13237624_1343344502348647_4883572190704179698_n

“La Empatía en la relación te ayudo o te lastimo empáticamente”

Hola aquí andamos de nuevo, ¿qué te pareció el título?, ¿te puso a pensar?, pues bueno tomémonos un café y platiquemos del tema.

Para poder hablar de empatía en una relación de pareja, primero hablaremos de lo que podemos entender por “relación de pareja”, una relación de pareja se da cuando una persona NO necesita en ningún grado a su pareja, es decir si NO necesitas una relación entonces SI puedes tener una relación; en el momento en que TU necesitas tener una relación entonces no la tengas.

Decía Sócrates, “el amor del amante a la amada es como el apetito voraz de un lobo sobre un cordero, es un hambre voraz que solo intenta saciarse” es por eso que generamos dependencia emocional.

..Entonces podemos decir que el yo me relaciono termina cuando aparece el yo dependo y este último se convierte en un estado total de egoísmo, ya que lo único que se busca es satisfacer tus necesidades sin importar lo que tu pareja necesita siempre es el YO. Entonces digamos que debes tener una relación cuando te sientas listo no cuando te sientas solo, porque llega a suceder que te sientes solo y entonces buscas una pareja (dependencia) cuando estas en la relación te das cuenta que no puedes con los compromisos que ello conlleva y te lleva aun estado de frustración que hace que pierdas esa relación con tu pareja y entonces ya sin pareja te sientes solo y recuerdas que para eso querías a tu pareja para no sentirte solo y sales corriendo en busca de otra relación. Esto es una dependencia emocional.

Entonces: “una relación es donde quieres estar y no donde necesitas estar”.

Ahora hablemos de lo que significa la empatía, se dice que los asesinos seriales no sienten o no se identifican con el sufrimiento de otra persona, esa pérdida se debe a desviaciones psicológicas que se generan entre el periodo de la infancia y la adolescencia, ahí es donde se gesta esta pérdida de conexión.

La empatía es entonces la comprensión del entorno en cuanto a los terceros, es decir, somos conscientes de los sentimientos que la persona que se encuentra enfrente de nosotros tiene.  Cuando una adversidad te golpea te haces consciente de dos cosas: el tipo y el nivel de sufrimiento. Por tipo podemos entender qué clase de sentimiento se está generando: angustia, temor, odio, coraje, frustración, etc.; y en cuanto a nivel estamos hablando de en qué medida lo estamos sintiendo y esto puede ser: baja, media o alta.  

Pongamos por ejemplo que tienes un hijo y este ha caído en el hospital, el doctor les dice que por el momento no les puede dar un pronóstico pero que es algo grave, que te sucede en ese momento, que tipo de sentimiento tienes, pues me imagino que sentirías angustia y en qué nivel, seguramente muy alto ya que hablamos de tu hijo, eso te hace consciente de los sentimientos que se pueden desarrollar ante determinada situación, entonces si en el transcurso de la vida alguien conocido tuyo tiene un evento en el cual le suceda algo fuerte en su vida, por esas experiencias que has vivido puedes suponer el tipo y nivel de sentimientos que esa persona sufrirá y actúas en consecuencia. A esto le llamamos empatía y es aquí que nos puede servir para relacionarnos a nivel emocional con las demás personas, pero cuidado la empatía también nos sirve de forma negativa, así es, te puede ayudar a comprender a tus semejantes y te puede ayudar a destruir a tus semejantes.

La empatía donde hay una relación y no una dependencia es decir donde yo me conozco de tal forma que no necesito generar dependencias emocionales con mi pareja es esa relación donde existe el respeto por la persona y que es lo que respetamos de la pareja, para muchos el respeto se da hacia el “bulto” es decir a la parte física de la persona entonces creemos que mientras no exista una acción donde se afecte o genere un daño físico no hay problema.  Esto es un error, el respeto se debe dar al ser “mental” que se encuentra dentro de ese “bulto” físico entonces mi función es no convertirme en causa que genere sufrimiento, es decir, como tu pareja yo haré solo lo que tenga que hacer, no trataré de hacer comentarios que atenten contra ese ser mental, aquí aplica el dicho “las palabras hieren más que los golpes”

Escuchando una plática el orador decía “como respeto tu alma o tu ser mental interior no hare comentarios “filositos” me dio mucha risa, pero que gran verdad había en esas palabras, como es común que entre las parejas donde la relación es de estilo dependiente se den este tipo de situaciones y te pongo un ejemplo.

Imagina que estas descansando después de una larga semana de trabajo pero tu esposa está con muchas ganas de salir a divertirse, tu cansado duermes hasta tarde y cuando te levantas ya generaste un estado de frustración en tu esposa y ella con tal desahogar estos sentimientos te dice “¿descanso el patrón?” (primer comentario filoso), te das cuenta que te están atacando y te dices a ti mismo, esto no se va a quedar así, la pondré en su lugar, y entonces le responde “Claro como la señora no tiene que trabajar para mantener esta casa” (entonces viene el acto de réplica) “Pues para estas miserias donde vivimos” y así sigue.  ¿Te suena familiar? ¿Cuántas veces lo has hecho?, ¿Crees que está bien hacerlo? Te das cuenta que al hacer esos comentarios estas humillando, estas hiriendo, estas lastimando a esa persona que amas y lo peor de todo es que lo estas disfrutando porque en tu interior estás pensado. “ya la o lo puse en su lugar” y entonces cuando lo disfrutamos y lo hacemos por demostrar que tenemos la razón y somos mejores estamos cayendo en una relación dependiente donde tenemos la necesidad de demostrar que estamos bien y que tenemos la razón.

¿Ya ves como la empatía sirve también para dañar a las personas?

Si a mí no me importa lo que me diga porque me conozco y llevo la felicidad dentro, ¿Entonces trato de lastimarla?, ¿De ponerla en su lugar? ¡Claro que no! Porque yo no soy causa de su sufrimiento ni de su alegría yo solo quiero ser causa de lo correcto para ella. Entonces la respeto y es cuando ya me puedo relacionar.

Quien se entiende a sí mismo, al prójimo y la existencia tiene relaciones de respeto con total empatía.  La comprensión de estas tres cosas son la base de la vida.

Hasta la próxima….

Anuncios