13346473_1356694477680316_851738737909308980_n

“NON NOBIS SED OBNIBUS”

 

Por ÓSCAR QUIRÓS ROMERO

Bien… estoy “quasi” contento. Desde hace unos días ya tenemos formadas las cámaras y estamos en la misma situación en la que estábamos el pasado 21-D. Algún cambio, como casi se predijo, pero formado (que no reformado).

 

Mientras nuestros representantes electos deciden la formación de un nuevo gobierno, grupos parlamentarios, agosto, vacaciones, visitas y consultas a Su Majestad… y nos distraen de la realidad con sus cosillas habituales: fútbol, olimpiadas, sálvame de luxe, etc.

 

Únicamente hay que fijarse en que, durante el período electoral, no ha habido una sola mención al “Brexit” que estaba preparando Gran Bretaña y que estaba preparando el ex-Presidente Cameron ante la atenta mirada del resto de Europa (menos nosotros, claro).

¿Está tocando fondo la Comunidad Económica Europea?

En cierta manera, sí.

Pero, ¿por qué el Reino Unido, no? Pues porque, a pesar de ser uno de los países de la Unión, se le permitió integrarse manteniendo su moneda propia. (Nunca ha estado integrado en la zona Euro). Y pocas personas se preguntan el por qué.

Quizás son insulares y eso les diferencia del resto. Aparte de sus rarezas, que las tienen, ellos han sabido mantener a lo largo de los siglos y a pesar de las guerras, la estructura imperial económica con sus antiguas colonias (externa a cualquier interés o mercado europeo) llamada “Commonwealth” que les permite mantener un estatus financiero mundial en los cinco continentes, además de sus decenas de paraísos fiscales donde siguen ejerciendo su labor de bucaneros recepcionando el dinero de los millonarios externos a sus dominios históricos:  ¿Para voy a abordar un galeón, sí cuando el dinero que produce la competencia lo invierte a escondidas en mis paraísos fiscales a salvo de los fiscos locales?  Eso, también es una forma de pirateo.

La idea parece tan inteligente, como insolidaria e injusta.

Pero si lo miramos con otra visión, es lógica.

¿Para qué voy a estar en el Euro?  ¿Para compartir con Merkel, Hollande? Para subvencionar a  ¿Grecia, España e Irlanda?   No, me mantengo en la Libra porque así no dependo de las fluctuaciones del Euro, ni de las crisis europeas, ni del valor del dólar, yen, rublo o el yuan.

 

Mantengo mi moneda a salvo, por 28 países que forman la E.U. no pueden tener una moneda única y 28 bancos centrales nacionales. No, no.

Propongo que la nueva moneda dependa de un único Banco Central Europeo y central se sitúe en Londres (la City). Porque no voy a poner en peligro la economía hegemónica de la Commonwealth.

A lo mejor, es mucho decir… pero si España se hubiera mantenido en la peseta…

En primer lugar, los precios no se hubieran disparado un 66% en un sólo día

(Sólo recordar que el 31 de Diciembre de 2001, un café con  leche costaba 100 pesetas y el 1 de Enero del 2002, 1’00 €uro. Recordad que 1 €uro equivalía a 166’386 pesetas. Y es ahí donde surge nuestra primera burbuja/estafa económica.

Si nos hubiéramos mantenido en la Peseta, habríamos sufrido esta crisis, pero habríamos devaluado nuestra moneda las veces que hubieran hecho falta y, sí, la crisis habría sucedido, pero no habría sido tan profunda, ni tan prolongada en el tiempo.

 

Aún así, ya puestos y 14 años después, no creo que sea positivo un #pesetexit en este momento, pero si puede ser una forma de presión a Bruselas para que se mantengan las ayudas a España y no se vuelva a oír hablar de “rescates”. Somos España, 4ª potencia económica europea… que nadie se olvide de esto y que nadie se confunda. No podemos parecer un país económicamente débil y laboralmente improductivo. No podemos ser un país con una imagen exterior de ser vagos, corruptos y fiesteros…cuando, aunque lo parezca, no corresponde con la realidad. Hasta hace poco, éramos la 9 potencia mundial y, si uno sale de viaje al exterior… podrá observar en sus carnes la bondad y la suerte que tenemos de vivir dónde y cómo vivimos; de comer lo que comemos; de disfrutar de un clima excepcional, sin terremotos, sin huracanes, sin monzones, etc.

 

Así que, en mi humilde opinión, deberíamos sacar pecho y darnos cuenta que somos un pueblo único, que lleva 700 años unido y que durante siglos hemos conseguido mantener una hegemonía y un orden mundial como ningún país ha sabido construir y mantener en la historia. Así quue vamos a desacomplejarnos y a vamos a tratar de ser ese  puente entre los cinco continentes, porque alguna vez lo fuimos y, probablemente, somos los que mejor lo sabríamos hacer. Con Euro o sin Euro.

N.B.: ¿O es que lo sabe hacer mejor Donald Trump?)

Y para muestra un botón:

  • ¿Qué hace Canada y no el Reino de España mediando entre Cuba y U.S.A.?

  • ¿Qué piensa el Gobierno español ante la solicitud de Puerto Rico de ayuda, acercamiento y reintegración a España?

  • ¿Qué sucede ante el prolongado incumplimiento del mandato de la O.N.U. por parte de Marruecos al Referéndum en el Sahara Occidental?

  • ¿Por qué no se trata de crear un Tratado común económico, político y de defensa común entre los países Iberoamericanos?

  • ¿Cómo es posible que no exista un Tratado de colaboración entre España y Filipinas? ¿Saben que no existe un vuelo Madrid-Manila?

 

Y no, no entiendo mucho de economía, pero sí la he estudiado. También he leído libros apasionantes sobre este tema, como por ejemplo, las tesis de Joaquín Costa (que podrían servir de base, aún hoy, para establecer una nueva visión del futuro de las relaciones exteriores entre España e Iberoamérica.

Quizás el excesivo esfuerzo que hemos realizado para mantenernos exclusivamente en Europa y/o en el Euro, se deberían haber dividido o, mejor dicho, canalizado en aumentar las relaciones con los pueblos amigos y hermanos que, una vez estuvieron integrados en nuestra Corona.

Anuncios