Existe una línea muy fina que separa la mente del cuerpo ya que la mayor parte de las sensaciones que experimenta nuestro organismo vienen precedidas por la mente es decir que: lo que la mente cree, el cuerpo lo experimenta.  Muchos afirman de que todas las enfermedades parten de la mente por lo que a través de ella se pueden curar o aliviar.  Por ello sabemos que el efecto PLACEBO se basa en la mejora o la desaparición de los síntomas de una enfermedad en un paciente llevando a cabo un tratamiento SIN PROPIEDADES CURATIVAS REALES, en que los pacientes llegan a experimentar mejoría de los síntomas al ingerir sustancias o pastillas sin efectos que puedan relacionarse directamente con esa enfermedad, DE TAL MODO QUE ES “LA MENTE” quien se encarga de  convencer al cuerpo de esos efectos positivos de lo que ingiere y que son inexistentes.

El EFECTO PLACEBO

En estos cuadros las personas desconocen que están siendo tratados con sustancias sin efecto, pero tienden a mejorar en una proporción similar a la mejora ocasionada por un medicamento real.  A través de estos estudios, se ha comprobado que los circuitos de dolor y la secreción de opioides se modifican realmente ante la expectativa del placebo.  De ahi a que la gente ingiere pildoras o sustancias o polvitos inclusive masajes y según el que, se ven más delgadas, más ligeras, menos dolores, que van sanando entre otros….

Para que el efecto placebo funcione, es necesario dos mecanismos en la mente de la persona:  el condicionamiento clásico y las expectativas que es cuando el paciente tiene justamente la expectativa de curarse mediante algo en concreto, lo que condiciona la respuesta de su organismo al tratamiento. A mayor expectativa de mejora, mayor resulta el efecto del placebo, siendo a su vez el condicionamiento cada vez mayor y para que tenga éxito TRANSITORIO, pero la persona no lo sabe claro esta, entra en juego la percepción de la persona o paciente. 

Por ejemplo, en estos casos la mente de la persona tiende a medir la sensación de profesionalismo y competencia del profesional que lo tenga a cargo, como puede ser igualmente un masajista, un rehabilitador, un farmacéutico que administra el tratamiento. Así mismo es determinante la sensación que el propio placebo crea en el paciente, y que tendrá que ver con su tamaño, precio, presentación, apariencia, etc. Y para entender este funcionamiento del efecto placebo se realizaron varias investigaciones psicológicas que compruebas cómo reacciona el cuerpo en relación al cerebro cuando se administran estas sustancias inocuas, demostrado en pacientes con enfermedades a largo plazo, que generan diversos niveles de dolor, como Parkinson, demencia o epilepsia, que han visto mejorar sus síntomas gracias al efecto placebo. a su gran poder de sugestión.

Si bien se desconoce aún mucho acerca de este proceso, o cualquier otro que se base en una creencia y que tenga resultados tangibles. Es un fenómeno muy interesante SI, como objeto de estudio, en el que el pensamiento llega a influir en procesos mentales básicos, hasta llegar a la modificación en el organismo, pero no cura y puede que como dice aquel viejo refran a los mejor te salga más cara la lavada que la camisa.

55c8adf0c4618898498b45af

EL EFECTO NOCEBO.

Este es un efecto que trata de la influencia que tendría internet sobre la salud de los pacientes ya que es mucha la gente que al sentirse algo mal ingresan al internet y van a su navegador de Google ponen que son esos síntomas que aprecias y ¡voilá! aparecen a continuación posibles enfermedades y muy a menudo nada esperanzador, produciendo angustia en quien consulto.  Irónicamente, el tema se hace tan repetitivo y tan convincente para quien consultó que termina enfermando de verdad: eso es el Efecto Nocebo, fenómeno totalmente opuesto al Efecto Placebo que acabamos de tratar.

Un grupo de científicos de la Health Sciences Center de Toronto, publicaron un estudio acerca de este Efecto Nocebo. https://www.internationaljournalofcardiology.com/article/S0167-5273(17)36599-3/fulltext En el que dice lo que creen los galenos sobre los efectos nocivos de internet sobre la medicina ya que cada vez se van convenciendo que la gente mientras más lee sobre tratamientos en internet, menos efectivos resultan ser debido al factor psicólogo de poca creencia en la efectividad del procedimiento médico que tiene en la realidad.

Fue un estudio en el que se quería averiguar los niveles de intolerancia a las estatinas ( fármacos para bajar el colesterol y triglicéridos en pacientes con niveles excesivamente dañinas para su salud) tomando como referencia pacientes de 13 paises en todo el mundo, decidiendo comparar los niveles de intolerancia a la medicina con la disponibilidad de páginas web que disponen de una lista de efectos secundarios, logrando determinar la gran cantidad de páginas que hay sobre el tema en Google según el lenguaje correspondiente al pais de origen de cada paciente. Relacionándolos con el número de pacientes estudiados, se pudo apreciar que en los paises como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia la gente tendía a ser más intolerante a las estatinas, coincidiendo con la gran cantidad de paginas que hablan de los muchos efectos adversos de la medicina. Sin embargo la intolerancia de estos países se contrapone a los realizados en algunos lugares de  Asia y Europa oriental, en donde si las personas desarrollaban más tolerancia, lo que da como conclusión que los pacientes que tienen más acceso a la información eran más propensos a sufrirlos, algo que se ha vuelto muy común todo el tiempo ya que se sugestionan por lo que ven en el Google.

Por todo esto ahora los médicos coinciden en la importancia de hablarle al paciente sobre los efectos secundarios de las medicinas que recetan, después de todo, la existencia del Efecto Nocebo es perfectamente discutible como preocupante debido a la interpretación que se da en dichos temas. 

efecto-nocebo

Anuncios