JAKOB WAGNER nació en el año de 1985 en Herdecke, Alemania.

En el verano de 2008, completó con éxito sus estudios sobre fotografía cuya duración fué de 3 años y desde entonces esta viviendo en Düsseldorf,  desde donde trabaja como fotógrafo freelance, editor de imágenes y ayudante de fotos.

Su trabajo le ha llevado a muchos países diferentes por todo el mundo.

Cundo Jakob Wagner no está a cargo de algún trabajo específico suele dedicar gran parte de su tiempo con gran pasión a sus proyectos personales de fotografías que al paso que va por su brillantez y solidez estos culminarán en libros y exposiciones futuras.   Sus fotografías están disponibles en ediciones firmadas y limitadas.

Tiene como clientes potenciales entre otros a:  Emirates, Audi, Siemens, INQ Mobile, Stern, Jung von Matt, Scholz & Friends, Victorinox, L’Architecture d’Aujourd’hui, Jim Beam, Imille, la revista Wired …

2-2-1-im-Foto_(bis_430px)-9764

© 2013 Jakob Wagner, todos los derechos reservados

A continuación el afamado fotógrafo, nos deleita con maravillosas fotografías aéreas de gran angular, además de la labor comercial de Audi, con conexión de cable y Jim Beam.

EL Mar de nubes es una serie rodada en 2010 por encima del mar Mediterráneo, mientras que en un vuelo desde Ciudad del Cabo a Düsseldorf, y su parecido mar Caribe serie rodada en 2012.

Las nubes me revelan algo de eternidad
con su paso en el viento de siempre y de jamás.

Veo navegando nubes de alivio
qué alivio la infinita viajera en la visión.

Veo navegando nubes de alivio
qué alivio pasajera de la brisa, tu canción.

Nubes de alivio,  

                                                                                   Por:  SILVIO RODRÍGUEZ

jakobwagnerseaofclouds1

Si en el universo es posible establecer la noción de correspondencia, probablemente uno de los ejemplos más elocuentes que existen al respecto se encuentra en el mar y en el cielo, ese doble espejo en el que uno y otro se asoman para mirarse mutuamente, ese “dolce color d’orïental zafiro” de Dante que a su vez encuentra reflejo en Góngora: “Que espejo de zafiro fue luciente”. El mar y el cielo que en el horizonte se confunden y se mezclan, un punto de unión que por inalcanzable se adivina simultáneamente inexistente pero posible.

En un ejercicio fotográfico que denota una persistente sensibilidad por estas cualidades poéticas intrínsecas a ambas potencias de la naturaleza, Jakob Wagner realizó recientemente una serie que tituló “Mar de nubes”, en la cual se observan las formaciones que coronan el Mediterráneo, sin duda uno de los cuerpos de agua más emblemáticos tanto del planeta mismo como de la historia de la humanidad.

Al final, la contemplación de estos paisajes sugiere que quizá el vínculo que da sentido a los fenómenos de nuestra realidad es esencialmente estético.

Fotografías: Jakob Wagner

jakobwagnerseaofclouds2 jakobwagnerseaofclouds3 jakobwagnerseaofclouds4 jakobwagnerseaofclouds5 jakobwagnerseaofclouds6 jakobwagnerseaofclouds7 jakobwagnerseaofclouds8 jakobwagnerseaofclouds9 jakobwagnerseaofclouds10

Ver todos estos mucho más grande y mucho más de él en http://www.jakobwagner.eu/

(Tomado de pijamaSURF)

 

Anuncios