EL BREXIT

Gran Bretaña + salida (exit) = brexit. Es la idea de que los británicos abandonen la “Unión Europea” (Posiblemente el bloque más poderoso del mundo), y está a punto de perder al Reino Unido, uno de sus miembros más grandes que, de suceder esto, traería implicaciones que se extenderán en todo el mundo.

En principio tenemos que El Reino Unido no es un solo país sino un país de países compuesto por 4 naciones: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Gran Bretaña es la isla que posee Inglaterra, Escocia y Gales. Así que Inglaterra es el país más grande, la más poblada del Reino Unido y su capital es Londres.

La Unión Europea es un bloque de 28 países (Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía y Suecia) que entendieron que para sobrevivir con economías saludables los países que la conforman debía establecer alianzas. Y fue por la década de los 90 en la que se establece la Unión Europea representando a más de quinientos millones de personas con un solo ideal como es el de la vinculación económica.

Antecedentes

El Reino Unido en un referéndum en Junio del 2016 votó precisamente por el brexit, y tras ese voto emergió un Reino Unido dividido en donde más de 30 millones de personas en Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda del Norte -e incluso en la pequeña Gibraltar- fueron a las urnas dando como resultado que un 51,89% de ellos decidió que Gran Bretaña sería el primer país en abandonar el bloque de 28 miembros contra 48% de los electores en desacuerdo con esa decisión. Londres, Escocia e Irlanda del Norte querían quedarse, mientras que los votantes en Gales y todas las regiones inglesas fuera de la capital respaldaron la campaña a favor de salirse de la UE.

5 claves del acuerdo del brexit para la salida de Reino Unido de la Unión Europea

Después de 20 meses de tensas negociaciones, la Unión Europea y el Reino Unido alcanzaron un acuerdo sobre la salida británica, “acuerdo de retirada” que se acordó entre los equipos de negociación de ambas partes. pero, estaba lejos de ser un acuerdo cerrado. El borrador de dicho acuerdo es de 585 páginas y contiene varias cláusulas muy polémicas con las que la actual Primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, tenia que convencer a los ministros de su gabinete, sin embargo no fue así ya que tanto partidarios como opositores al brexit rechazaban el acuerdo, por razones muy diferentes, y no estaba claro si este obtendría la aprobación del parlamento.

A continuación véase el documento completo aquí por cortesía de la CNÑ https://edition.cnn.com/2018/11/14/uk/brexit-deal-cabinet-may-gbr-intl/index.html

En resúmen tenemos:

Periodo de transición, en el que Reino Unido saldrá formalmente de la Unión Europea(UE) el viernes 29 de marzo del 2019, dejando de participar a cualquier nivel en la toma de decisiones de la UE. Sin embargo, bajo el proyecto de acuerdo, Reino Unido permanecerá dentro del mercado común de la UE y seguirá estando sujeto a las leyes y regulaciones hasta finales de diciembre del 2020, mientras ambas partes ven la forma de concretar una buena relación comercial. Por lo tanto durante este periodo, todos los “instrumentos y estructuras regulatorias, presupuestarias, de supervisión, judiciales y de ejecución” existentes en la UE continuarán aplicándose en Reino Unido, incluyendo fallos de la Corte de Justicia europea.

En los hechos, el periodo de transición otorga a las partes tiempo adicional para continuar las negociaciones. Si los 21 meses extras no son suficientes, el periodo de transición se puede extender por un acuerdo conjunto antes del 1 de julio de 2020 y por un tiempo no especificado.

Frontera con Irlanda y unión aduanera, No habrá una frontera dura entre Irlanda del Norte, que es parte del Reino Unido y la República de Irlanda, integrante de la Unión Europea, al menos a corto plazo pero en caso de que el periodo de transición se extienda más del 2020, el borrador de acuerdo compromete a las dos partes a una solución de “respaldo” que consiste en “un territorio aduanero único entre la Unión (Europea) y el Reino Unido”. Esa unión aduanera eliminaría todos los aranceles, controles de las normas de origen y las cuotas y cubriría todos los productos, excepto los pesqueros.

“Con este fin, el Reino Unido armonizará la política comercial aplicable a su territorio aduanero con la política comercial común de la Unión”, dice el acuerdo.

Durante este periodo, el Reino Unido adoptará lo que el documento nombra como “igualdad de condiciones”, asegurando que las empresas del país no pueden socavar a sus competidores europeos, eliminando en los hechos la posibilidad de que el Reino Unido se transforme en un paraíso empresarial de estilo impositivo como el de Singapur, como deseaban algunos partidarios del brexit. Bajo estas condiciones, se requiere que el Reino Unido acepte unas “cláusulas de no regresión” que le impidan introducir nuevos estándares más bajos en regulaciones ambientales, laborales y sociales, incluyendo políticas de salud y seguridad, así como horarios laborales.

Al formar parte de la unión aduanera, el Reino Unido esta obligado por todos los acuerdos comerciales de la UE. Lo que significaría que países fuera de la UE, como Estados Unidos y China, tendrían acceso al mercado británico con base en las condiciones establecidas en los acuerdos con la UE. Además, una vez que la cláusula de respaldo entrase en vigor, solo podrá ser removida previo acuerdo de las dos partes, previniendo esencialmente que Reino Unido salga de la unión aduanera sin la aprobación de la UE.

Mercados financieros Tenemos que Londres, juega un enorme papel en las negociaciones del brexit, con bandos a favor y en contra intentando aprovechar el estatus de la capital como el principal centro financiero del mundo, status que ahora podría estar en riesgo. Aunque muchas de las instituciones financieras de Londres se han preparado para la ausencia de un acuerdo para el brexit, el nuevo acuerdo para estos, no es nada positivo.

En este documento, solo se encuentran 3 párrafos con poco más de 300 palabras dedicados al sector financiero de Reino Unido, en donde bajo este borrador del acuerdo dice “las entidades establecidas en el Reino Unido deberán ser tratadas como entidades localizadas fuera de la Unión”.

En la práctica, es probable que esto resulte en que al centro financiero de Londres se le otorgue un nivel de acceso al mercado de la UE similar al dado a las empresas de Estados Unidos y Japón, en virtud de un acuerdo conocido como de “equivalencia”, lo que ponen en peligro el atractivo de Londres para las compañías financieras internacionales.

Libertad de movimiento, en el borrador del documento se otorga protecciones a los más de 3 millones de ciudadanos de la Unión Europea en Reino Unido, y al más de un millón de ciudadanos británicos en países de la UE para que puedan seguir viviendo, trabajando o estudiando donde lo hacen actualmente. De forma crucial, “a los titulares de un documento válido no se les requerirá una visa de salida, visa de entrada o cualquier formalidad equivalente” para los ciudadanos de la Unión Europea y el Reino Unido cuando crucen las fronteras nacionales dentro del bloque. La libertad de movimiento se mantendrá, por lo pronto hasta el acuerdo final y los ciudadanos europeos y británicos que lleguen al estado de acogida durante el periodo de transición disfrutarán los mismos derechos que los que llegaron antes del 30 de marzo de 2019.

Cláusula de divorcio, según un sumario europeo del documento, el “acuerdo no es sobre el monto de las obligaciones financieras del Reino Unido, sino sobre la metodología para calcularlo”. Según este razonamiento, el Reino Unido cumplirá con todos los compromisos conjuntos existentes para los programas de la UE según se describe en el presupuesto de la UE para 2020, “incluidos los compromisos pendientes a finales de 2020 y los pasivos que no se correspondan con los activos”. Previamente esto se había estimado en cerca de 50.000 millones de libras (64.800 millones de dólares).

El Impacto del Brexit al resto del mundo

Las naciones europeas tienen mucho que perder en muchos frentes ya que poco menos de la mitad de las exportaciones del Reino Unido van a la UE. Poco más de la mitad de sus importaciones provienen de las otras 27 naciones del bloque de la Unión Europea por lo que habría que renegociar. En el tema diplomático, cuando Europa hizo algo útil en ese frente, el Reino Unido, una potencia militar seria, ha estado a menudo en el asiento del conductor. Por lo tanto, la UE está perdiendo un peso pesado.

Tema Estados Unidos, muchos empezaron a preocuparse de que el desmoronamiento de la unión, un aliado vital, desatará más inestabilidad, debido a que El Reino Unido es el séptimo socio comercial más grande de los Estados Unidos.

Tema el resto del mundo, al ser el Reino Unido la quinta economía nacional más grande del mundo, esto tendría una grave repercusión en los mercados mundiales, que si no se derrumban, la incertidumbre es fuerte porque los mercados buscan la estabilidad ya que un mercado inestable es potencialmente una mala postura para la economía de un país.

Hasta el momento ningún país ha salido de la UE, pero sí la isla más grande del mundo. Groenlandia, que es parte de Dinamarca y que fue parte de la UE hasta que se fue en 1985. (El resto de Dinamarca se quedó). Por lo que El Reino Unido será el primer país de buena fe en irse. Sin embargo, Grecia ha pensado seriamente en ello. Eso sería Grexit (una historia diferente).

Si El Reino Unido se va, puede esto crear un precedente y otros países podrían comenzar a mirar la puerta de salida de la UE, lo que significa que este gran bloque podría desmoronarse lentamente lo que podría traer profundas consecuencias para la economía y la estabilidad.

En este presente año 2019 en donde el Reino Unido pronto estará fuera del bloque comercial de la UE si es que no dice lo contrario, sin un aparente futuro acuerdo comercial asusta tanto a Empresarios británicos como a los de toda Europa. Sin embargo el permanecer dentro del mercado único de la UE, seguirá estando sujeto a las leyes y regulaciones de la UE hasta finales de 2020 lo que da tiempo a todos para concretar un futuro acuerdo comercial, por lo que esencialmente el Reino Unido permanecerá en la UE durante otros dos años contando con el presente año.

Uno de los puntos de fricción que trae al tapete el brexit es la frontera “dura” de Irlanda. En este momento, la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte está abierta. La gente (y el comercio) se mueven entre las dos naciones con facilidad pero hay fuertes rumores y temos que esto cambie tras el brexit. La República de Irlanda está en la UE. Pero Irlanda del Norte, que es parte del Reino Unido, no lo estaría después de la división. Lo que requeriría una “frontera dura”, con puntos de control, cruces de frontera y otra infraestructura lo que podría desacelerar seriamente el comercio y otras actividades económicas. Algunos británicos importantes como el ex primer ministro Tony Blair han pedido un nuevo referéndum sin embargo a esta fecha de principios del presente año la primera ministra británica, Theresa May, cerró de golpe la puerta a esa idea diciendo que una nueva votación sería una “traición grave” a la democracia.

Dos años y medio después del referéndum en el que Reino Unido votó a favor de abandonar la Unión Europea (UE), todavía no está claro qué pasará con el Brexit.

El gobierno británico pasó buena parte de ese tiempo negociando un acuerdo de salida que el Parlamento británico rechazó por tercera vez, en Marzo por 286 votos a favor y 344 en contra.

Brexit e Incertidumbre ante la dimisión de la Premier Británica Theresa May

Cortesía El Confidencial

Las presiones para que Theresa May abandonara el cargo se hicieron el pasado jueves tras un motín en su gabinete, tras la dimisión el miércoles por la noche de Andrea Leadsom, líder de los Comunes, el ministro número 36 que pierde desde su llegada hace tres años al poder. Y es que bajo su mandato, el Partido Conservador toco fondo, y todo apunta a que los resultados de las elecciones europeas celebradas el jueves serán humillantes y los perores de toda su historia. Su sucesor, probablemente un brexiter duro, será votado por los 120.000 militantes tories después de que el grupo parlamentario haya reducido la lista de candidatos a sólo dos candidatos entre los que figuraban el ex ministro de Exteriores Boris Johnson, el ex ministro del Brexit Dominic Raab, la ex líder de los Comunes Andrea Leadsom, el secretario del Foreign Office Jeremy Hunt, y el ministro de Interior Sajid Javid.

Por lo tanto el dia de ayer se pudo apreciar una dimisión con emociones a flor de piel como la protagonizada por Theresa May, quien seguirá siendo primera ministra y líder del Partido Conservador hasta el domingo por la noche, cuando se hagan públicos en el Reino Unido los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo celebradas el pasado jueves, comicios que debieron afrontar los británicos después de que los planes para salir de la UE no pudieran ser aprobados en el parlamento británico.

En su discurso de Dimisión, May no pudo evitar el llanto al expresar su “enorme agradecimiento por haber tenido la oportunidad de servir al país que amo”, anunciando así renuncia al cargo de Primera Ministra de Gran Bretaña, luego de no haber podido lograr un acuerdo para el brexit, la salida de la Unión Europea.

“Hice lo mejor que pude, pero no fue suficiente”, “Lo intenté hasta tres veces. Creí que perseverar era lo correcto, a pesar de tener todo en contra. Ahora ya me ha quedado claro que lo mejor para el interés del país es que sea un nuevo primer ministro quien lidere este esfuerzo”,

Fueron sus palabras de despedida tras haber sobrevivido varios traspiés y numerosos intentos de lograr un acuerdo para ejecutar el brexit en el Parlamento, demostrando así la dificultad de forjar una mayoría conservadora. Y es que Theresa May se habría quedado sola tras el rechazo generalizado entre los conservadores al último intento de salvar su plan de Brexit que incluía un guiño a los laboristas con la posibilidad de un segundo referéndum. “Para alcanzar su propósito, él o ella [su sucesor] deberá encontrar el consenso en el Parlamento que yo no pude encontrar”, dijo Theresa May quien dejará el puesto el próximo 7 de junio pero se mantendrá como primera ministra interina durante el tiempo que dure la fase de sucesión y se presume su neutralidad pero no la de otros actores fundamentales, como el jefe de la oposición, Jeremy Corbyn o la de la Presidenta de la CBI, la principal patronal del Reino Unido, Carolyn Fairbairn.

A partir de ese momento, comenzará la primera fase de un proceso de sustitución que podría prolongarse hasta mitad de julio, en el que los rivales con más posibilidades de éxito se presentarán, ante la militancia conservadora con un discurso de dureza frente a Bruselas. Por lo que según los analístas, esta dimisión “resucita” la amenaza de un Brexit salvaje con candidatos que compiten por mostrar dureza, resurgiendo si o si la amenaza de que el Reino Unido abandone la UE sin acuerdo el próximo 31 de octubre.

Al respecto, “Un nuevo líder tendrá la oportunidad de hacer las cosas de un modo diferente y aprovechar el impulso de un nuevo Gobierno”, dijo Johnson en Interlaken (Suiza), donde participaba en una conferencia. “Nos iremos [de la UE] el 31 de octubre, con o sin acuerdo. Y el modo de lograr un buen acuerdo es prepararse para la posibilidad de que no lo haya”, dijo.

Los candidatos a liderar el Partido Conservador tienen como reto neutralizar la emergencia del Partido del Brexit, de Nigel Farage, que ha atraído con su discurso radical y antieuropeo a muchos votantes tradicionales. “Es difícil no sentir pena por May” escribía este viernes Farage en su cuenta de la red social Twitter. “Pero políticamente no supo interpretar el ánimo del país y de su partido. Ya han renunciado dos líderes conservadores con instintos pro-europeos. O el partido aprende la lección, o morirá”, advirtió.

El bloque euro-escéptico es potente, con 80 a 100 diputados de los 313 que tienen los conservadores. El nuevo líder del partido conservador heredará por lo tanto una mayoría minoritaria que seguirá dependiendo para sacar cualquier proyecto adelante, del respaldo de los diez parlamentarios norirlandeses del DUP.

También se a podido apreciar decenas de conservadores expresando su rechazo a un Brexit salvaje, porque podría suponer una catástrofe para la economía del país. Así que la victoria de los euro-escépticos, que han logrado finalmente cobrarse la cabeza de la primera ministra Theresa May y la oposición laborista que se negó a dar su apoyo a May y rompió con las negociaciones a las pocas semanas, tiene como objetivos adelantar las elecciones generales o un nuevo referéndum lo que puede resultar ser un despertar, en el mejor de los casos ante el tiempo que corre y con Bruselas ha enviado señales claras de que no habrá nuevas cesiones.

Así mismo ayer viernes el ex primer ministro David Cameron, quien fue quien convocó en el 2016 un referéndum (que nadie pidió) acerca del brexit, dijo a Theresa May: “Sé lo doloroso que es aceptar que tu tiempo se ha agotado, y que es necesario un nuevo líder. Ha tomado la decisión correcta, y espero que el espíritu de compromiso que existe hoy se mantenga en el tiempo”.

Y a pesar que ayer hubo muchas palabras y sentimientos de elogio hacia el Estados y para la aún Primer Ministra por su dignidad, por parte de quienes días antes hablaban de una total ceguera y necedad no se escucharon palabras con esa voluntad de compromiso a la que se refería Cameron, si, todo lo contrario.

Iain Duncan Smith, quien fuera líder de los conservadores y uno de los más firmes en defensa de un Brexit salvaje, horas después del anuncio de la dimisión aseguró al The Daily Telegraph que “el compromiso es una sucia palabra cuando supone traicionar el Brexit”.

Ahora las elecciones que nadie quiso y nadie previó significan el resurgirmiento del ultra-nacionalista Nigel Farage y su Partido del Brexit.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.