By Rossie K. Torres

oposicion-venezolanaLos Venezolanos dieron la espalda al chavismo, superando todas las adversidades posibles a los que fueron sometidos venciendo hoy en las urnas en las elecciones parlamentarias. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tendrá el control de la Asamblea Nacional al obtener casi 100 diptados, 46 del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) quedando aún por adjudicar 22 escaños que definirán el grado de poder con el que contarán los ganadores.

base_image

Esta es una derrota monumental a la figura del actual presidente de Venezuela  Nicolás Maduro, toda vez que las elecciones se habían convertido en una suerte de plebiscito más no necesariamente para el Chavismo.

 

Esta vez fue la creciente crisis económica, la inseguridad ciudadana, la cacería de brujas contra los opositores, los bolsillo agujereados y la falta de pan llevar al casa lo que levantaron a la gente motivando a decir BASTA, optando por un cambio.

 

Nicolas Maduro se presento ante la opinión pública  reconociendo los resultados adversos argumentando que la derrota sufrida se debe a la “guerra económica” vivida hasta ahora, sin embargo aseguró en tono de desafío que había ganado “una contrarrevolución”. La derrota del oficialismo es un golpe político para la revolución bolivariana y el socialismo del siglo XXI, que hace dos semanas sufrío un gran revés con la victoria de Mauricio Macri ante Daniel Scioli en las presidenciales de la hermana República Argentina.

venezuela-s-president-nicolas-maduro-talks-to-the-media-during-a-news-conference-at-miraflores-palace-in-caracas

Para los que hemos vivido cada instante de lo que sería el acontecimiento del siglo no fueron solo 6 horas de espera en los comicios si no mucho más y que tras una larga, ansiosa y optimista espera los resultados cantaron, y fué la rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, quien anunció pasada la medianoche los resultados de las elecciones parlamentarias de este 6 de diciembre en los que daba cuenta de 99 diputados frente a los 46 del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), lo que deja claro que LA OPOSICIÓN YA NO ES LA OPOSICIÓN 

 

Hasta antes de estas elecciones,  las encuestas no se equivocaban cuando daban por virtual ganador a lo que aún se consideraba como la oposición quienes estaban ya acostumbrados a perder sin embargo nunca dejaron de perder las esperanzas y el ánimo que a su vez era lo que les iba uniendo tal como ocurrió con las anteriores presidenciales del 2012 en donde les consolaba saber que era una contienda ante el grande Hugo Chávez  en donde se enfrento Henrique Capriles con Nicolás Maduro lo que les dejó un amargo sabor… y este año a pesar que todas las encuestas les daban por victoriosos hubieron muchos que ya se preparaban para la derrota teniendo como meta el exilio.

 

La verdad es que pudo más esta vez las largas colas, la falta de alimentos y productos de primera necesidad, el hueco en el bolsillo y los tratos asperos y la desconfianza y el miedo que como dice el mismo Nicolas Maduro les dió a la Oposición la victoria. Como sea, empieza un nuevo camino para Venezuela que esperamos sea como dicen los mismos ganadores de solidaridad social y avance con libertad con las consiguientes ventajas en los siguiente retos a los que se han de enfrentar:

El modelo económico

Libertad de presos políticos 

El chavismo 

El futuro algo incierto de la oposición

La gobernabilidad

 

Por todo esto las soluciones a los no pocos problemas que tiene la hermana República de Venezuela podrían quedarse en el tintero si ambos no actúan con destreza y generosidad por su pueblo que hoy más que nunca espera y se desvive por un cambio sustancial.

Anuncios