Hoy en día existen muchos profesionales que tratan a estos niños y tienen una manera maravillosa de darles, por lo menos, respuestas prácticas. Estos profesionales han reconocido los síntomas, han logrado respuestas, y están obteniendo buenos resultados, no es difícil ver la “experiencia índigo” en nuestra sociedad, y hay muchos buenos educadores y psicólogos que han descubierto esta situación, aunque no le asignen un significado espiritual a ella, su intención de ayudar a los niños es tan poderosa y valiosa.  Sostenemos que no todos los niños que nacen ahora sean índigos como nos lo dice la Psicologa Paoli de Venezuela pero sí creemos que a medida que pasa el tiempo habrán más casos. Los profesionales y los padres o maestros debemos estar más atentos.  “SI ALGO CARACTERIZA A LOS INDIGO ES QUE ESTOS NO SE AJUSTAN A NINGÚN PATRÓN”. 

 

 

(Las siguientes características y su definición son totalmente subjetivas y están basadas en mi personal observación en el trato personal, docente y terapéutico de adolescentes índigo. No quiere decir esto que sea así siempre ni en todos los índigos por igual, ya que si algo caracteriza a los índigo es precisamente que no se ajustan a ningún patrón y no es mi intención etiquetarlos en modo alguno. Soy consciente además de que cada profesional tiene su propio criterio y para nada es mi intención “sentar cátedra”, sino aportar mi experiencia personal con el fin de clarificar ciertas cuestiones que la mayoría de padres de adolescentes índigo necesitan a modo de información orientativa).

LIDERAZGO

Todo índigo es potencialmente un líder en el sentido de tener cualidades personales de acusada capacidad organizativa, seguridad en sí mismo, magnetismo para aportar
recursos operativos ante cualquier situación que se presente y que si no expresa en la
práctica, sentirá que en su interior late una fuerza extraordinaria que no sabe como expresar y exteriorizar satisfactoriamente para sí mismo.

ENTUSIASMO

Cuando a un Índigo se le impide por la razón que sea, que se dedique a lo que realmente le entusiasma, se marchita, no se rebela como haría una persona común y necesita desesperadamente volver a conectar con su entusiasmo bloqueado.

RESPONSABILIDAD

El adolescente índigo o el adulto índigo en su adolescencia, se caracteriza ya por ser muy responsable, siempre y cuando esté conectado a lo que realmente él quiere dedicarse en su vida si le entusiasma y no por lo que la sociedad o la familia le impone. En estos casos, puede presentar una aparente irresponsabilidad por estar
enfocado o disperso en la búsqueda de lo que le entusiasma.

INNOVACIÓN

Todo índigo trae consigo una gran capacidad de innovación para modificar o crear cosas. Si se les coarta o no se les respeta pueden perder el interés temporalmente, sintiendo en su interior que algo pasa con su auténtica naturaleza y que no saben qué es y cómo expresarlo.

ORIGINALIDAD

Es una capacidad innata en todo índigo, aunando lo artístico con lo tecnológico, lo práctico con lo bello y sólo puede bloquearse si intervienen factores en contra descritos anteriormente, como por ejemplo su entusiasmo, ya que para que su originalidad se exprese ha de sentirse con entusiasmo.

CARISMA

Esta cualidad tan arraigada en los índigo adolescentes no suele presentarse en estado de bloqueo: atraen la atención aunque no digan nada ni se muevan: su mirada, sus ademanes siempre son carismáticos, como si hubiera un ángel dentro de ellos.

CAPACIDAD DE CONVOCATORIA

Esta cualidad tan común en los adolescentes índigo se encontrará bloqueada por añadidura si lo está la cualidad de liderazgo descrita anteriormente. Aun así, este adolescente sabe que con sólo desearlo puede convocar una asamblea, pero si no siente entusiasmo no lo hará, pues no hay que olvidar tanto en ésta como en las demás características, que el índigo tiene el ego mas trascendido que la persona ordinaria.

CALMA INTERNA

En el adolescente índigo esta cualidad es interpretada muchas veces como desesperante por los adultos de su entorno, y en realidad no necesita ningún tratamiento ni se encuentra en estado de bloqueo; muy por el contrario, nunca pierden su sentido de calma interna aunque externamente pueda parecer todo lo contrario, ya que su naturaleza no es estar preocupados; el adolescente índigo sabe de forma natural y sabia que preocuparse no arregla ninguna situación, puede no obstante perder la paciencia momentáneamente y mostrase acelerado en su actitud, pero internamente estará en calma (la preocupación por algo es lo que hace que cualquier persona pueda perder la calma interna).

DESASOSIEGO EXTERNO

Cuando se presenta esta actitud, los adolescentes índigo la suelen expresar como si tuvieran en sus manos una bomba a punto de estallar y no saben que hacer con tanta energía, y esto es debido precisamente a lo descrito con anterioridad: no se están dedicando a lo que verdaderamente les entusiasma.

INDEPENDENCIA

Esta es otra característica índigo que los adolescentes no suelen presentar bloqueada, ya que carecen de apegos que les aten a conductas dependientes en ningún sentido, y sólo en casos muy extremos harán uso de drogas o adicciones patológicas, por no encontrar salida a todo su potencial.

SOLIDARIDAD

Su naturaleza es solidaria; aquí es cuando mejor se expresa su naturaleza de vibración altamente espiritual, la cual manifiestan de una manera completamente natural, ayudando en toda situación que así lo requiera.

AUTONOMÍA

Si a un adolescente índigo no se le permite que lleve las riendas de sus decisiones, presentará estados de bloqueo calificados como rebeldía, cuando en realidad es su naturaleza autónoma y madura lo que se querrá manifestar de forma inapropiada temporalmente.

INTELIGENCIA EMOCIONAL

Esta cualidad índigo, el adolescente ya la tenía desde muy pequeño, y nunca ha tenido que tratar esta cualidad por estar en estado de bloqueo, sino todo lo contrario: ante cualquier terapia vibracional que yo vaya a realizar a un adolescente índigo, éste siempre comprende perfectamente cualquier explicación que yo les manifieste sin necesidad de extenderme demasiado; incluso en conceptos sobre temas energéticos y espirituales de los que no haya oído hablar todavía, el adolescente índigo comprende (no intelectualmente ni desde la razón) todo lo que está oyendo, siendo capaz además de poner ejemplos y ampliar conceptos de forma magistral. Es como si tuvieran activada la Ley de Afinidad y un sexto sentido para saber si le resuena o no le resuena la cuestión.

EXPERTO EN RECURSOS

La capacidad de respuesta en los adolescentes índigo es innata y poderosa, por lo que sólo se puede manifestar en estado de bloqueo si su entusiasmo no está siendo expresado.

HUMILDAD

Tampoco he conocido todavía a un adolescente índigo “con exceso de ego”; son por naturaleza seres humildes pero seguros de sí mismos que se expresan brillantemente a pesar de sus cortas edades, lo cual puede ser juzgado por algunas personas como prepotencia o falta de humildad. Pero repito, solo es porque se les juzga erróneamente.

EQUILIBRADO SENTIDO DEL RIESGO

Un adolescente índigo sólo se arriesga o puede parecer temerario bajo la escala de valores de los demás, ya que en su fuero interno sabe mantener la calma y sobrellevar cualquier situación; su naturaleza no es temeraria.

ENERGÍA DE SANACIÓN QUE NECESITA DRENARSE

Esta característica es común en todos los adolescentes índigo; es más, ése es el principal motivo que les trae a mis cursos y talleres, pero no porque necesiten terapia para desbloquear esta capacidad… Todo lo contrario: necesitan urgentemente expresarla y compartir su don.

 

COMO SABER SI ALGUIEN QUE CONOCEMOS ES UN NIÑO INDIGO O DE CRISTAL

De alguna manera, muchos de nosotros estamos haciéndonos cada vez más parecidos a las personas índigo y cristal.

Los Niños Índigo según estudios de investigación empezaron a nacer después de la Segunda Guerra Mundial de forma muy significativa, siendo los actuales índigos adultos.  Sin embargo, se dice que en los años 70 del siglo XX se produjo el nacimiento de una gran oleada de índigos, por lo que ahora tenemos una generación completa de índigos que ahora están entre el final de su veintena y el principio de su treintena y que están a punto de asumir el lugar que les corresponde como líderes. Los índigos siguieron naciendo hasta aproximadamente el año 2000, con habilidades y grados crecientes de sofisticación tecnológica y creativa.

Los Niños Cristal empezaron a aparecen por el año 2000 o un poco antes. Estos son niños extraordinariamente poderosos, se dice que su principal misión es llevarnos hasta nuestro siguiente nivel evolutivo, revelándonos nuestro poder y divinidad interior. Funcionan más como conciencia grupal que como individuos, ya que viven regidos por la “Ley del Uno”, la Conciencia de Unidad. Son un poderoso motor del amor y la paz en el planeta.

Los Adultos Índigo y Cristal provienen de dos grupos. En primer lugar aquellos que nacieron índigos y que ahora están realizando su transición a cristales para constituir juntos la oleada evolutiva del cambio. El segundo grupo es de aquellas personas que nacieron sin esas cualidades, y consiguieron adquirirlas mediante un duro trabajo consigo mismos y el seguimiento diligente de un sendero espiritual. Sí, eso significa que todos nosotros tenemos el potencial de formar parte del grupo emergente de los “ángeles humanos”.

 

DIFERENCIAS ENTRE LOS NIÑOS INDIGO Y LOS DE CRISTAL..

La primer cosa acerca de los cristales en la que se fija la mayoría de la gente es en sus ojos, penetrantes y de una sabiduría que rebasa la propia de su edad. Sus ojos te persiguen e hipnotizan, haciendo que te des cuenta de que tu alma queda al desnudo a la vista del niño. Son niños felices, encantadores y compasivos, a sus edades tan tempranas desde los 0 a los 7 años, no se parecen a ninguna generación anterior. Ideales en muchos sentidos.

Los niños más mayores hasta los 25 años llamados “niños índigo”, comparten algunas características con los niños cristal. Ambas generaciones son altamente psíquicas y sensibles, sosteniendo importantes propósitos vitales. La principal diferencia entre ellos es su temperamento. Los índigos tienen un espíritu guerrero debido a que su propósito colectivo es pulverizar los antiguos sistemas que ya no nos sirven. Están aquí para abolir los sistemas educativos y legislativos y gubernamentales carentes de integridad. Para conseguir dicha finalidad, requieren de un temperamento y carácter muy fuerte.

Los adultos que se resisten al cambio y que aprecian el conformismo podrían malinterpretar a los índigos, y lamentablemente los hay y muchos.

Los niños índigo son etiquetados bajo diagnósticos psiquiátricos de Síndrome de Hiperactividad con Déficit de Atención, ADHD (Attention Deficit with Hyperactivity Disorder), o de Síndrome de Déficit de Atención, ADD (Attention Deficit Disorder).   Desgraciadamente bajo este diagnóstico y al ser medicados llegan a perder su sensibilidad, sus dones espirituales y su energía guerrera por lo que acudimos a los padres a que no se cierren ante el eventual caso de tener un hijo indigo. En contraste, los niños cristal son niños felices y de temperamento estable y claro pueden tener sus rabietas, pero estos niños sobre todo son muy proclives al perdón y fáciles de llevar. Los niños de cristal son la generación que se beneficia de la naturaleza rompedora de los índigos. Primero van encabezando la marcha los niños índigo machete en mano, cercenando todo lo que carezca de integridad. Después, los niños cristal siguen el camino ya despejado, avanzando hacia un mundo más inofensivo y seguro.

Se asignaron los términos “Índigo” y “Cristal” a estas dos generaciones porque se describen de manera muy precisa los colores de sus auras y sus patrones energéticos. Muchos niños índigo son clarividentes.

Los niños cristal tienen auras se dice opalescentes multicolores de hermosos tonos pastel. Esta generación también muestra fascinación por los cristales y las piedras…..

Los niños índigo pueden percibir la deshonestidad como un perro puede percibir el miedo. Los índigos saben cuándo les están mintiendo para sobre protegerlos o manipularlos (cuidado padres, maestros). Como su propósito colectivo es conducirnos a un mundo nuevo de integridad, los índigos llevan integrados detectores de mentiras, es decir su espíritu guerrero resulta amenazador para algunos adultos. Los índigos en su mayoría son incapaces de aceptar situaciones disfuncionales en su hogar, escuela o trabajo. Carecen de la habilidad de disociarse de sus sentimientos fingiendo que todo va bien… a menos de que se les administren medicamentos o sedantes.

Los niños de cristal también suelen ser malinterpretados. Específicamente, sus habilidades telepáticas pueden hacer que empiecen a hablar tarde. En el nuevo mundo hacia el cual nos escoltan los Índigos, vamos a ser mucho más concientes de nuestros pensamientos y sentimientos intuitivos. No nos basaremos tanto en la palabra hablada o escrita. La comunicación será más rápida, más directa y más honesta, porque irá de mente a mente. De hecho, somos cada vez más los que ya podemos comunicarnos mediante nuestras habilidades psíquicas. Tenemos un elevado interés en lo paranormal que se ve acompañado por libros, programas de televisión y películas sobre estos temas.

No es una sorpresa que la generación que sigue a los índigos sea increíblemente telepática. Muchos niños cristal han retrasado la adquisición de patrones orales, siendo cada vez menos infrecuente que esperen hasta los 3 o 4 años de edad para que empezar a hablar. Pero los padres sostienen que no tienen problemas para comunicarse con ellos de forma callada. ¡Al contrario! Los padres establecen una comunicación de mente a mente con sus hijos cristal. Y los cristales, para hacerse entender, usan una combinación de telepatía, lenguaje de señas que se inventan y sonidos (incluyendo canto).

El problema surge cuando los cristales son enjuiciados por personal médico y educacional que diagnostica como “anormales” sus patrones de habla. No es ninguna coincidencia que la cantidad de diagnósticos de autismo registradas crezca en la misma medida en que van naciendo más niños cristal. Es cierto que los niños cristal son distintos a las demás generaciones, pero ¿por qué tenemos que caracterizar como patológicas a estas diferencias? Si los niños se comunican en sus hogares con éxito, y los padres no declaran tener problemas… ¿por qué se trata de crear uno?

El criterio para diagnosticar el autismo es bastante claro. Establece que la persona con autismo vive en su propio mundo, quedando desconectado de las demás personas. La persona autista no habla porque le es indiferente comunicarse con los demás. Los niños cristal son precisamente lo contrario. Están entre los más conectados, comunicativos, cariñosos y mimosos de cualquier generación. También están muy bien dotados para lo filosófico y lo espiritual. Además, despliegan un nivel sin precedentes de gentileza y de sensibilidad hacia este mundo. Los niños cristal abrazan y cuidan de la gente que lo necesita de manera espontánea. ¡Una persona autista no haría eso!

En el libro de Doreen Virtue “El Cuidado y Alimentación de los Niños Índigo”,el autor no justifica que los niños cristal sean etiquetados como autistas por el contrario nos dice que son seres asombrosos. Dice “Son niños que no deben ser etiquetados como disfuncionales. Aquí lo disfuncional son los sistemas inadecuados a la permanente evolución de la especie humana. Si avergonzamos a estos niños con etiquetas o les damos medicamentos para mantenerlos sumisos, estaremos despreciando un regalo del cielo. Destrozaremos una civilización antes de que tenga tiempo de echar raíces. Afortunadamente, tenemos muchas soluciones y alternativas positivas”.

En el libro “La Aventura Índigo-Cristal” de Celia, se explican con mayor profundidad los aspectos metafísicos de la experiencia indigo-cristal. y a continuación extractos del mismo…

CAPITULO CINCO

AURAS DORADAS, ÁNGELES HUMANOS Y CONCIENCIA MULTIDIMENSIONAL

Los Niños Índigo y Cristal que vienen a este planeta son conocidos como Niños de las Estrellas. Pero mientras que estos seres parecen humanos corrientes, de hecho tienen acceso a un rango que supera el potencial humano. Están más abiertos a quienes son, más cercanos al reconocimiento de su esencia y orígenes divinos. Esto significa que tienen acceso a los dones de la clarividencia y la sanación. También son capaces de acceder a lo que podríamos denominar la cuarta y quinta dimensiones de la conciencia, mientras que la mayor parte de los humanos sólo pueden acceder a las dimensiones tercera y cuarta. Este acceso a las dimensiones superiores junto con los dones hace que los índigos sean de manera natural más inteligentes, sensibles y clarividentes. También son creativos y con frecuencia son capaces de acceder a sus cerebros derecho e izquierdo con facilidad, lo que les hace artísticamente dotados, pero también aventureros y tecnológicamente competentes.

Por otro lado, los niños cristal nacen en su mayoría en el Rayo Dorado de la encarnación y la evolución. Con dones y habilidades que los hacen seres inmensamente poderosos y creativos. Son muy creativos con la luz y el sonido. Esto se manifiesta en el plano terrestre como creatividad musical y artística. Además, los que llevan el rayo índigo-plata tienen los dones de las madres y diosas del planeta, siendo portadores de la vibración femenina del cuidado y la sanación y los del rayo rojo-dorado llevan la vibración masculina de la manifestación y con frecuencia son los líderes en su sentido más activo.

El futuro niño cristal será conocido como ser cristal arcoiris, un ser humano universal plenamente desarrollado.  Tenemos muchos indicios de que los hay,  pero todavía les falta abrirse a su pleno potencial.

Para las personas comunes, lo que resulta excitante de estos desarrollos evolutivos es que los seres índigo y Cristal traigan estas vibraciones al planeta para compartirlas con los demás. Con su sola presencia, ayudan a que los demás entren en esas vibraciones nuevas y además se abran a su pleno potencial. El regalo índigo–cristal es el regalo de la evolución y del acceso a nuestro pleno potencial, regalo que hacen a cada uno de los seres humanos que hoy habitan el planeta.

Hasta aquí, muchas personas que están permitiendo que se produzca este cambio o transición, gracias a la ayuda de los niños, que sostienen la vibración. Estos adultos ya son capaces de ayudar a implantar lo nuevo y pueden ser vista claramente en sus auras por los que poseen clarividencia y habilidad para percibir colores áuricos.  Muchos niños índigo y cristal casi han llegado ya a ese punto de consciencia, si es que no están ya plenamente en él, así como muchos adultos índigo-cristal que ya han hecho su transición a ese estado.

Los niños índigo vinieron con la llave de la multidimensionalidad.

Normalmente todos nos percatamos de la Ley de la Unidad de Conciencia que establece que todos somos uno, que todos estamos conectados y que cualquier cosa que afecte a uno nos afecta a todos.  Los niños índigo llevan ese conocimiento en su conciencia, lo que los convierte en guerreros de muchas causas que ayudarán al planeta y harán que todos dejemos de contaminar y de destruir su ambiente y de lastimar a otros seres humanos.  La Ley del Uno también alienta la comprensión, en los seres índigo, de que todos somos iguales y de que nadie es más que otro. Esta conciencia y consciencia de grupo es el camino al futuro para todos.  Vamos a tener que aprender todos  a funcionar de manera cooperativa y por el bien superior de todos.  Los índigos respetan las habilidades y talentos de todos los individuos, pero esos talentos no hacen a nadie superior a ninguna otra persona. El juego del orgullo y del ego no tiene lugar real en la vida del índigo.

Cuando la consciencia del índigo se abre éste toma conciencia de sí mismo como creador y por ende le encanta crear.  Todos los sistemas económicos y de creencias religiosas existentes son creaciones que mantenemos en su lugar dándoles nuestro apoyo continuo.   Cuando el índigo consciente se abre hasta ese nivel, a menudo se produce un rechazo hacia todos los sistemas de creencias y una toma de conciencia de la libertad de crear nuevas formas alternativas de ser y de pensar.

La persona índigo asume la misión de crear y producir nuevas formas de pensamiento y de existencia, pero en este nivel de  conciencia todavía le preocupan las dualidades de lo bueno y lo malo.  El siguiente paso de la conciencia es la superación de la dualidad para entrar en donde todo es parte del bien superior y su consideración depende del bien de esa totalidad superior, a este estado avanzado se lo conoce como conciencia de sexta dimensión, y es el reino del Niño de cristal.

Todos los niños cristal nacen en ese nivel de conciencia (sexta dimensión), tienen acceso inmediato a los aspectos mágicos y espirituales de quienes son, siendo capaces de combinar imaginación y creación de maneras fantásticas y jubilosas.   Si se les dejase a su aire, crearían un planeta mágico de inmediato. Sin embargo, todavía les queda enfrentarse con la conciencia tridimensional predominante, debiendo luchar con los comportamientos y modelos que encuentran aquí.

Se dice que cuando el adulto índigo consciente cambia al estado o consciencia cristal, pasa a la conciencia de sexta dimensión, semilla de la Conciencia Crística es decir renace como niño mágico o crístico, llegando a un entendimiento de la vida como juego y del juego del Espíritu a través de todos los seres humanos.

El cristal consciente, cuando ha madurado lo suficiente para llegar a ese nivel, ya puede pasar a la siguiente dimensión en el que la consciencia se abre a la naturaleza de la misión espiritual del ser, aqui el adulto cristal o crístico está preparado para asumir una misión como transmisor a los demás de las conciencias dimensionalmente superiores.  Ese trabajo puede implicar la enseñanza o la sanación a gran escala, o simplemente consistir en llevar la energía para que los demás puedan acceder a las vibraciones superiores en su propio camino ascendente.  El niño y el adulto cristal llevan el potencial de abrirse plenamente a la plena Conciencia Crística.  Este incorpora al octavo nivel o Nivel Arquetípico, en el cual el ser tiene completo control sobre la historia de su vida terrenal, y al noveno nivel, en el que el ser asume la responsabilidad plena de asistir al Planeta Tierra.

El en décimo nivel accede a responsabilizarse de su Sistema Solar; al decimoprimer nivel, accede al nivel galáctico de la conciencia y, por último, al decimosegundo nivel,  inviste al ser como Pleno Ser Universal.  El decimotercer nivel es el  Maestro, que entra al Misterio Divino como chispa plenamente consciente de la Esencia Creativa Divina.

De la exposición anterior, la aventura índigo-cristal representa un gran salto evolutivo de la especie humana.   Sin embargo, lo que se manifiesta en los cuerpos sutiles o espirituales termina por manifestarse en el cuerpo físico o terrenal de cada individuo.  Los niños y adultos índigo y cristal son una parte integrante y dinámica del salto evolutivo a un futuro nuevo.

Niveles superiores de conciencia, la conciencia e interconexión entre todas las cosas y el anhelo de una vida creativa y con poder pronto serán las características de todos.

 

EL ADULTO INDIGO

 

Mucha gente hay por alli que ni siquiera sabe si pertenecen o no a este grupo y por consiguiente sin llegar a entenderse.  Un tema que para ellos resulta clave es:  “Aceptarse, valorizarse y encontrar su particular misión en la vida, haciendo uso de todos los talentos que tienen y de su elevado nivel de conciencia, para ser un real aporte a la evolución”,  y estamos de acuerdo en que la mayoría son idealistas, perceptivos y rebeldes.

1) No encaja: El índigo es una persona muy sensible, inteligente y creativa, disfruta haciendo cosas, tienen profunda empatía por otros, pero también intolerancia ante la estupidez; puede tener problemas con el enojo y la ira. Se siente diferente a la masa, no encaja, le cuesta adaptarse, es modelo para otros. Se resiste ante la autoridad y el sistema laboral jerárquico, prefiere esfuerzos cooperativos, posiciones de liderazgo o trabajar solo.

2) Ha tenido experiencias síquicas: nos referimos a premoniciones, ver ángeles o fantasmas, experiencias fuera del cuerpo, escuchar voces. Al poder conectar con otras dimensiones, pueden ver el aura, percibir la energía de personas y lugares, soñar o saber cosas que ocurrirán en el futuro, adivinar el pensamiento, tienen amigos imaginarios, ver elementales, ángeles, seres desencarnados, etcétera.

3) Ligados a lo espiritual: busca el significado de su vida y comprensión del mundo a través de religión o espiritualidad, grupos y libros de autoayuda.

4) Quieren mejorar el mundo: siente un ardiente deseo de hacer algo para cambiar y mejorar el mundo, pero puede tener problemas para identificar su camino. Tiene problemas con los sistemas que considera ineficientes, como por ejemplo, político, educativo, médico y legal.

5) En la infancia: tiene una clara conciencia de sí mismo, es muy perceptivo e intuitivo, trae una sabiduría innata, desarrolla el pensamiento abstracto desde pequeño, es dotado y/o talentoso, soñador y visionario.

6) Creativo: aprende de manera reflexiva y no repetitiva cosas diferentes, pero cuando tiene suficiente conocimiento, los dejan por aburrimiento. No comulga con el sistema escolar actual, es rebelde a las normas y estructuras, tiene dificultades con la disciplina y la autoridad, no responden a mecanismos de culpa, quieren buenas razones.

7) Hipersensible: poseen una gran sensibilidad por la naturaleza, y mucha conexión de tipo espiritual, probablemente se le diagnosticó como niño con síndrome de déficit atencional con y sin hiperactividad.

8) No a la mentira: le desagrada la mentira y la falsedad, tienen un desarrollado sentido de justicia, son sanadores, hipersensibles visual, auditiva y kinésicamente, se conectan con la otra dimensión, pudiendo ser videntes o perciben una realidad que otros no ven.

 

Como vivir con un Indigo

Encima que el mundo no nos entiende y al ser criados por padres que no tienen ni idea de como tratarlos ya que confunden su forma de ser con

 hiperactividad o inadaptación al sistema –, las potencialidades de los índigos se ven algo transgredidas.

“En general las características se mantienen toda la vida, sin embargo, las condiciones paranormales se van perdiendo por efectos de una educación muy racional o porque la persona teme ser incomprendida o malinterpretada”, plantea la psicóloga Esther Morales León, quien es miembro del equipo de Niños Indigo de Chile.

Tanto para los padres de un niño índigo como para quienes lo son, vale la pena entender que desde pequeños se les debe escuchar, valorar y respetar, nunca forzarlos a hacer cosas que no quieren. “Se deben negociar las normas, ponerlos en colegios donde se les permita desarrollar su individualidad, facilitarles libros de acuerdo a su área de interés, darles alimentos y bebidas naturales”.

En vez de medicarlos para solucionar “problemas” con ellos, como es muy común, hay que optar por medidas que se ajusten a su esencia. “Responden excelentemente a las terapias energéticas, a los remedios naturales, la homeopatía y les hacen muy bien los alimentos y bebidas naturales, sin aditivos químicos, colorantes y azúcares. Se benefician del contacto con la naturaleza y prácticas como el yoga, tai chi y les encanta el reiki”.

Hay un aspecto clave:

 

……………..“Si un índigo encuentra el equilibrio, puede convertirse en un individuo muy fuerte, sano y feliz”.

 

La función de un ADULTO INDIGO es ser un puente entre lo antiguo a lo moderno, ayudando en el proceso del cambio ya que se tiene el don de trabajar con las dos partes.


Los Índigos Adultos preparan el camino, sea trabajando con padres, o educadores con la nueva educación, o sea trabajando con los niños, enseñándoles como funcionan las cosas en el plano físico, para hacer de su desarrollo lo menos traumática posible.

A continuación algunas preguntas que puedan indicarte si tu eres un adulto índigo…

Lo primero es preguntarle a tu intuición, la cual te ha guiado hasta aquí, con que ya sabes parte de la respuesta.

  • ¿Has tenido o tienes alguna de la características que suelen mostrar los Niños Índigo?
  • ¿Tienes problemas de concentración? ¿Diagnosticado con ADD ó ADHD?
  • ¿Hay cierto caos en tu vida y no sabes porque?
  • ¿Vives a gusto en ese caos?
  • ¿Es difícil estar en un trabajo que no sea variado y con cambios constantes?
  • ¿Vives en un cambio constante?
  • Solo te sientes a gusto con gente de tu misma vibración
  • Crees que todo el mundo tiene las mismas aptitudes que tú, por eso cuando no hacen las cosas de la misma manera que tú, no lo entiendes.
  • Cuando tu jefe te dice que hagas una cosa, casi siempre tú tienes una forma mejor de hacerlo.
  • Aprendes rápidamente pero cuando sabes lo suficiente te aburres y lo dejas.
  • Si algo te interesa, pones los cinco sentidos y te concentras hasta que lo consigues.
  • Atender en la escuela te costaba mucho, aunque si la materia te apasionaba absorbías todo como una esponja.
  • Has tenido problemas con la autoridad, cuestionándola siempre.
  • Adolescente problemático.

Si aún no estas convencido, otra serie de preguntas a las que te animo contestar de manera objetiva:

¿Siempre preguntas por qué, especialmente si te piden que hagas algo?

¿Fuiste rebelde en la escuela y rechazabas hacer las tareas, o cuestionabas la autoridad de los maestros, o incluso deseabas seriamente ser rebelde, pero no te animabas por lo que te iban a decir tus padres?
¿Tienes resistencia a la autoridad y a los sistemas de empleo jerárquicos?
¿Tienes profunda empatía con otras personas, pero eres intolerante frente a lo que consideras una estupidez?
¿Muestras enojo o furia cuando sientes que tus derechos te son quitados o pisoteados
¿Sientes una necesidad muy fuerte de hacer algo para cambiar el mundo y que sea mejor, y te sientes bloquead@ para actuar?
¿Tienes capacidades psíquicas o espirituales desde temprana edad, como por ejemplo: ver ángeles, oír voces, premoniciones etc. a partir de los 10 años o antes?
¿Buscas el significado de la vida y entender el mundo mediante la religión, organizaciones espirituales, libros o grupos de autoconocimiento y autoayuda?
¿Te sientes más cómodo trabajando en tu casa que en una oficina?
¿Contemplas los Astros y las Estrellas?
¿Te has preguntado siempre, Quién soy, De dónde vengo y a Dónde voy?
Si haz respondido de forma objetiva por lo menos 5, puede que tengas frente a tu espejo a un ADULTO ÍNDIGO.

EN LOS ADULTOS PREDOMINAN 4 TIPO DE INDIGOS

 

El HUMANISTA:

Destinado a trabajar con las masas.
Ellos son los médicos, abogados, profesores, comerciantes, y políticos del mañana. Ellos servirán a las masas y son muy hiperactivos y extremadamente sociables. Ellos hablarán con todo el mundo, siempre en forma muy, pero muy amigable. Ellos tienen puntos de vista muy definidos, con un cuerpo un poco torpe, y muy hiperactivos. Algunas veces se estrellarán contra una pared porque olvidaron poner los frenos. Ellos no saben cómo jugar con un juguete, pero le sacarán todas las partes que contengan y probablemente después no lo vuelvan a tocar. Si usted quiere que ellos limpien el cuarto, usted tendrá que recordárselo muchas veces, porque son muy distraídos. Ellos irán al cuarto, comenzarán a limpiar hasta que se encuentran con un libro y entonces se sentarán a leer, porque son lectores feroces.

El CONCEPTUAL:

Más interesado siempre en proyectos que en la gente.                                                                                                                                             Ellos serán los Ingenieros, arquitectos, diseñadores, astronautas, pilotos y militares del mañana. Son niños muy atléticos. Son controladores y la persona que más tratan de controlar es a su madre si son niños, y a su padre si son niñas. Este tipo de Índigo tiene tendencia a la adicción, especialmente drogas, durante la adolescencia. Sus padres deben vigilar estrechamente sus patrones de comportamiento y cuando ellos empiezan a esconder cosas o a decir cosas como: “no te acerques a mi cuarto” es cuando la madre necesita revisar su habitación.

El ARTISTA:

Es muy sensitivo y su cuerpo es pequeño, aunque no siempre.                                                                                                                          Están más inclinados hacia el arte, son muy creativos y serán los maestros y los artistas del mañana. A cualquier cosa que se dediquen siempre estarán orientados hacia el lado creativo. Dentro del campo de la medicina, serán cirujanos o investigadores. En el campo de las artes, serán los actores. Entre las edades de 4 a 10 se involucrarán en no menos de 15 actividades creativas, le dedicarán 5 minutos a una y luego la abandonan. El Índigo artista puede trabajar con 5 ó 6 instrumentos diferentes y en la adolescencia, escogerá uno y se convertirá en un verdadero artista.

El INTERDIMENSIONAL:

Se sienten en mayor nivel que los otros tipos y a la edad de 1 ó 2 años podrán decirle cualquier cosa y ellos dirán: “yo ya lo sé” o “yo puedo hacerlo”, o “no me molesten”. Son ellos quienes traerán nuevas filosofías y nuevas religiones a este mundo. Pueden llegar a convertirse en bravucones y jactanciosos porque son mucho más grandes y porque no encajan en ninguno de los 3 tipos anteriores.
A pesar de todos estos grandes avances que ha dado la Ciencia al respecto lamentablemente esto aún está en la oscuridad como advirtiéramos en la primera parte de este artículo, y muy a pesarde las investigaciones, estudios, tratamientos, seguimientos debemos repetir aquello de que:

 “SI ALGO CARACTERIZA A LOS INDIGO ES QUE, LOS INDIGOS NO SE AJUSTAN A NINGÚN PATRÓN”.

 

 

Anuncios