RevivalCrosby, Stills, Nash & YoungSantanaThe WhoJefferson Airplane, y Jimi Hendrix. Se organizaron servicios médicos y de seguridad principalmente por el colectivo Hog Farm de Wavy Gravy. Estos se habían aliado en la convención del partido demócrata de 1968 con los yippies y ya se encontraban viviendo comunalmente. La comuna de Hog Farm se encuentra hasta hoy en existencia en California.

Este momento fue la cúspide del movimiento. La reacción mediática y conservadora posteriormente quiso desprestigiar al movimiento entero asociándolo a dos hechos terribles sobre los cuales se desplegó una fuerte acción. Por un lado estuvo el asesinato de un joven negro por parte de un miembro de la pandilla de motocicletas Hell’s Angels en el concierto de Altamont en California de 1969, mientras tocaban los mismísimos Rolling Stones. Por otro lado se intento asociar a los asesinatos de Charles Manson de 1970 con los hippies y el movimiento contracultural. Para muchos Manson parecía un hippie típico debido a su pelo largo y a sus prácticas sexuales promiscuas. De todas formas tenía un registro policial con varios crímenes de robo y agresión física armada contra otros e inclusive salió de la cárcel en 1967 justo para el Verano del Amor. Las prácticas de Manson estaban diametralmente opuestas con los valores hippies de pacifismo y empatía pero muchos decidieron asociarlo con ellos de todas formas.

Declive de la moda hippie en EE. UU.

El escándalo mediático sobre los hechos de Altamont y el caso Manson desprestigiaron a los hippies, incluso entre gente que en un principio simpatizó con ellos. Por otro lado, partes de la estética hippie, como el pelo largo o los pantalones de campana, se convirtieron en simple moda seguida por muchos jóvenes en EE. UU. que podían no compartir los ideales hippies.  Por otro lado, la evolución de las comunidades intencionales fue desigual. La mayoría no sobrevivieron al comienzo de la década de los setenta, pero se dieron casos como el de la Hog Farm. que aún existe. El movimiento en EE. UU., desde los setenta en adelante, regresó los orígenes, al underground.

Aunque este movimiento fue de origen estadounidense, se expandió dentro de la globalización general de la subcultura juvenil rebelde de los sesenta. En EE. UU. la subcultura se expandió sobre todo a partir de 1966-67 desde su origen californiano hacia el este del país, y después llegaría a Europa, América Latina, y Oceanía. El año 1967 así fue conocido como el verano del amor y después se alcanzaría un punto cúspide en el festival deWoodstock de 1969 en la costa este de EE. UU. Cuando se declaraba el fin de los hippies en EE. UU. a comienzos de la década de los setenta, en algunas partes del globo recién llegaba la influencia hippie. Asimismo en muchos casos como paso en EE. UU. a fines de los sesenta mucha gente tomó esta influencia en forma superficial ligada a una estética de ropa o a escuchar rock y estar en fiestas o usar drogas.

Posteriormente se daría una profundización cultural que ya se verían posiciones de responsabilidad social y ecológica como valores a tener en cuenta, realizándose acciones para lograrlo. Esto incluía cosas como el tomar acción sobre la basura en los conciertos de los setenta y ochenta de los Grateful Dead lo cual iba en muchas veces a cargo de los mismos deadheads.

Las ideas y los caminos que estas motivaban de todas formas siguieron su curso. Algunos hippies decidieron comenzar a viajar por varias razones. Así es famosa la aparición en los setenta del hippie trail o el camino hippie. Usando varias formas de reducción de gastos muchos hippies se decidieron a tomar largos viajes a través de EE. UU. o inclusive el mundo. Una ruta muy popular fue la que comenzaba en Europa, en ciudades como Londres o Ámsterdam. Después Luxemburgo, y posteriormente IbizaEstambulTeheránHeratPeshawarLahore y finalmente Katmandú o la isla de Goa en la India.9 Katmandú todavía tiene una calle conocida como “Freak Street” en memoria de los miles de hippies que pasaron por allí. Otros continuaban a IndiaSri Lanka, y en algunos casos Australia y Nueva Zelanda. Las motivaciones para esto eran muchas así como las razones del porque llegar a una ciudad en específico. En el caso de lugares como la India lo que se buscaba era algún encuentro espiritual o el conocer más las prácticas religiosas-espirituales orientales. Otras como Londres o Ámsterdam eran escogidas por su vibrante vida bohemia,artística y underground. Ciudades como Katmandú eran escogidas por el hecho de que el consumo de drogas psicoactivas era legal allí.

Otras vías que tomaron los hippies o los influenciados por estos fueron las de una búsqueda religiosa-espiritual. Está el caso del Jesus movement el cual era una sección de hippies cristianos que simpatizaban con las posiciones de la simplicidad voluntaria pero se alineaban con las posiciones de rechazo del sexo extra-matrimonial (fornicación) y las drogas usuales del cristianismo. Tendían a querer situaciones comunitarias similares a las de los cristianos originales bajo el Imperio Romano. Otros casos se dieron en los cuales algunos tomaron las vías de cultos new age,neopaganismo, neochamanismo o religiones y cultos orientales. El sincretismo religioso era una tendencia importante en esa época. Algunos hippies abandonaron el hippismo por estas tendencias. Otros no.

Asimismo, está el masivo movimiento de viajeros en casas carro de Nambassa, Nueva Zelanda a fines de la década de los setenta. En el Reino Unido en los ochenta aparecerían con fuerza los New Age Travellers que viajaban alrededor del país recorriendo los festivales de música gratuitos. Estos protagonizaron el evento conocido como la Batalla de Beanfield en la cual se quiso realizar el Festival de Stonehenge de 1985 pero esto fue impedido por la policía antidisturbios, todo en una forma que después anticiparía al movimiento freetekno y sus fiestas techno okupa de los noventa y 2000. En EE. UU. en los años setenta, ochenta y noventa, así mismo aparecerían grupos de fanáticos de la banda psicodélica folk The Grateful Dead que fueron conocidos como deadheads y seguían a la banda en sus múltiples tours alrededor del país en fiestas interminables.

Algunos viejos y nuevos hippies comenzaron a aparecer en los ochenta junto con un renovado interés de la juventud de ese entonces en la subcultura de los sesenta. En está década comenzaron a aparecer en EE. UU. las llamadas jambands que seguían el estilo de The Grateful Dead de rock improvisatorio y rock progresivo. La banda más conocida de este movimiento fue Phish y esta lograría un culto parecido a los deadheads. Así también durante los tours del grupo Phish que realizaba alrededor de la geografía de su país, eran seguidos por numerosas colectividades de phishheads quienes practicaban un estilo de vida muy cercano al de las comunidades hippies de los años sesenta.

Otro desarrollo tuvo influencia en nuevas generaciones de hippies o neohippies.

En la isla de Goa en la India se había establecido una fuerte influencia de hippies desde los sesenta e inclusive algunos se quedaron a vivir en ella. Esto había pasado por la aparición en los setenta del hippie trail o camino hippie. En los ochenta en esta isla comenzó a llegar la música electrónica de Europa y el techno. Así comenzaron a ser populares entre los hippies de allí la música de artistas como el Rock espacial, el krautrock de Kraftwerk o Klaus Schulze y su música espacial new age. Esta música se caracterizaría por el uso de instrumentos electrónicos como sintetizadores. En los ochenta aparecería el tecno y en los noventa aparecerían el Goa trance y el Psytrance. La subcultura rave retomaría algunos aspectos de los hippies y fue así que nuevos hippies abrazarían al goa trance y al psytrance o trance psicodélico

Así en gran parte de occidente existen algunos grupos de hippies y neohippies que preservan y renuevan los valores y estilos de vida “hippies” en una forma u otra.

Actualmente existe cierta tendencia a encontrar hippies cercanos al psytrance y otros que se han quedado en el gusto por el rock psicodélico, el rock progresivo o la música folclórica de sus países. Muchos de los hippies cercanos al psytrance ahora participan en el movimiento contemporáneo del freetekno que se basa en fiestas electrónicas ilegales masivas en Europa y América del Norte. Es también común encontrar neohippies que escuchan todos estos géneros de música al mismo tiempo.

Los festivales de rock masivos o de arte al aire libre al estilo sesentero continúan en muchas formas y algunos de estos, que se desarrollan hoy en día, tienen una fuerte reputación hippie. Así pues tenemos al festival Burning Man de EE. UU. o Glastonbury en el Reino Unido. En estos festivales se combina música de diferentes características y origen, con manifestaciones artísticas de diverso tipo; fiesta que se propone mantener una fuerte cultura basada en el respeto, ecologismo, y en la celebración de la diversidad y la interculturalidad.  Por otro lado además de movimientos como los New Age travellers existen otros de alcance global como los llamados Rainbow Family Gatherings que implican encuentros en los que se quiere crear un ambiente y una celebración de paz, diversidad, libertad, ecologismo y solidaridad. Usualmente asisten personas interesadas en la perspectiva de la Sociedad alternativa y se suelen realizar múltiples actividades como círculos de tambores, música en vivo, círculos de meditación y espiritualidad alternativa y acampadas.  Los Rainbow Family Gatherings suelen tener festivales en EE. UU. así como festivales mundiales en diversas partes del globo.

Otro rasgo asociable a los hippies es el gusto por viajar. Esto es uno de los puntos bastante asociables a la influencia de la Generación Beat, de donde la obra de Jack Kerouac On the Road (En el Camino) de 1957, representa toda una invitación literaria hacia el autodescubrimiento mediante el viaje y la aventura.

El estereotipo sobre los temas de amor y sexo decía que los hippies eran “promiscuos, teniendo salvajes orgías sexuales, seducían a adolescentes inocentes y toda forma de perversión sexual”  El movimiento hippie apareció en medio de una creciente revolución sexual en la cual muchos puntos de vista del status quo sobre este tema fueron cuestionados  Los hippies heredaron un punto de vista y de práctica contracultural sobre el amor y el sexo de la Generación Beat y “sus escritos influenciaron a los hippies a abrirse cuando el tema del sexo venía, y a experimentar sin culpa o celos.”  Un eslogan popular apareció que decía “Si se siente bien, hazlo! y esto “significaba que eras libre de amar a quien quisieras, cuando quisieras, en la forma que quisieras. Esto incentivó la actividad sexual espontánea. Sexo grupal, sexo público…homosexualidad, todos los tabúes se fueron por la ventana. Esto no significa que el sexo tradicional…o la monogamia no se conocía, mas bien lo contrario. De todas formas, la relación abierta se convirtió en una parte aceptada del estilo de vida hippie. Esto significaba que tú podías tener una relación primaria con una persona, pero si otra te atraía, podías explorar dicha relación sin rencor o celos.”

Los hippies abrazaron el viejo eslogan del amor libre de los radicales reformadores sociales de otras eras y así “El amor libre hizo obsoleto a todo el paquete que significaba amor, matrimonio, sexo, bebés. El amor no era ya limitado a una sola persona, podías amar a quien sea que escogieras. De hecho, el amor era algo que compartías con todos, no solo tus parejas sexuales. El amor existe para ser compartido libremente. También descubrimos que mientras más compartes, más recibes. Así, ¿para qué reservar tu amor para unos pocos elegidos? Esta profunda verdad fue una de las grandes revelaciones hippies” La experimentación del sexo junto a las drogas psicodélicas también ocurrían debido a la percepción de estas como deshinibidoras mientras otros exploraban los aspectos espirituales del sexo.

El ícono del hippie suele ser un hombre con el pelo y barba notablemente más largos que lo considerado «elegante» en la época. Ambos sexos tendían a dejarse el cabello largo y algunos hippies caucásicos lo llevaban al estilo afro, imitando a los afroamericanos. Una manera de romper con los patrones sociales existentes era algo tan simple como llevar los pantalones puestos fuera de su lugar, en el hip o cadera, haciendo lucir a la persona desaliñada. De ahí una de las acepciones de la palabra hippie, el que lleva los pantalones a la cadera.   Entre las mujeres apareció la tendencia de no llevar sujetadores y de no afeitarse axilas o piernas. Esto tendría influencia en el feminismo de décadas posteriores pero todavía fueron más trascendentes otros valores como el del amor libre, el cual argumentaba a favor del derecho al placer, evitando las restricciones de la familia nuclear y el Estado.  Mucha gente no asociada a la contracultura consideraba estos largos cabellos una ofensa, o «anti-higiénicos», o consideraban aquello «cosa de mujer». El entonces gobernador de California,Ronald Reagan, definió al hippie como «un tipo con el pelo como Tarzán, que camina como Jane y que huele como Chita».

RussianRainbowGathering_4Aug2005

Esto se hacía en abierta rebeldía contra las construcciones de género de la sociedad basada en una estricta división de roles y comportamientos para los sexos. También los hippies abrieron vía para la tolerancia y el respeto a la homosexualidad y las relaciones interraciales.  Para ambos sexos, tanto el cabello largo como su forma de vestir funcionaban como señal de pertenencia a esta contracultura y muestra de su actitud iconoclasta.

Es una acción típica de los hippies el llegar a un lugar y sorprender positiva o negativamente a aquellos con estilos y formas más convencionales ya sea individualmente o en grupo. Estas situaciones eran y son usualmente disfrutadas por los hippies y a veces hasta pueden alcanzar niveles teatrales, festivos o de happening en algunos casos acompañadas de música en vivo. A veces esto es planeado y otras veces no y suelen estar sazonadas por la usual actitud alegre y relajada típica hippie que espera que se contagie al resto.La filosofía hippie tuvo un importante impacto en la cultura influenciando la música, el cine, la literatura y el arte. Asimismo algunos valores hippies como la tolerancia y celebración de la diversidad cultural y étnica han logrado amplia aceptación incluso por la sociedad mayoritaria. También sus valores de libertad sexual (amor libre) y su búsqueda de formas de espiritualidad alternativa han logrado expansión y aceptación.

Por otro lado los hippies anticiparon el movimiento New Age o Nueva Era así como múltiples movimientos reconstruccionistas y conservacionistas de culturas locales amenazadas por la globalización homogénea de la sociedad occidental, y en alguna forma, también, al movimiento ecologista. La idea que manejaron en torno a la sociedad era la de la construcción de una Sociedad alternativa, idea que tuvo importante influencia en subculturas y movimientos políticos de socialismo libertario y ecosocialismo posterior.

Otras características asociadas al movimiento

Ejemplo de una camiseta al estilo psicodélico tye-dye.

  • Ropas de colores brillantes (de estética psicodélica) o, en su defecto desteñidas: camisas floreadas o muy coloridas, largas faldas, pantalones de campana (botamanga ancha),etc. Se inspiraron también en estilos de vestir no occidentales, como las ropas nativas americanas (cherokee), de laIndia o africanas, y adoptaron símbolos como la flor o motivos de los indios americanos. Muchos de los hippies se confeccionaban su propia ropa, en protesta ante la «cultura consumista» (como lo hicieron, por ejemplo, en los 60 los colectivos The Firesigns de California y The Fool en Inglaterra).
  • Les agradaba tocar y componer música en las casas de amigos o en fiestas al aire libre como en el Human Be-In en la ciudad de San Francisco (California), celebrado el 14 de enero de 1967, evento que dio a conocer bien al movimiento. Asistían a festivales como el Festival Pop de Monterreyen junio de 1967 y el Festival de Woodstock en agosto de 1969. Actualmente, existe el llamado Burning Man Festival.
  • Amor libre, ejemplificado en su rechazo a la institución del matrimonio como obligatorio y el desarrollo de una conducta sexual libre de las regulaciones provenientes de la Iglesia cristiana o el Estado, vistas como intromisiones en la vida personal y obstáculo en la libertad individual. Generalmente, son tolerantes con la homosexualidad y la bisexualidad. También son conocidos por apreciar el placer y por asociar el sexo a valores beneficiosos para las personas.
  • Vida en comunas, aunque ya no tan habitual, en libre asociación comunitaria.
  • Gusto por la creación de situaciones y la creación de Zona temporalmente autónoma.
  • Uso de incienso, tomado esto del budismo zen que promovieron escritores de la generación beat como Jack KerouacAldous Huxley y Alan Watts; además de una recuperación de los valores naturales de las plantas.
  • En la mayoría de ellos el uso de drogas como marihuanahachís, y alucinógenos como el LSD y la psilocibina (extraída de hongos psilocibios), son algo habitual ya sea para diversión o para lograr una «expansión de la mente y la conciencia» mediante la «experiencia psicodélica»; algo predicado por Aldous HuxleyAllen Ginsberg y principalmente Timothy Leary a principios de los 60. Posteriormente esto se asoció con perspectivas cercanas al chamanismo y a espiritualidad alternativa. Los hippies también a veces suelen consumir drogas duras como alcohol, cocaína, etc.; aunque usualmente se prefiere las drogas psicodélicas e inclusive a veces se critica la tendencia del alcohol a provocar la violencia así como las consecuencias adictivas de drogas como la cocaína y la heroína.21
  • Gusto por escuchar, interpretar y componer rock psicodélicorock progresivomúsica folclórica local, folk-rockacid folk y más recientemente Música New Agepsytrance o psybient. De todas formas es de las tribus urbanas que suelen escuchar más géneros de música que en algunos casos comparten valores y estéticas similares al hippismo o la psicodelia como la música New Age o el reggae o inclusive otros con visiones y perspectivas más lejanos aunque las tendencias principales de gustos musicales.

 

Legado

Alrededor de 1980, gran parte del estilo hippie, pero muy poco de la esencia fue absorbido por la cultura mayoritaria. La prensa generalista perdió interés en esta subcultura. Por su parte, muchos de los antiguos hippies se integraron en la corriente dominante de pensamiento y los sistemas sociales y económicos de los que antes habían renegado.  No obstante, otros hippies continuaron manteniendo un compromiso profundo con está forma de vivir y sus ideales. En virtud a que los hippies tendieron a evitar la publicidad después del Verano del amor y de Woodstock, surgió un mito popular de que el movimiento había desaparecido, aunque de hecho continuó existiendo en comunidades instaladas en diversos países. La evolución de algunas comunas hippies ha dado lugar a las ecoaldeas de hoy, también llamadas «comunas del 2000». Los hippies modernos suelen ser artesanos o viajeros del mundo, quienes no se otorgan a ellos mismos el carácter de esta subcultura, mas sin embargo tienen un estilo de vida muy parecido. Aún hoy, muchos de estos hippies se dan cita en festivales y encuentros para celebrar la vida y el amor, como en el Festival de la Paz.

THE WHO

The-Who

 

BOB DYLAN

BobDylan
YOKO ONO & JOHN LENON
images