TRES VECES CAMPEÓN MUNDIAL de los pesos pesados y oro olímpico a los 18 años, ícono del mundo del deporte y de los Estados Unidos de América:  “Muhammad Ali, leyenda del boxeo”

Ver más en EL Diario El PAIS http://elpais.com/elpais/2016/06/04/videos/1465053821_008812.html

Muhammad Ali, el hombre que se reinventó y reflejó los conflictos de los Estados Unidos de su época, murió este pasado viernes 3 de junio en Phoenix (Arizona) a los 74 años, después de que fuera ingresado de urgencias esa semana.  Muhammad Ali, llevaba una lucha a cuestas contra el mal de Parkinson y a pesar de ello nunca dejò de participar en el debate público.  

La trayectoria de vida de Alí es como la de un retrato en el que se plasma desde los desgarros sociales de los años 60 a la llegada de un afroamericano a la Casa Blanca y si bien Alí no era un político ni activista, su fuerte influencia fuera del ring desborda a cualquier otro deportista de su época.  Sus inolvidables gestos y su conversión al Islam como su rechazo a pertenecer a las filas militares y luchar en Vietnan es tan comparable como los discursos del malogrado Líder Martin Luther King, o las manifestaciones que por aquel entonces se hacían contra la guerra.  Por lo que hacen de Alí un retrato controversial del los Estados Unidos de entonces. 

En el Diciembre pasado, después de que el candidato republicano a la Casa Blanca Donald Trump anunciara su plan para vetar la entrada a Estados Unidos de musulmanes, Ali dijo: “Nosotros, como musulmanes, debemos enfrentarnos a quienes quieren usar el islam para imponer su agenda personal”.

Barack Obama Presidente de los Estados Unidos de América,  dijo en un comunicado: “Muhammad Ali fue El Más Grande. Y punto” “Muhammad Ali sacudió el mundo. Y gracias a esto el mundo es mejor. Todos somos mejores”.

Un portavoz de la familia confirmó que explicó que Muhammad Ali murió a las 21.10, hora local, por un choque séptico provocado por causas naturales no especificadas.  El funeral se llevará a cabo el próximo viernes 10 de junio en su ciudad natal de Louiseville (Kentucky). En la ceremonia está previsto que hablen el ex presidente Bill Clinton, el actor Billy Cristal y el periodista Bryant Gumbel.

Ali, nació con el nombre de Cassius Clay en 1942, fue un negro golpeado por la segregación, criado en un mundo en el que los de su raza debían mantener la cabeza baja, obedecer y evitar los conflictos como todo aquel descendiente de esclavos de la época.  Sin embargo el proclamó su identidad con orgullo. Era un Deportista locuaz nada modesto quien solía decir  “¡Soy el más grande! Soy el rey del mundo”. Era un héroe deportivo que se convirtió a una religión influenciado por las enseñanzas del grupo Nación del Islam, adoptando el nombre de Muhammad Ali, alegando:  “No quiero ser lo que vosotros queréis que sea”, decía.

Su oposición a la guerra del Vietnam y el rechazo al servicio militar obligatorio lo llevó a ser sentenciado a cinco años de prisión, eludiendo la cárcel pero,  perdiendo el derecho a boxear.  El decía que los del “Vietcong  (los vietnamitas en guerra con los Estadounidenses) no me llama nigger”, (Nigger palabra más peyorativa para designar a los estadounidenses de origen africano).  Creando serias controversias en el pais del Norte.  

El Filósofo Bertrand Russell le escribió a Muhammad Ali “En los próximos meses no hay duda de que los hombres que gobiernan en Washington intentarán dañarte como puedan, pero estoy seguro de que sabes que has hablado en nombre de tu pueblo y de los oprimidos en todo el mundo, en valiente desafío del poder americano” y el Tribunal Supremo le dio la razón en 1971 como objetor de conciencia, regresando al ring donde participó y venció en dos combates legendarios: el Rugido de la selva en Zaire (Hoy El Congo), en 1974 contra George Foreman; y, al año siguiente, en Manila en el combate “Thrilla in Manila” contra Joe Frazier.  

Alí se retira a principios de los ochenta para poco después ser detectado con el mal de Parkinson.  Posteriormente comienza a dedicarse a misiones Humanitarias viajando al Líbano, a Cuba, Afganistán, Sudáfrica etc.  para convertirse con los años en un personaje de consensos, querido por todas las razas, tiendas políticas.  Condecorado por el Presidente George W. Bush.

Este deportista que fuera vilipendiado por la prensa deportiva, por la mayoria  de la América Blanca como racista negro, agitador de masas, bocon , se convirtió en el elegido para encender la antorcha en los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996, consagrándose como un símbolo del entendimiento, la paz y el amor internacional.

Ali hizo célebre las siguientes frases:

“Flotaba como mariposa y picaba como abeja”

“Yo soy un sabio del boxeo, un científico del boxeo. Esa es una realidad científicamente demostrada”

“Yo soy tan rápido que anoche apagué la luz y me metí en la cama antes de que el cuarto estuviera oscuro”

“Tomé la decisión de ser un negro de los que no se dejan atrapar por los blancos”

“Soy el más rápido, el más rudo y el más lindo”

“Él (Dios) me dio la enfermedad de Parkinson para mostrarme que era un hombre como los demás, que tenía debilidades como todo el mundo. Es todo lo que soy: un hombre”.

“Como musulmanes tenemos que levantarnos contra aquellos que usan el islam para avanzar en su agenda personal”

Ali, será recordado como la gran figura americana, el ícono negro en un país aún racista, el hombre que creó su identidad.  Un hombre libre que lucho gritó y se impuso a favor de la libertad, el saltarín del cuadrilatero que sabía desafiar a su oponente, el estratega del ring. El hombre que se supo reinventar:  La Leyenda.

Anuncios