Japón, se encuentra situado en una de las zonas sísmicas más activas del mundo conocida como el llamado Anillo de Fuego, cuenta con infraestructuras especialmente diseñadas para soportar este tipo de flagelo de la naturaleza.

Un terremoto en Japón de 6,1 grados de magnitud sacudió el oeste de Japón a las 07:58 a.m. del lunes hora local, tuvo su hipocentro a 13 kilómetros de profundidad en la prefectura de Osaka, en la isla de Honshu -la mayor del archipiélago nipón- y a unos 500 kilómetros al oeste de Tokio, informó la Agencia Meteorológica (JMA).  

El sismo por el que no se activó la alerta de tsunami, alcanzó el nivel 6 bajo en la escala japonesa cerrada de 7 grados (centrada en el grado de agitación en la superficie) en la prefectura de Osaka y de 5 alto en la prefectura de Kioto.  La JMA cifró en un primer momento la intensidad del terremoto en 5,9 grados y su hipocentro en 10 kilómetros pero actualizó los datos horas después.

Según señaló la Agencia Meteorológica japonesa, es la primera vez que la prefectura de Osaka registra un terremoto de este tipo desde el año de 1923 en que se empiezan a  registrar estos datos.

La Agencia Contra Incendios y Manejo de Desastres de Japón indicó la muerte de una menor de 9 años y dos hombres mayores de 80 años de los cuales se presume que la niña como uno de los ancianos fueron aplastados por muros que se derribaron tras el sismo, así como que hay más de 40  personas heridas. 

Así mismo varios edificios en las ciudades de Osaka y Takatsuki se han derrumbado e incendiado y se presume que podría haber personas atrapadas.  Muchas carreteras han  quedado inundadas, varias viviendas han sido pasto de las llamas, también se ha causado la suspensión del servicio de tren bala en la zona, como ha ocurrido con los servicios ferroviarios locales en las prefecturas de Osaka, Shiga, Hyogo, Kioto y Nara, mientras que el suministro eléctrico ya se ha recuperado en la región en la que quedaron afectadas unas 170.000 viviendas.

Las Empresas Eléctricas Kansai, dice que no se han registrado irregularidades en ninguna de las plantas nucleares de Mihama, Takahama u Ohi, que son las que proporcionan energía a la región.

Daihatsu Motor Co., una de las fábricas que el grupo Toyota tiene en la zona, ha suspendido su producción mientras se comprueba el estado de las instalaciones.

Por otro lado el aeropuerto Internacional de Kansai (Osaka), el más importante del oeste de Japón, después de haberse confirmado el buen estado de sus pistas ha reabierto mientras que el segundo aeropuerto de esta ciudad se habrían cancelado 41 vuelos.

Las autoridades competentes así mismo informaron que ninguno de los 15 reactores nucleares con los que cuenta esta región han sido afectados por el sismo.

Según señaló la Agencia Meteorológica nipona, es la primera vez que la prefectura de Osaka registra un terremoto de esta intensidad desde que en 1923 se empezaran a registrar estos datos.

Anuncios