DEMENCIAL ATAQUE TERRORISTA EN COLOMBIA

Colombia vuelve a revivir los miedos del pasado al perpetrarse un demencial ataque terrorista el dia de ayer jueves a las 9:30 a.m. hora local. El condenable hecho se produjo en La Escuela de Policía Francisco de Paula de Santander, ubicada en el sur de Bogotá del hermano pais sureño de Colombia. Institución dedicada a la formación de oficiales, en la que
un carro bomba que desafortunadamente superó los puestos de control de seguridad y exploto, dentro de sus instalaciones, dejando un saldo de al menos 11 muertos y 68 heridos.

El vehículo utilizado para este demencial acto, era una camioneta gris Nissan Patrol: “Nuestros explosivistas nos han dado un primer reporte que indicaría que el vehículo estaba cargado de 80 kilos de pentolita”, explicó Martínez. un poderoso explosivo. Cuyo dueño del vehículo es Jose Adelmar Rojas Rodriguez, colombiano quien presumiblemente ingresa el vehículo a la Escuela de Oficiales de la Policia General Francisco de Paula Santander, así mismo la Fiscalía confirmó a la Agencia Noticiosa AFB el deceso del hombre durante el ataque, aunque las autoridades no han señalado su vinculación con alguno de los grupos armados que aún operan en Colombia, financiados por el narcotráfico, tras el pacto de paz con la otrora guerrilla FARC en el 2016.

Según se confirma, el conductor entró violentamente a la escuela de cadetes, ingresó a toda velocidad, ignorando las señalizaciones de pare y asi mismo no se identificó. Y de ser así estaríamos hablando de un atentado suicida..

Según el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, señala al conductor anteriormente mencionado como dueño de la camioneta debido a una última revisión mecánica del vehículo realizada en julio de 2018 en la ciudad de Arauca, fronteriza con el estado Apure, al sur de Venezuela.

Se sabe que en el lugar además estaban 45 cadetes panameños, de los cuales solo dos resultaron heridos de menor gravedad. Así mismo se informó de una mujer de nacionalidad ecuatoriana la cadete Erika Chicó falleció y su compatriota Carolina Sanango quedó herida levemente.

El presidente de Colombia, Iván Duque, ni bien se enteró, informó que se movilizaba ya mismo al lugar de los hechos, que llamó acto terrorista, y dijo que ordenó una investigación para determinar los autores del ataque:

Iván Duque@IvanDuque · 18h

#Quibdó | Estoy regresando de inmediato a Bogotá con la Cúpula Militar ante el miserable acto terrorista cometido en la Escuela General Santander contra nuestros policías.

Iván Duque@IvanDuque

Vamos al lugar de los hechos. He dado órdenes a la Fuerza Pública para determinar los autores de este ataque y llevarlos a la justicia. Todos los Colombianos rechazamos el terrorismo y estamos unidos para enfrentarlo. COLOMBIA se entristece pero no se doblega ante la violencia.9.06216:41 – 17 ene. 2019Información y privacidad de Twitter Ads5.549 personas están hablando de esto

El alcalde Enrique Peñalosa ya está en la escuela y envió a través de su cuenta de Twitter un mensaje de apoyo a los policías:

Enrique Peñalosa@EnriquePenalosa

Mi solidaridad con nuestros policías frente a acto terrorista en la Escuela General Santander. Los colombianos pueden tener la certeza que los criminales no intimidaran a nuestro Estado1.61817:00 – 17 ene. 2019Información y privacidad de Twitter Ads603 personas están hablando de esto


El presidente de Colombia, IvÁN Duque quien acudió al lugar, calificó el hecho como un “demencial acto terrorista” y aseguró que la investigación continuarán hasta dar con los actores intelectuales. Así mismo el Presidente decretó tres días de duelo nacional: ” Hemos declarado tres días de duelo nacional. He solicitado dar prioridad a todas las investigaciones”, dijo en un pronunciamiento en la noche del jueves. “Estamos preparados para defender a nuestro país. Vamos a seguir actuando contra los grupos armados que operan en nuestro país. Profundizaremos los sistemas de recompensas para capturar a los cabecillas”.

Este “demencial acto terrorista no quedará impune, los colombianos nunca nos hemos sometido al terrorismo, siempre lo hemos derrotado, esta no será la excepción”, dijo el presidente Iván Duque en una declaración a la prensa junto al fiscal general, Néstor Humberto Martínez.
Así mismo el Presidente de Colombia ordenó “fortalecer los controles sobre las fronteras y las entradas y salidas de las ciudades”. “Igualmente, he solicitado dar prioridad a todas las investigaciones (…) para identificar a los autores intelectuales de este atentado terrorista y a sus cómplices”, señaló el presidente, que desde su asunción como presidente endureció la política antidrogas tras heredar una cifra récord de cultivos ilegales y de producción de cocaína en 2017. 

Duque pidió la colaboración de los colombianos para “desarticular a la estructura criminal” que ejecutó el ataque, aunque se cuidó de mencionar a alguna organización en específico. “No descansaremos hasta capturar y llevar a la justicia al resto de los terroristas involucrados y les notifico a esos criminales que les espera el repudio social, el rechazo de todos los colombianos y la comunidad internacional, y el castigo ejemplar de la justicia”,manifestó Duque, quien dejó claro que su Gobierno no dará “ni un paso atrás”. “Este demencial acto terrorista no quedará impune (…) Los colombianos nunca nos hemos sometido al terrorismo”, enfatizó. Desde la oficina de la ONU en Colombia hasta Estados Unidos, pasando por el gobierno de Venezuela -con el que Bogotá congeló relaciones- y la FARC condenaron el hecho y expresaron solidaridad con las víctimas y familiares a través de un comunicado y en una entrevista con la CNN.

Al caer la tarde, las inmediaciones de la Escuela General Santander se mantenían acordonadas y bajo estricta vigilancia, con un robusto despliegue militar y policial. El presidente Iván Duque seguía en el interior de las instalaciones, detrás precisamente de la puerta principal, donde se encontraban las banderas izadas a media asta, encabezando una junta de inteligencia junto al ministro de Defensa, el fiscal general y el alto mando del ejército y la policía. Informa Santiago Torrado

Oficialmente se sabe que hay 21 víctimas mortales y más de 68 personas heridas producto de este demencial ataque terrorista que sacude a este país atascado en sus esfuerzos de paz.

Según versiones de algunos vecinos que acudieron al lugar comentaban..”Escuché como si se hubiera caído el cielo en la cabeza. Fue una explosión muy grande. Cuando salí había una humareda grande”, relató Rocío Vargas, vecina del lugar.

Según versiones de policías, un perro antiexplosivos detectó la carga. Al verse descubierto, Rojas aceleró y atropelló a un agente. Tres uniformados fueron detrás del vehículo que explotó segundos después.

Se trata del peor acto de terror ocurrido en la capital colombiana desde febrero del 2003, cuando rebeldes del ahora partido FARC detonaron un coche bomba en el club El Nogal. Treinta y seis personas murieron y decenas más sufrieron heridas.

Al cierre de esta edición, damos cuenta que de los 68 heridos, 58 fueron de los cuales ya fueron dados de alta. A su vez la policía colombiana, que todavía trabaja en la identificación de los cuerpos, teme que la cifra de víctimas aumente.

Según Luis Fernando Echavarría, especialista colombiano en seguridad urbana, lo que pasó en la Escuela de Cadetes es atípico y es evidente que los responsables tenían un objetivo claro: matar a muchas personas y con ello generar terror. “Hace años no se veía tal cantidad de explosivos en una acción terrorista. No tiene las mismas características de otros ataques y podría estar relacionado con un tema más grande, porque la modalidad es muy particular”, dijo Echavarría al precisar que detrás de la acción hay un grupo muy organizado. El vehículo, detonó en el marco de una ceremonia de ascenso de oficiales y cadetes tras irrumpir de forma violenta. Según versiones de policías, quien el conductor al verse al descubierto, aceleró y atropelló a un agente. Tres uniformados fueron detrás del vehículo que explotó segundos después. “Escuché como si se hubiera caído el cielo en la cabeza.

Con unos ocho millones de habitantes, Bogotá había sido sacudida por esporádicas acciones de terror en el 2017 en donde en febrero de ese año, el ELN se atribuyó un atentado contra una patrulla policial que dejó un uniformado muerto y varios heridos de gravedad en el barrio La Macarena. Ese mismo año, un atentado en un centro comercial dejó tres muertos y varios heridos. Las autoridades culparon del hecho al Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), de izquierda radical. (Fuente www.perfil.com).

Desde la mesa de redacción de LA AGENCIA MUNDIAL DE PRENSA condenamos este repudiable acto terrorista y nos sumamos al dolor del pueblo Colombiano y hacemos publico nuestro más sentido pésame para con las víctimas y familiares por medio de nuestro Director General de la Agencia Mundial de Prensa de Colombia, Ing. Jorge Sepúlveda y staff.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.