6 de Septiembre Fallece el Pintor Francisco Toledo a los 79 años de edad.

La Columna de Edgar Awad V.

Él pintor y escultor oaxaqueño Francisco Toledo, también fue un promotor cultural comprometido con la cultura Mexicana ancestral y actual falleció el pasado 6 de septiembre a la edad de 79 años. Considerado como uno de los mayores artistas de Oaxaca y por ende de México.

El artista, fue destacando sus imágenes donde proyectaba “un embrujo instantáneo y radiante con una apariencia bastante sencilla que lentamente se dio a conocer paso a una comprensión más profunda de una exploración abstracta del mundo natural”.  

Francisco Toledo (Juchitán, Oaxaca 1940) se le considera como el pintor y artista plástico mexicano más importante de la actualidad y fue reconocido en el primer plano internacional por sus inconfundibles trazos. Era un hombre de pocas palabras, sin embargo, fue también un activista, luchador social, ambientalista, promotor cultural y filántropo. Además, de ser uno de los artistas más famosos de Oaxaca, el pintor Toledo es una figura preponderante de la colectividad y líder en la preservación de las artes, la artesanía y el patrimonio arquitectónico de su estado natal. Él ayudo a establecer un centro de fotografía, un museo de arte y una biblioteca para ciegos y ha recibido varios honores y premios mexicanos e internacionales por sus esfuerzos de preservación.

Su nombre real Francisco Benjamín López Toledo y el rasgo de su carácter que lo convirtió precisamente en artista fue el ser un desobediente obsesionado con los grabados de su bestiario particular de animales fantásticos. No gustaba de estudiar y evitaba los exámenes.

En 1957 el artista llegó a un Distrito Federal en su país donde aún emanaba con fuerza la influencia del muralismo mexicano y su realismo socialista que enaltecía las raíces mexicanas y el papel del indígena. Tuvo como uno de sus primeros maestros a Arturo García Bustos, quien había sido discípulo de Frida Kahlo. Para el año de 1959 el galerista Antonio de Souza, quien lo apoyó para montar su primera exposición en México y en Texas, lo bautizó con su nombre artístico: Francisco Toledo.

Su abuelo fue zapatero en Ixtepec, su padre un comerciante y también hacía cinturones, su madre provenía de una familia de matanceros. Con seis hermanos.

Nunca la fama y el reconocimiento nacional e internacional, ni el vivir en Europa y exponer su trabajo en Alemania, Inglaterra o Estados Unido. Por siempre un hombre sencillo, continuaba usando camisa blanca (siempre arremangado) y pantalón de manta o gabardina, se le veía caminando solo por las calles del centro de Oaxaca.

El artista jamás participo en votaciones y aseguraba en 2010: “voy a morir sin haber votado. Mi padre nunca votó por su desconfianza a todo lo que se llama democracia”.

Gano en 2005 el reconocimiento como el Premio Nobel Alternativo otorgado por la fundación sueca Right Livelihood Award por su labor en defensa del patrimonio cultural, el medio ambiente y la sociedad de Oaxaca, convirtiendo a su ciudad en un centro dinámico para el arte visual y la literatura.

El Consejo universitario de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) en 2007 lo distinguió con el Doctorado Honoris causa por su destacada labor en el mundo de las artes. Toledo sólo cursó hasta el segundo grado de secundaria, el cual repitió dos veces. Sin embargo, estudió desde los 14 años en la Escuela de Bellas Artes de la UABJO con el pintor Arturo García Bustos y a los 18 años se inscribió en el Taller Libre de Grabado de la Escuela de Diseño y Artesanías del INBA, que dirigía el artista plástico José Chávez Morado en la Ciudad de México. Estudió en París con el pintor británico Stanley Hayter.

“El arte está de luto”,  “Gran pintor y extraordinario promotor cultural, auténtico defensor de la naturaleza y las tradiciones de nuestro pueblo”, escribió en Twitter el Presidente de México. Toledo “significó un tránsito entre el mundo indígena y el arte más reconocido del mundo”. “Se pierde un artista muy poderoso, un guerrero de causas justas que deja un enorme hueco. Gozó de una libertad que nadie pudo limitar ni asir”, dijo La secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto. “Cualquier homenaje será pequeño para el tamaño de artista que fue Toledo”, añadió Frausto. 

Adaptación de textos: Edgar de Jesús Awad Virviescas

Desde la primorosa Colombia

Bibliografía: Google, WikiArte Enciclopedia de artes visuales, Wikipedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.