Los partidos políticos independentistas y republicanos catalanes se encaminan a mantener una mayoría en las elecciones regionales efectuadas ayer jueves 21 de Diciembre, convocadas por el partido del Gobierno Central.

Todo señala una real “reinvindicación” de una campaña en la que y a pesar de la cantidad de zancadillas denunciadas como el no tener las mismas oportunidades que los demás partidos, contar con una excipiente economía, no haberse enviado las papeletas de votaciones o no haberles llegado a tiempo a los catalanes de afuera para votar por correo, tener líderes apresados y otros exiliados…. Da por resultado una total división de la región que sin duda a comparación del 1 de octubre en el que estos celebraron su referendum, estas votaciones de ayer van a favor, incrementando de forma indiscutible sus simpatizantes.

Los independentistas obtienen más escaños o curules gracias a un sistema electoral que da mayor peso a los votos emitidos en las áreas menos pobladas, los bastiones tradicionales de la identidad nacionalista catalana. Un sistema destinado a equilibrar las áreas urbanas pobladas con las comunidades rurales, permitiendo una representación parlamentaria de los grupos regionales, aunque no sean de una mayoría popular.

De confirmarse este resultado, sería un revés significativo para el Gobierno de turno en España representado por su Presidente el Sr. Mariano Rajoy, quien invocó poderes de emergencia, destituyó al gobierno catalán legalmente elegido en el 2015 y tomó el control administrativo de la región autónoma después de que los legisladores independentistas  declarasen su independencia en octubre.

El Presidente de España, convocó elecciones con la esperanza de reorganizar la plataforma política y calculó que los votantes catalanes castigarían a sus líderes independentistas, pero esa convocatoria parece que a hoy no ha rendido sus frutos ya que los tres principales partidos de este bloque han ganado 70 de los 135 escaños en el parlamento catalán, con el 85 por ciento de los votos contados. Después de meses de disputas, El Señor Mariano Rajoy, Catalunya y de hecho toda España vuelve a quedar cerca del punto donde comenzó la crisis y lo que es peor aún Políticamente hablando parece ser que Mariano Rajoy ha quedado herido al perder su apuesta de que una mayoría inmensa de Catalanes se uniría a su llamado por la unidad española para acabar con el desafío independentista.

El partido de Gobierno con estas elecciones resulta el gran castigado al ir la mayoria de sus votos a Ciudadanos, un partido rival que según parece nació en el seno del PP con su lider quien fuera militante del mismo: Albert Rivera joven promesa de la política española, para luego convertirse en una fuerza política importante a sombra del partido del PP del que hoy Mariano Rajoy ya depende para mantener vivo su gobierno en Madrid. 

1512385151_617155_1512385278_noticia_normal
Albert Rivera e Inés Arrimadas virtual presidenta de la Generalidad Catalana.

Según los resultados parciales, el Partido Popular en Catalunya solo sacará tres escaños, perdiendo los que tuvo anteriormente lo que lo convertiría en el menos votado entre los principales partidos.

Desde afuera vemos como esta campaña electoral ha contribuido a endurecer las posiciones de todos los bandos en pugna: entre el gobierno central en Madrid y Cataluña, así como entre unionistas e independentistas.

Catalunya, Comunidad Autónoma esta dividida en cuatro provincias LLeida, Terragona, Gerona y Barcelona que es el centro próspero del sector turismo de España asi como la provincia más rica en cuanto a infraestructuras, logística y su gran puerto internacional albergan sus deseos de independencia basados en su propio idioma, su gran espiritú emprendedor y una cultura que los convierte en una nación dentro de una gran nación como es España la madre patria, y que es lo que los distingue de generación en generación.

Como sea, estos sucesos han inquietado no solo a España sino a los miembros de la Unión Europea y esto debido a que temen que sus propios conflictos independentistas de auge a los populismos y nacionalismos lo que ha hecho que casi ningún político fuera de España y miembro de la UE haya apoyado la causa independentista.

También es cierto que los indenpendentistas y repúblicanos catalanes son un grupo fraccionado y han venido luchando desde el pasado para ponerse de acuerdo.  Sin embargo si de dió un fenomeno singular dentro de Catalunya y es que el partido mayoritario al que pertencecía Pujol y que fuera desembarcado del mismo por estar imputado en corrupción, terminó oyendo a su pueblo y no al revés lo que dió paso a que salgan a la luz todos los independentistas de corazón.  Sin embargo tras la fallida declaración independentista en octubre, estos desacuerdos se hicieron muy notorios en donde cada quien tomo su camino unos apresados por el régimen en vigor y otros en el exilio en Bélgica en donde se pone en el tapete que unos son consecuentes de sus actos y van a prisión y otros deciden marcharse, eso si antes que se les dicte prisión.

Ahora visto lo visto estos partidos independentistas y republicanos se verán enfrentados a una ronda de negociaciones y así decidir quién debería dirigir el gobierno catalán y cómo volver a encarrilar su proyecto independentista y que se les respete ya que la votación ha sido convocada de forma legal y no como la anterior en la que se la tildó de totalmente ilegal, hasta el punto de ser disuelto su gobierno autónomo a pesar de haber sido elegido legalmente en el 2015.

Los líderes de los dos principales partidos independentistas hicieron campaña desde fuera de Cataluña, es decir uno desde la Prisión en Madrid Capital Española y el otro desde el auto exilio en Bélgica a los que se le acusa de rebelión después del intento de declarar la independencia unilateral a finales de octubre y sedición a pesar de no haber recurrido estos ni sus integrantes a la violencia y al sometimiento tal como se revela en las imágenes e informaciones llegadas a todo el mundo que hablan por si solas.

Puigdemont-Bruselas-1440x808
Carles Puigdemont, en el Centro de Convenciones de Bruselas Bélgica. EFE

 

La sorpresa sin duda  ha sido la fuerte demostración del partido recientemente renovado de Carles Puigdemont, (Presidente de la Generalidad Catalana) destituido y que se encamina a ganar 34 escaños en el próximo parlamento regional, uno más que Esquerra Republicana, el otro partido independentista tradicional catalán y por ende principal.

Carles Puigdemont reapareció en Bélgica donde se encuentra desde hace ya dos meses y del que se rehusó a regresar a España para ser procesado por el delito de rebelión. Mientras El líder de Esquerra Repúblicana el Economista Oriol Junqueras, esta a la espera de su juicio encarcelado como otros dos miembros importantes que gozan de gran simpatía en dicha Comunidad autónoma de quienes se dice igualmente estar apresados más tiempo que el lider de Esquerra por sus ideas igualmente en Madrid, capital Española.

Por otro lado el Partido Político Ciudadanos, a favor del “unionismo” se preparó para ser el primero en términos de votos, pero todo apunta a que no pueda formar un gobierno. La mayoría del bloque pro-independentista denota que formará el nuevo gobierno.  Estas elecciones de ayer jueves se producen a menos de dos meses después que 2 millones de catalanes eligieron separarse de España y sus líderes declararon unilateralmente su independencia, lo que llevó al primer ministro español a disolver la legislatura regional y convocar elecciones anticipadas con la esperanza de obtener un voto legal y ordenado.

descarga
Lider Miquel Iceta, candidato de los socialistas catalanes dijo: “Mientras mayor es la participación, más alegría para todos los demócratas”.

 

...Pase lo que pase en el computo final de estas recientes elecciones, indican que “El Gobierno español no puede seguir ignorando que una gran mayoría de Catalanes con estas votaciones rechaza la intervención de Mariano Rajoy en Cataluña y quieren un referéndum independentista”, palabras de  Carles Campuzano, miembro del partido político Junts pel Cat de Carles Puigdemont

 

Anuncios