dientes

Los “productos homeopáticos”, no se consideran medicamentos, por lo que no están regulados por ninguna agencia gubernamental para su calidad, seguridad o eficacia.  Sin embargo han crecido en popularidad a medida que más y más medicamentos reales han sido descalificados para su uso en bebés muy pequeños.  La homeopatía se define como “el tratamiento de la enfermedad mediante pequeñas dosis de sustancias naturales que en una persona sana produciría síntomas de la enfermedad.” De hecho, hay un exceso de medicamentos de venta libre para su uso en bebés menores de 6 meses. Esto ha presentado un problema particular para los padres de bebés más pequeños y una oportunidad de marketing para empresas que buscan sacar provecho de un período corto pero intenso: el momento en que un bebé menor de 6 meses le están saliendo los dientes.  


La dentición en su aparición suele causar malestar e irritabilidad, lo que es algo muy convenientemente para los fabricantes de “medicinas homeopáticas.” Mientras que a los niños les brotan sus primeros dientes, en promedio, alrededor de la edad de 6 meses, hay muchos padres que creen que están viendo los signos de la dentición mucho antes. Después de 6 meses de edad, es más seguro dar un Tylenol en la dentición del bebé, pero antes de eso, muchos padres han optado cada vez más por las pseudos medicinas homeopáticos.

La FDA La Agencia Americana del Medicamento acaba de emitir una advertencia seria en contra del uso de cualquier producto homeopático en formato de pastillas o geles con esta indicación para la dentición, tras una investigación iniciada en 2010 en la que se han venido identificando varios casos de convulsiones en bebés y niños relacionados con su uso.etiquetados que han ganado popularidad en los últimos años entre la población, por lo que se recomienda “que los consumidores dejen de usar estos productos y asi como la venta de los mismos.”  “La FDA sigue analizando los eventos adversos reportados a la agencia con respecto a las tabletas y geles de dentición homeopáticos, incluyendo convulsiones en los bebés y los niños que recibieron estos productos, ya que hubo una alerta de seguridad en el 2010 sobre las tabletas homeopáticas para la dentición.  En dicha investigación del problema la FDA esta incluyendo pruebas de muestras de productos. La Agencia continuará para comunicarse con el público a medida que siga recabando más información para que esté disponible para todos”.

La FDA recuerda que estos productos se están vendiendo a través de grandes cadenas comerciales en los Estados Unidos como Hyland o CVS, que según informa Reuters han decidido dejar de comercializarlos tras la advertencia publicada este lunes.  Y no es la primera vez que Hyland ha tenido problemas: La empresa fue hallada culpable en el 2010 con esta advertencia  de seguridad expedido por la FDA, en la que se les encontró cantidades “inconsistentes” de la belladona, que a altas concentraciones pueden ser peligrosos o incluso fatal. Había inclusive según informes en el tiempo de graves efectos secundarios en varios consumidores.

La FDA solo emite las advertencias cuyas investigaciones y pruebas asi lo ameritan en cuanto al consumo de productos y por lo general se deja a los fabricantes para hacerlo. Esta nueva advertencia debe ser considerada seriamente por los consumidores, así como los productos que siguen estando disponibles para la venta en muchas tiendas en este momento y que afecta a alrededor de 2.000 pastillas de homeopatía para la dentición, realizando análisis de algunas muestras de estos productos,  que se irá informando a medida que vayan obteniendo nuevos resultados.. Mientras tanto, recuerdan que no han evaluado la seguridad o la eficacia de estos productos y que tampoco tienen conocimiento de que cause algún beneficio demostrado para aliviar los problemas asociados a la dentición de los niños. Así mismo, aconseja buscar atención médica de inmediato si un menor que haya recibido estos productos presente convulsiones, dificultad para respirar, somnolencia excesiva, debilidad muscular, enrojecimiento de la piel, estreñimiento, dificultad para orinar o agitación tras su uso.

 

 

Anuncios