manzanaLa oxidación de la fruta es un proceso químico que se produce por entrar en contacto la fruta con el aire. La velocidad a la que se oxida la fruta depende entre otros factores, de la temperatura.

Podemos evitar que se oxide la fruta, evitando el contacto de la superficie de la fruta con el aire, por ejemplo tapándola con un papel de plástico o bajando la temperatura de la fruta para disminuir la velocidad de oxidación, por ejemplo, tapándola con hielo y otra manera es utilizando la vitamina C que es un  antioxidante natural: echándole limón a la fruta.

Normalmente cuando solemos morder una fruta por ejemplo las manzanas, al entrar en contacto con el oxigeno se “oxida”, es decir se produce en su pulpa una alteración de su color a marrón oscuro que da la impresión como si estuviese muy madura o dañada, la verdad es que No pasa nada por lo que podemos seguir comiéndola.  Ya que la verdad sólo es un tema estético pero nada más.

Anuncios