Arcángel: Un Grammy para “Al Este del Cante”

By Teresa Fernández Herrera

Es Arcángel de apellido y de nombre artístico. Nacer en Alosno (Huelva) bien puede decirse que le imprimió carácter, porque este pueblo onubense es uno de los grandes referentes del fandango de Huelva. Y él, que tanto es un cantaor de raíz como de vanguardias diversas, es un especialista del fandango, de cualquier tipo de fandango extendido por buena parte de la geografía española y portuguesa, pero la ruta del fandango por tierras de Huelva, es como la madre de este palo flamenco de ida y vuelta, introducido en España en el siglo XIX por indianos regresados de varios puntos del nuevo continente. Y además, Arcángel ama el fandango como ama a su tierra.

Al Este del cante se publicó el 2 de marzo 2018 y en noviembre pasado se llevó su primer Grammy Latino, en la categoría Mejor álbum de música flamenca 2018, en competición con otros famosos artistas, como Dani de Morón, Alba Molina, Rosario la Tremendita y Samuel Serrano.

Al Este del cante es su sexto disco y  la continuación del encuentro con el Coro de las Voces búlgaras que iniciara hace años Enrique Morente, ahora como Nuevas Voces Búlgaras, es decir, las hermosas voces de Adela, Evelyn, Giuliana, Moriana, Tatiana, Moira, Verónika y María. En el disco también  estuvo acompañado por las guitarras de Dani de Morón y Rycardo Moreno, el contrabajo de José Manuel Posada El Popo y la percusión de Agustín Diassera.

Arcángel está exultante con este Grammy, que viene a sumarse a un buen número de distinciones nacionales, entre otras, la Medalla de Andalucía en 2017..

Teresa. Al Este del Cante. Apenas ha pasado un año de su edición, pero como ya se ha dicho mucho sobre ella,  me gustaría que me dijeras lo que aún no hayas dicho…

Arcángel. Es un proyecto que nació de manera fortuita, es cierto que conocía a Giorgi Petkov, director de las Voces Búlgaras a través de Enrique Morente. Petkov me invitó a dar un concierto en Sofía y charlando, charlando, se habló de la posibilidad de hacer algo juntos en un futuro y me vine con la sensación de que algo íbamos a hacer. De pronto me llamó, me dijo que tenían un coro listo para empezar a trabajar y me puse manos a la obra.

Trabajamos hasta encontrar puntos comunes, hasta que yo pude estimar que podíamos ir plasmando ideas en base a nuestra libertad expresiva, estableciendo un diálogo intermusical más que intercultural. Son dos géneros que no tienen nada que ver, cuando dialogan es porque los músicos son capaces de hacerlo. A mí me parece que hacemos un trabajo en profundidad, pero no es un diálogo entre culturas, es un diálogo entre músicos. Hay una predisposición inicial a hacerlo y un conocimiento determinado cada uno en su materia, que llegan a confluir en un punto. Creo que hacer una incursión más profunda en temas culturales llevaría mucho más tiempo. 

Teresa. Canciones populares búlgaras para el coro, dúos de cante y toque, a veces con el coro de fondo. Homenajes a amigos y mentores…

Arcángel. Fue especialmente emocionante recordar a Enrique Morente  con un poema de Poeta en Nueva York de Lorca, la Aurora en Nueva York; a Camarón con La leyenda del tiempo, inspirada en Así que pasen cinco años de Lorca;  a mi amigo y gran poeta Manuel Molina con Cabalgando van los gitanos. Uno de los Poemas del alma de Federico, que me gusta mucho, la Baladilla de los tres ríos, con el que le recordé a él. He cantado ese poema en varias ocasiones. Cuando estuve en la compañía de Mario Maya, llevábamos ese cante. Es un texto muy musical.

Por supuesto el homenaje a mi tierra nunca falta,  Fandangos de Huelva y Alosno. Suenan maravillosos con el acompañamiento de las voces búlgaras.

Teresa. Siento curiosidad por la canción que titulas Galaxia Rosada, que es una galaxia real que anda por ahí, por el cosmos.  ¿Te inspiraste en ella?

Arcángel. No, no. Es un tema muy bonito con un texto que hizo mi letrista habitual, Isidro Muñoz  y la música está inspirada en músicas populares de mi pueblo, de Alosno. Es un tema de las Coplas del Agua, un canto al Señor para que llueva, un canto que hacían en épocas de sequía para que Dios mandara la lluvia. Yo rescaté esas músicas y las llevamos a un terreno de nana, o al menos a mi me evoca una nana, e Isidro Muñoz pone ahí en la letra el seno de la madre que alimenta al hijo. Me parece  una letra muy bella.

Teresa. Dices de Al Este del Cante que es la primera vez que has trabajado en plena libertad de tomar decisiones, tener a tus artistas a tu servicio, dirigir, etc. Me cuesta creerlo, se te ve siempre, o al menos en los años en que te vengo siguiendo, tan libre…

Arcángel. Realmente, lo que quiero decir es que es la primera vez que yo he decidido la totalidad de lo que se hacía. Hay veces que uno se siente libre en los conceptos de lo que quiere hacer y toma decisiones también consensuadas con  la gente y eso no quiere decir que no seas libre. Pero es que más que libre, yo diría que soy el que ha tenido más peso, más responsabilidad  en todo lo que sucede en  Al este del cante.

Teresa. Para no ir muy lejos, con Tablao ¿no tuviste la misma libertad? A ver, dime brevemente como fue en tus otras grabaciones en solitario empezando por la que lleva tu nombre, Arcángel de 2001.

Arcángel.  En composiciones anteriores no tenía tanta libertad, en tanto en cuanto que  mi labor era de intérprete como cantaor, no decidía en la elaboración de la música, en la elección de los músicos, ni en la grabación de los textos. En Tablao sí, pero no tanto como en Al Este del Cante. La diferencia está en que no hago música nueva, rescato músicas  para recrearlas. Es una gran diferencia. El de ahora, es el más completo, cien por cien de toma de decisiones.

Teresa. Ya puestos,  dime qué es para tí la libertad.

Arcángel. Parto de la base de que la libertad no existe. Creo que la libertad puede sentirse interiormente pero está determinada por la propia naturaleza. Se puede cambiar la libertad de pensamiento, lo que uno se forja durante un tiempo en que va aprendiendo, adquiriendo conocimientos…

Venimos determinados por muchas cosas que a lo largo de la vida se manifiestan en nuestros gustos, en lo que nos atrae, ¿qué libertad hay en que una persona se enamore? No es un acto libre, es algo que ocurre y punto. El raciocinio, ¿te da la capacidad de ponerle freno a lo que ocurre? No, es algo que ocurre, para bien o para mal. Ese es mi concepto. Queremos sentirnos libres y tomar decisiones sobre cosas sobre las que no tenemos opción de decidir. Hay cosas que proceden de tu interior, pero tú no las comandas, cosas que te producen rechazo o alegría sobre las cuales tú no tomas decisiones. El ser humano no domina todo lo que está a su alrededor. Entiendo que hay una parte del ser humano que es la  mente y que puede cambiar el curso de las cosas, pero no en plena libertad.  Una libertad plena sería decidir cuánto mido, si soy guapo o feo…Esa es la primera limitación que tiene el ser humano. Si no te dotan de un buen intelecto, ¿cómo cambiamos el curso de las cosas?  Pero bueno, como digo, los conceptos son bastante unitarios, porque al final todos los seres humanos luchamos por lo mismo, por sobrevivir, reír, llorar…

Teresa. Estamos en el Año Lorca, con ocasión del centenario de su llegada a Madrid desde su Granada natal en 1919, a aquella irrepetible Residencia de Estudiantes. Hablemos pues de Lorca. Por ejemplo, el verano pasado estuviste como invitado por el Ballet Flamenco de Andalucía,  en su proyecto “Flamencolorquiano”…

ArcángelComo invitado a un espectáculo de danza, participé en doce funciones, con tres o cuatro intervenciones, entre ellas la Aurora en Nueva York y la  Leyenda del Tiempo. Cantar a Lorca en Granada, en los Jardines del Generalife es muy inspirador. Yo iba con cierto miedo, porque hace muchos años que hago espectáculos a mi manera, siendo yo el que comanda. Entrar en un grupo de baile, como parte del organigrama de un ballet, es algo como muy teatral. Es estar dentro de un gran espectáculo, concebido de una forma determinada, donde hay unas normas que cumplir, algo a lo que ya no estoy acostumbrado, porque  desde hace muchos años soy dueño de mis actos. Pero me encontré con un grupo maravilloso, tanto en lo profesional como en lo personal. Disfruté mucho.

Teresa. Federico García Lorca, el primer revolucionario del flamenco del siglo XX, el que transformó el flamenco de anécdota en categoría.

Arcángel. Bueno, no sé si estaría de acuerdo en eso. El flamenco ya era grande, creo que Federico lo que hizo fue llevarlo a un sector de la sociedad que no lo tenía tan claro. Ahí estaban cantaores como Chacón, Manuel Torre, el Tenaza, Silverio, la Zagala, había muchos nombres anteriores con un peso específico dentro del cante. Creo que él y Falla, con el concurso de 1922 lo presentaron a una sociedad más culta, más elevada, eso sí…

Teresa. Estoy de acuerdo contigo, pero me refiero a que esos cantaores no cantaban en según qué sitios, no tenían un cachet  establecido por ellos de acuerdo a su prestigio y fama,…cobraban lo que les daban, por eso insisto en que a partir de ese concurso empieza a producirse un cambio, que influyó en dar al flamenco una categoría social que no tenía.

Arcángel. Está claro, que influyó en dar una categoría al flamenco, pero el arte estaba ya. Esa distinción me parece excesiva, me parece que caló en un tipo de sociedad que estaba en otras cosas, en otras artes más elevadas y al flamenco lo tenían como el hermanito pequeño. Ellos, Lorca y Falla. hicieron el concurso no solo para distinguir al flamenco, también para intentar sentar unas bases, darle categoría de un género con peso, y a partir de ahí convencer a un sector de la sociedad que al flamenco no le echaba ni caso. Le dan una categoría profesional nueva, a partir de ahí se hacen las cosas de otra manera. Ese es el matiz, eso me parece más correcto. Pero la categoría artística es otra cosa, ya estaba. Y se trataba de un gran escritor y un gran músico. Es como si dijéramos, que no es lo mismo que te recomiende un restaurante un amigo tuyo o que te lo recomiende Ferrán Adriá. Algo así.

Teresa. Si Federico García Lorca no hubiera existido, no sé cómo sería el flamenco hoy, pero sería muy diferente. Por otra parte, desde hace tiempo, sois los flamencos los que mantenéis vivo a Federico. En otras palabras ¿Qué le debe el flamenco de hoy a García Lorca y que debe García Lorca a los flamencos de hoy?

Arcángel. Le debe mucho. Date cuenta de que Federico durante años, por circunstancias conocidas, era un artista un poco proscrito, que representaba ciertas cosas que estaban latentes. Quizá también ha coincidido con el flamenco en una época en que cambia la dinámica de la creación de espectáculos y la música. Es decir, el flamenco pasó de que hasta los años 60 – 70, las composiciones que se hacían estaban más ligadas a la copla,  con letras más de poeta del pueblo, que escribía letra y música.  Luego hay un cambio en el flamenco,  ya no compone letras para una seguiriya o para una soleá con el acervo popular,  ya empieza a crear temas inspirados en una seguiriya o en una soleá, y creo que es entonces cuando se comienza una búsqueda de nuevos textos y hay unos artistas como Morente y Camarón que acuden regularmente a los poetas y por supuesto, los primeros que aparecen son Lorca, Machado, Miguel Hernández. Ahí creo que es donde comienza la nueva andadura del flamenco, con temas de una poesía más elevada. Y ahí es donde Lorca tiene una incidencia importante. Es un cambio de tendencia que produce una comunión entre los poetas y los flamencos que va a durar muchos años.

Teresa. Eras un chiquillo cuando ganaste tu primer premio en un concurso infantil y diez años más tarde te llevaste un Giraldillo revelación. Háblame de esos años cruciales, de tus aprendizajes, de cómo sentiste crecer tu voz, de todo ese mundo tuyo.

Arcángel.  Estamos hablando del periodo en que una persona se forma. Yo en esos años he trabajado mucho en conocerme a mí mismo y eso es un camino, o no, porque quizá en esa búsqueda encuentras unas formas  que no llegan al triple salto mortal, pero al menos tratas de encontrar la forma de saber escoger lo que vas a hacer. Es un periodo para conocerse, saber de las limitaciones. Entiendo que ese periodo todavía no ha acabado,  seguimos aprendiendo continuamente y cuanto más nos conocemos a nosotros mismos más avanzamos en la materia elegida. Me he dado cuenta, que al paso del tiempo, he escuchado a cantaores que no han hecho cosas distintas. Eso me dio un toque de atención. Yo, con una edad hice unas cosas y con otra edad hago otras. Ese aprendizaje va a ir mutando en base a dos cosas. Una, en el conocimiento de mí mismo y otra en el nivel de auto exigencia muy alto, respeto hacia lo que eres. El nivel de autocomplacencia debe ser bajo, pero debe permitir relajarte, ¡uno no puede estar hostigándose permanentemente!. 

Al final todo se resume en una lucha interior que yo tengo conmigo mismo, para ir renovando mis ilusiones de la mejor manera posible, porque cuando uno tiene que solventar cosas artísticas, yo creo poco en la tragedia personal en el arte, no creo que uno porque tenga más tragedia haga las cosas mejor, ni que estando más alegre esté uno con más lucidez. Sí creo que hay veces que uno piensa en abandonar, porque advierte que no hay un avance en lo que está haciendo, hay cosas que se te atragantan, que no encuentran su forma y lo que yo encuentro para seguir adelante es renovar mis ilusiones mediante el arte, pero sobre todo con una conciencia de que el trabajo, el conocimiento, la dedicación son muy importantes. Y entonces bueno, uno se tiene que poner a practicar  también el soportarse a uno mismo, aunque hay días que no te puedes ni ver, pero bueno, tenemos que intentar convivir con nosotros mismos. Hablando de libertad, para mí es determinante la inteligencia, no nacemos libremente con una inteligencia, nacemos con la que nos toca, pues yo ya veo los límites a partir de ahí.

Teresa.  Eres cantaor, compositor, coreógrafo, director, innovas, creas, investigas, bailas, tocas la guitarra… Eso representa muchos años de trabajo y amor a lo que haces.

Arcángel. Es que soy muy pesao con el arte. Puedo prescindir de muchísimas cosas, pero nunca del arte. Entiendo que soy demasiao pesao peleando conmigo mismo para entender que el arte, más que una profesión es una devoción. Muchas veces se relaciona al mundo artístico con que hay que vivir de una manera determinada, y yo entiendo que aunque yo no fuera profesional del arte, iba a vivir de esa manera, es decir, aunque no fuera cantaor profesional me seguiría emocionando cada vez  que escuchara un cante, una guitarra…Eso es lo que yo soy, una persona con una llamada  inicial del arte por divertimento y que acabó siendo mi profesión. Pero lo importante y revelador es que yo necesito estar en contacto con el arte para sentirme bien. Necesito el arte para vivir.

Teresa.  ¿Cómo ves el panorama del arte flamenco en España?. De paso, el de la cultura en general.

Arcángel. Bueno, el panorama flamenco en España está como está España. Tenemos una oferta cultural impresionante para ofrecer al mundo, porque hay mucho talento, pero no tenemos la concepción del arte en general en la escala de valores en que la tienen en otros países. Es un principio diferente. Mientras otros países se han ocupado de que desde edad muy temprana se tenga un concepto del arte como algo natural a todo individuo, aquí la relación de cualquier chiquillo con temas culturales es baja o nula. No los hemos enseñado a amar la cultura, consecuencia, no ponemos a  la cultura en su escala real de valores.

Madrid, abril  2019

Un comentario sobre “Arcángel: Un Grammy para “Al Este del Cante”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.