La noche de THE GOLDEN GLOBES 2018 comenzó con una alfombra roja, normalmente colorida, transformada en un mar de estrellas vestidas de negro para mostrar su solidaridad con las víctimas de acoso sexual dentro y fuera de la industria del entretenimiento tales como Angelina Jolie, Emma Stone, Amy Poehler, Gal Gadot, Jessica Biel, Kerry Washington, Octavia Spencer, Jessica Chastain, Laura Dern y Claire Foy apoyando así a la campaña Time’s Up, lanzada a principios de esta semana, que lucha contra el acoso sexual especialmente en los lugares de trabajo.

Entre los primeros ganadores del domingo estuvieron a Nicole Kidman, que se llevó el premio a mejor actriz en una miniserie de televisión por su rol en “Big Little Lies” de HBO, y Elisabeth Moss, por su papel en el drama distópico de Hulu “The Handmaid’s Tale”.

La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, en esta oportunidad han premiado a las Tres anuncios a las afueras con cuatro galardones y Lady Bird con dos galardones y a las series Big Little Lies The Handmaid’s Tale en su 75ª edición.

Tres anuncios en las afueras tiene un buen guion (Martin McDonagh sabe cómo plantear acciones, personajes y diálogos) y un estupendo reparto.  Y entre sus rivales más directas destacan el poderío visual de Dunkerque, y la finura creativa y estilística de La forma del agua y Call me By Your Name, filmes que contienen una buena dosis de arte  y calidad. Entre los cuatro premios del filme de Martin McDonagh, guion y actriz protagonista podrían repetirse en los Oscar. Frances McDormand va bien encaminada a por su segundo oscar aunque tiene grandes rivales.

Lady Bird, muy buena película, aunque no excepcional ya que hay otras películas similares siendo una de estas normalmente francesa.

No nos ha convencido para nada los premios a La forma del agua, en dirección, que no era ni  finalista para Guillermo del Toro, lo que generó gran confusión, como en la banda sonora, del maestro Alexandre Desplat, el compositor actualmente más en forma.

Si nos pareció lógico que Coco gane en su categoría pero no que no se la haya premiado por su canción.  Por lo que no nos ha convencido que gane Fatih Akin con En la sombra cuando en el apartado a película de habla no inglesa estaban la chilena Una mujer fantástica, la rusa Sin amor y la sueca The Square.

La última entrega del Globo de Oro el de mejor drama fué para la inigualable Barbra Streisand, la única cineasta que ha ganado el Globo de Oro a mejor dirección, la misma que recordó que lo hizo en el año de 1984, y que ya iba siendo hora de que se reconociera a otras.

Lo que si nos pareció inteligente fueron la calidad de los discursos. en donde destacaron frases como “Somos las historias y las escribimos por nosotras mismas”, de la actriz Elisabeth Moss, frase que podría resumir la gala, en la que los hombres galardonados no se sumaron a la reivindicación.

Otra cita que quedó fue la de Laura Dern “A muchas nos enseñan a callar, nuestros hijos deben aprender a hablar sin miedo a represalias, esa debe de ser nuestra nueva guía.”  Esta premiación de los Globos de Oro, estubo marcados por el movimiento MeToo contra el acoso sexual y por las etiquetas de Time’s Up, campaña que ya es secundada por 300 mujeres de la industria audiovisual y que convirtieron el dia de ayer la gala en un gran anuncio de su lucha.  Los hombres no se pronunciaron tanto al respecto excepto el actor Sam Rockwell, que con su premio en mano, pidió que “la gente dejara de ser abusona”.

Estas reivindicaciones empezaron antes de la gala, en la misma alfombra roja en donde en una entrevista a Debra Missing, la actriz aprovechó para explicar, que entre las razones para ir de negro, que era el código clave de la lucha, había una que iba dirigida para el canal E!  que la estaba entrevistando en la que dijo: “Queremos diversidad, queremos paridad de género interseccional, queremos cobrar lo mismo, Me quedé en shock al saber que E! no cree en pagar lo mismo a sus presentadoras femeninas que a los masculinos. Echo de menos a Catt Sadler [presentadora del canal que dejó su puesto de trabajo al enterarse de que su compañero, Jason Kennedy, ganaba más dinero que ella. Estamos con ella y eso es algo que deberíamos cambiar mañana. Queremos que la gente empiece a tener esta conversación en la que se considere a las mujeres igual de válidas que los hombres”.

Otra de las galardonadas como Dern, agregó: “Es urgente que todos nosotros no solo apoyemos a las supervivientes y las testigos, sino que las protejamos y las contratemos”.  Rachel Brosnahan, así mismo dijo “Hay demasiadas historias femeninas aún que necesitan y merecen la pena ser contadas”,  Reese Witherspoon, con el premio de Big Little Lies a mejor miniserie, gritó a las televidentes, asegurando a las chicas que estuvieran sufriendo abusos que estaban allí para escucharlas. Francesc McDormand alabó a las miembros de la Asociación de la Prensa extranjera en Hollywood: “Ellos han escogido a una presidenta, ellos sí”. Aprovechó para confesar que “la política me la dejo en casa”, recalcar: “Las mujeres que estamos aquí no venimos por la comida, sino por nuestro trabajo”. Incluso entre las presentadoras: Natalie Portman, que a segundos de leer el premio a mejor dirección, llamó la atención sobre el género de los candidatos: “Todos hombres,” a  Jessica Chastain, que incidió en el 23% de diferencia que separa los sueldos de los actores con los de las actrices.  Así mismo llamo la atención la elección de los acompañantes ya que muchas actrices iban junto a una activista como lo hizo Susan Sarandon que llegó acompañada de la periodista y activista pro medio ambiente Rosa Clemente, Emma Watson quién llego con la activista de género Marai Larasi, Meryl Streep quién llegó con la Directora de la Alianza Nacional de las Trabajadoras Domésticas Ai-jen Poo, Laura Dern, con la Presidenta de la Asociación Nacional de Granjeras Mónica Ramírez,  Michelle Williams quién llegó con la Directora de Chicas por la Igualdad de Género y Fundadora de #Metoo Tarana Burke, Shailene Woodley llegó acompañada de una miembro de la Tribu Suquamish quien es luchadora de los derechos de los nativos americanos, Emma Stone con la fundadora de la Asociación de tenistas femeninas Billie Jean King, Amy Poehler con la abogada de trabajadores de Hostelería Saru Jayaraman.

Así mismo destacamos a Seth Meyers, el anfitrión de la gala de Entrega de los Globos de Oro, quien dio inicio a la primera entrega importante de premios de Hollywood del 2018 con una serie de bromas sobre los escándalos de conducta sexual impropia que últimamente sacudió a la industria cuando dijo: “””Buenas noches damas y caballeros… que queden Feliz Año Nuevo Hollywood! Es 2018. La marihuana finalmente está permitida y el acoso sexual finalmente ya no lo es”, recibiendo fuertes aplausos de la audiencia de estrellas en Beverly Hills.  Iniciando asi su monólogo de inicio de la gala, directo a la yugular, continuando… “No os preocupéis por Harvey Weinstein, volverá dentro de 20 años cuando se convierta en la primera persona en ser abucheada en el vídeo In Memoriam [que recuerda a los fallecidos]”, y acto seguido se escucharon varios abucheos a lo que agregó con rapidez el presentador…”Exactamente así va a sonar”, “Va a ser la primera vez en tres meses que los hombres presentes en esta sala no tiemblen al oír su nombre en público”, Por supuesto, el nombre de Kevin Spacey también ha sobrevolado la sala. El monólogo de Meyers termino cuando comenzó a contar un chiste que varios intérpretes famosos han rematado desde sus sitios. Los dos primeros de corte  antimachistas y antiracistas y el tercero ha sido el gag que han montado Meyers y la humorista Amy Poehler sobre el mansplaining (cuando un hombre explica algo a una mujer sin saber si ya lo sabe en un tono condescendiente y paternalista).

Todo esto a consecuencia de las múltiples acusaciones contra actores, cineastas y agentes de Hollywood desde octubre del 2017 que han llevado a muchos de los acusados ​​a ser despedidos u obligados a renunciar, abandonar proyectos creativos etc.

Anuncios