descarga

La Organización Internacional de Policía Criminal – INTERPOL es la mayor organización de policía internacional, con 190 países miembros, por lo cual es la segunda organización internacional más grande del mundo, tan sólo por detrás de las Naciones Unidas. Se creó en 1923, apoya y ayuda a todas las organizaciones, autoridades y servicios cuya misión es prevenir o combatir la delincuencia internacional.  El cuartel general de la INTERPOL está en LyonFrancia.   Debido al papel políticamente neutro que debe jugar, la constitución de la Interpol prohíbe cualquier tipo de relación con crímenes que no afecten a varios países miembros, y ningún tipo de crímenes políticos, militares, religiosos o raciales. Su trabajo se centra en la seguridad pública, el terrorismo, el crimen organizado, tráfico de drogas, tráfico de armas, tráfico de personas, blanqueo de dineropornografía infantil, crímenes económicos y la corrupción.  

La organización policial internacional, Interpol, emitió hoy una alerta mundial sobre el posible riesgo de ataques armados contra objetivos occidentales, ante la reciente fuga masiva de prisioneros en Irak, Libia y Pakistán.

La alerta de la Interpol, con sede en Lyon, Francia, fue publicada con base en la sospecha de que la red Al Qaeda estuvo detrás de la liberación de los reos en tres países que Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia –en el caso de Libia– convirtieron en escenarios de guerra en la última década.

La Interpol difundió la alerta mundial un día después de que Estados Unidos advirtió a sus ciudadanos del riesgo de viajar en estos primeros días de agosto a países del norte de África y Medio Oriente, lo que fue acompañado con la decisión de cerrar 22 embajadas y consulados en países donde predomina el islam. La suspensión de actividades comienza este domingo –día hábil en muchas naciones de población mayoritariamente mahometana– y termina el martes.

“Al sospechar la implicación de Al Qaeda en varias evasiones logradas por centenares de terroristas y criminales, la alerta de Interpol solicita la colaboración de sus 190 países miembros para determinar si esos recientes acontecimientos están coordinados o relacionados”, apuntó la organización.

La noche del 22 de julio se escaparon unos 500 presos de la cárcel de Abu Ghraib, en las afueras de Bagdad. El 27 del mismo mes se fugaron mil 100 reos de una prisión cercana a Bengasi, la segunda ciudad libia. El día 31 se evadió un número indeterminado de internos de una cárcel de Pakistán, cuando irrumpieron en el inmueble comandos del Talibán, organización político-militar de Afganistán depuesta en 2001 por los estadunidenses, con ramificaciones en territorio paquistaní.

La medida de seguridad diplomática fue secundada por Gran Bretaña el viernes y por Francia y Alemania este sábado. Estos países europeos decidieron suspender las actividades en Yemen, también los días 4 y 5.

“Hemos sido informados directa e indirectamente de amenazas por parte de Al Qaeda contra nuestras oficinas en el extranjero”, declaró por su lado el presidente francés, François Hollande, en un comunicado.

Según el diario The New York Times, la advertencia del Departamento de Estado se basó presuntamente en que los servicios de inteligencia de Estados Unidos interceptaron comunicaciones electrónicas secretas entre dirigentes de Al Qaeda, organización armada musulmana que se adjudicó los atentados contra Nueva York y Washington el 11 de septiembre de 2001. Esto motivó en parte la ocupación de Afganistán ese año y de Irak en 2003, así como los posteriores bombardeos sobre el norte del territorio paquistaní, con el argumento de que los dirigentes de Al Qaeda se escondían en esa región.

Aunque Washington no aclaró oficialmente las causas de la alerta mundial, el viernes varios especialistas en los temas de seguridad y relaciones internacionales hablaron de la posibilidad de que las agrupaciones islamitas lleven a cabo sus ataques con motivo de la conclusión del Ramadán, mes sagrado de los musulmanes.

Este sábado los principales asesores de seguridad nacional del presidente Barack Obama se reunieron para discutir lo que denominaron “la amenaza terrorista”.

La titular del Consejo Nacional de Seguridad, Susan Rice, encabezó la reunión en la Casa Blanca, en la que también participaron el secretario de Estado John Kerry, el secretario de Defensa Chuck Hagel, la secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano y funcionarios de la FBI, la CIA, militares y asesores de inteligencia.

Según la organización estadunidense Site, especializada en el seguimiento y análisis de los mensajes que los islamitas armados suben a Internet, la decisión estadunidense puede estar vinculada con un mensaje del líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, distribuido el martes pasado, pero distinto al que se conoció este sábado con reacciones a la crisis política en Egipto.

En esa grabación, Zawahiri hizo un llamado a atacar “intereses de Estados Unidos y sus aliados” en represalia por los bombardeos que realizan la Agencia Central de Inteligencia y las fuerzas armadas estadunidenses en los límites entre Pakistán y Afganistán, así como en el sureste de Yemen.

Para emitir la alerta mundial, la Interpol también adujo que agosto es un mes en el que se cumplen los aniversarios de “violentos ataques” en India, Rusia e Indonesia.

“Esta semana se cumple también el decimoquinto aniversario de los atentados contra las embajadas de Estados Unidos en Nairobi, Kenia y Dar es Salam, Tanzania, en los que perecieron unas 200 personas”, indicó la Interpol.

El 7 de agosto de 1998, en Nairobi y en Dar es Salam se produjeron dos atentados con 10 minutos de intervalo contra intereses estadunidenses.

De forma paralela, el gobierno de Túnez ordenó el despliegue del ejército y la fuerza aérea en el monte Chaambi –en la frontera con Argelia– para combatir a un grupo denominado Falange Okba ibn Nafaa, presumiblemente relacionado con Al Qaeda.

En esa zona, ocho militares fueron asesinados en una emboscada a principios de semana. Las autoridades no han ofrecido por el momento ninguna información precisa sobre el desarrollo de las operaciones.

Túnez vive una grave crisis política desde el pasado 25 de julio y tras el asesinato de un diputado de la oposición, crimen atribuido a grupos que creen en la guerra santa (yihad). Parte de la clase política y de la sociedad civil reclama la dimisión del gobierno dirigido por el partido islamita Ennahda.

Una carta de amenaza a las autoridades tunecinas, en la que se exige el cese de la operación militar en curso en la frontera argelina, fue descubierta dentro de un paquete sospechoso en Túnez, según la agencia oficial TAP, que citó al Ministerio del Interior.

La dependencia explicó que el paquete “encontrado durante un control rutinario” en un barrio de la capital estaba compuesto por una caja de cartón rellena de “hilos metálicos sin productos explosivos” y contenía una carta “dirigida a las unidades de seguridad y al ejército”, en la que se exigía la retirada del monte Chaambi.

interpol-logo-300x224

(Con información de La Jornada)

Anuncios