13346473_1356694477680316_851738737909308980_n

“NON NOBIS SED OBNIBUS”

By Oscar Quiros Romero

Se supone que en escasos quince días, tenemos que votar otra vez y ya aburre y arruina.
Se supone que España está en crisis y tendremos que gastarnos un pastón en unas nuevas elecciones que no van a resolver absolutamente nada. Y que, por supuesto, no nos van a sacar de ninguna crisis.
Los resultados, escaño arriba, escaño abajo, van a ser casi idénticos a los registrados en Diciembre (salvo el varapalo al PSOE, merecido por cierto).
Estoy seguro que de estas elecciones saldrá un gobierno de coalición, pero…
¿Cómo se conseguirá?
No lo  sé a ciencia cierta.
¿Cuando durará?
Lamentablemente, poco. ¿Quizás dos años? Eso, sí se consigue formar gobierno, el segundo intento..
Demasiadas suposiciones y muy pocas soluciones.

 

Señores políticos, señores votantes. Sería realmente lamentable desaprovechar la increíble oportunidad que nos está brindando, sin querer, la historia. En este momento, tenemos dos Papas (Benedicto y Francisco). Dos líderes de alto calado mundial (los Presidentes Obama y Putin). Dos Reyes y dos Reinas de España excepcionales (Juan Carlos I, Felipe VI, Sofía de Grecia y Letizia Ortiz).

 

“No creo que nunca el planeta haya tenido una oportunidad mejor en milenios para buscar la concordia, la templanza, los valores, la tolerancia, la sensatez, la negociación, el desarme global, el progreso y  la PAZ”.

 

Lo que, a priori, parece más lógico, es que repitamos la historia reciente que nos llevó a “los Pactos de la Moncloa”. Es decir, que cuando se rompa dentro de uno  o dos años (si es que se constituye) el gobierno que surja de estas próximas elecciones, su Majestad nombre a una persona independiente, moderada y desligada de los actuales personajes de la escena política actual y de las corruptelas (Como en su día lo fue D. Adolfo Suárez – que no moleste a nadie, pero que incomode a todos – para que forme un gobierno de transición  y se nombre una mesa de sabios para reformar, ampliar y mejorar nuestra Gran Constitución de 1978.

 

Este nuevo gobierno se enfrenta a mil difíciles misiones exteriores que no se están llevando a debate público y que van a ser decisivas, no sólo para España, sino para la Comunidad Europea y para Iberoamérica. Un ejemplo sería la marcha del Reino Unido de la CE, o el Tratado de Libre Comercio entre Norteamérica y Europa. La ampliación de la CE a Turquía. La asistencia a los refugiados de Oriente Medio y Norte de África. La intermediación entre Cuba y U.S.A. y un largo etc.

 

El problema que tenemos en casa con la Reforma de las Leyes de Educación, Sanidad, Aborto, Trabajo, Pensiones. Investigación. El combate contra la corrupción, la evasión de impuestos y la, antes mencionada, reforma de la Constitución.

 

Así que, lo que sugiero es el voto a quien Ustedes quieran. Pero el voto con conciencia, leyendo o estudiando bien los programas electorales, analizando a los candidatos, los mensajes, sus actos, la moderación. La disposición de pactar, de trabajar por y para todos, porque para eso les vamos a nombrar nuestros representantes.

 

A los políticos que salgan elegidos, que se acuerden, que no serán ellos los jefes del pueblo, sino que deberán ser su voz y que son remunerados por la población, a través de los impuestos, si Ustedes son capaces de cumplir con sus funciones. Recuerden: Su Programa Electoral es un CONTRATO con el Pueblo.

Anuncios