LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Las enfermedades cardiovasculares son un conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos. Los síntomas pueden ser diferentes entre los hombres y las mujeres  y estos pueden incluir: dolor de pecho (angina de pecho), falta de aire, dolor, entumecimiento, debilidad o frío en las piernas o los brazos si se estrechan los vasos sanguíneos de las partes en el cuerpo; dolor en el cuello, la mandíbula, la garganta, abdomen superior o en la espalda. Algunos de los factores de riesgo para desarrollar enfermedades del corazón pueden incluir, edad, sexo, antecedentes familiares, el tabaquismo, la mala alimentación, la falta de actividad física, el consumo de alcohol, la hipertensión,  la diabetes y la obesidad. Sin embargo hay que tener en cuenta que las manifestaciones o síntomas clínicos de los factores de riesgo cardiovascular variarán dependiendo del tipo de factor de riesgo.

Entre las enfermedades cardiovasculares más recurrentes tenemos: la hipertensión arterial, el accidente cerebrovascular (trombosis o derrame cerebral) o el infarto de miocardio, que son la primera causa de muerte. Luego tenemos las enfermedades isquémicas del corazón: el infarto agudo de miocardio patología presentes en personas de 25 a 74 años y se mantiene estable como una de las mas frecuentes y se estima que cada año aumentará un 1,5 % el número de casos de infarto y angina de pecho debido al envejecimiento de la población.

La enfermedad cerebrovascular con mayor frecuencia en la población de edad avanzada. Las consecuencias pueden tener diferentes síntomas y gravedad e incluir desde problemas de visión, hasta dificultad para coordinar los movimientos. Esta patología es una de las principales causas de invalidez grave y prolongada en los adultos.

CAUSAS

La ATEROESCLEROSIS patología de base de las enfermedades cardiovasculares, enfermedad inflamatoria caracterizada por la acumulación de grasas, células inflamatorias y tejido fibroso en las arterias. Su etiología (estudio sobre las causas de las cosas) es multifactorial y compleja, ya que intervienen tanto factores ambientales como genéticos. factores de riesgo que suelen presentarse asociados entre sí, potenciando el riesgo cardiovascular.

TIPOS

En la actualidad los factores de riesgo cardiovascular se pueden dividir en dos: los modificables y los no modificables.

Modificables

  • El colesterol, uno de los factores de riesgo más importantes porque si los niveles se elevan pueden producir hipercolesterolemia, por lo que las personas con niveles de colesterol en sangre de 240 mg/dl tienen el doble de riesgo de sufrir un infarto que las que tienen cifras de 200. Además que cuando las células son incapaces de absorber todo el colesterol, éste se puede adherir a las paredes de las arterias facilitando su estrechamiento y la formación de la ateroesclerosis.
  • La obesidad, tiene que ver en el desarrollo de muchas patologías. En el tema de las enfermedades cardiovasculares, si la grasa se acumula en el abdomen afectará más riesgo cardiovascular.
  • La hipertensión arterial, enfermedad caracterizada por un incremento de las cifras de presíón arterial por encima de 140/90 mmHg, considerada uno de los principales problemas de salud pública en los países desarrollados. Las personas con una tensión arterial entre 130/80 y 139/89 tienen el doble de riesgo de desarrollar hipertensión arterial que los individuos con valores menores. Hablamos de una enfermedad que no presenta síntomas y fácil de detectar, sin embargo es grave o letal si no se trata a tiempo. En el 90% de los casos su causa es desconocida denominándosele ‘hipertensión arterial esencial’, presentando una fuerte influencia hereditaria. Asimismo, en la ‘hipertensión arterial secundaria’, existen causas directamente responsables de la elevación de las cifras tensionales. Esta forma de hipertensión puede servir de alerta para localizar enfermedades más graves.
  • Las personas que tienen diabetes tienen mayor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, por lo que la prevenir esta patología es clave. La glucosa puede elevarse en la sangre, deteriorar los vasos sanguíneos y acelerar la ateroesclerosis. Además, esta patología aumenta el riesgo de desarrollar otras enfermedades como las cerebrovasculares.
  • El tabaquismo es el factor de riesgo más importante ya que la incidencia de las enfermedades cardiovasculares en fumadores es tres veces mayor que en los no fumadores. Padecer una enfermedad del corazón es proporcional a la cantidad de cigarrillos fumados al día y al número de años en los que se esta en el tabaquismo.
  • La falta de ejercicios físicos, el sedentarismo esta asociado con la mortalidad cardiovascular por lo que las personas que no realizan ninguna actividad física tienen más riesgo de tener hipertensión, ateroesclerosis y enfermedades respiratorias.

No modificables

  • Herencia genética, últimamente se ha observado que existe cierta concentración de patologías cardiovasculares en algunas familias, considerando que podría existir un indicio de causa genética.
  • La Edad, a medida que una persona va envejeciendo, su corazón también, por lo tanto las personas de edad avanzada son las principales víctimas de la mayor parte de las cardiopatías. Duplicándose así la incidencia de la insuficiencia cardiaca a partir de los 40-45 años.
  • El Sexo, siendo los hombres con más riesgo de tener una patología cardiovascular, y no tanto en las mujeres debido a que las hormonas femeninas ejercen un efecto protector. Con la menopausia se produce por ej. un aumento del índice de las enfermedades de corazón en la mujer.

DIAGNÓSTICO

Si bien existen personas más propensas a tener una afección cardiaca, para distinguirlas los médicos han de valorar el riesgo cardiovascular en personas con más de 40 años, a continuación algunos de los factores de riesgo cardiovascular que se han descrito en el que se incluyen la medición y el registro de los siguientes datos clínicos como Historial familiar de enfermedades cardiovasculares, la edad, el sexo, la etnia, el consumo de tabaco, Perfil lipídico en ayunas. Índice de la masa corporal y el perímetro abdominal. Y si el paciente tiene diabetes deberá anotar la fecha de diagnóstico y determinar la hemoglobina glucosilada, la presencia de albuminuria y la creatinina sérica.

TRATAMIENTO

Dependiendo del riesgo de enfermedad cardiovascular existente se realizará el tratamiento, sin embargo se pueden establecer unas condiciones generales como el mejorar los Mejorar los hábitos de dieta, realizar más actividad física, medidas generales contra el sobrepeso y la obesidad, evitar el tabaco, .

Así mismo el médico tiene que disponer de otros datos como el genotipado, indetificación de polimorfismos o variantes genéticas de las que en la actualidad se conoce un número importante de polimorfismos asociados con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Entre ellos los hay asociados con el desarrollo de infarto agudo de miocardio y otros relacionados con la predisposición a presentar los factores de riesgo cardiovascular clásicos (dislipemias, hipertensión arterial, diabetes mellitus, obesidad, trombosis y grado de dependencia a la nicotina). Por lo que el disponer de esta información es de gran valor y relevancia junto con la información clínica y hábitos de vida del paciente para evaluar personalizadamente el riesgo cardiovascular teórico a largo plazo de forma más precisa y específica que las actuales herramientas de valoración anteriormente mencionadas, hecho que sin duda tendría un gran impacto en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. En este sentido, vemos que en los países desarrollados, más del 50% de los eventos cardiovasculares ocurren en los individuos clasificados de riesgo intermedio (con las actuales herramientas de valoración) Si bien estas son útiles, en “este grupo de riesgo”, son particularmente ineficientes porque muchos de ellos no sólo presentan factores de riesgo clásicos sino además un factor de riesgo genético que no suele ser analizado.

Asimismo, el hecho de que los infartos agudos de miocardio en adultos jóvenes (menores de 65 años) se presenten en varios miembros consanguíneos de una misma familia, indica la presencia de un componente genético subyacente por lo que el genotipado sería de utilidad en aquellos individuos, clasificados por las actuales herramientas de valoración de “riesgo intermedio” y que además presenten historia familiar de infarto agudo de miocardio.

EN RESÚMEN

La gran noticias es que muchas formas de las enfermedades cardiovasculares pueden ser prevenidas o tratadas manteniendo un estilo de vida saludable, en resúmen:

  1. Asume la responsabilidad de su salud. El mayor riesgo es la ignorancia o el no estar informado. El primer paso entonces, es tomar la responsabilidad de nuestra salud.
  2. Conocer los riesgos. El factor de riesgo más influyente es la edad – más años mayor riesgo. Luego nuestra composición genética (aunque no está al alcance de todos) Hemos entendido durante mucho tiempo que si sus padres, abuelos u otros parientes fueron afectados con o murieron de enfermedades del corazón, diabetes o accidente cerebrovascular, su riesgo es mucho mayor.
  3. Evita fumar asi como exponerte al humo de los consumidores Las evidencias son abrumadoras respecto al consumo de cigarrillos y la exposición al humo de los fumadores ya que aumenta los riesgos de enfermedades del corazón, enfermedad pulmonar, enfermedad vascular periférica y accidente cerebrovascular.
  4. Mantener una presión arterial saludable, no siendo recomendable solo depender de las lecturas de presión arterial en el consultorio del médico ya que algunas personas sufren de hipertensión “de bata blanca” (presión arterial alta sólo cuando están en el consultorio del médico. Otros han “ocultado” la hipertensión ya que normalmente es más alta cuando están fuera del consultorio. El pronóstico es mejor en relación con el medir la presión arterial en casa. Sin embargo, es importante que solo mida la presión arterial en la parte superior del brazo ya que los dedos o las muñecas no le darán una lectura precisa.
  5. Control del colesterol (lípidos en la sangre). Los lípidos en la sangre incluyen el colesterol LDL (colesterol malo)  HDL (colesterol bueno) y los triglicéridos. Cuanto más bajo su LDL y cuanto mayor sea su nivel de HDL, mejor será su pronóstico. La cantidad de colesterol en la sangre se determina principalmente por la cantidad producida por el hígado (en gran parte genética), la cantidad absorbida por el tracto intestinal (compuesto de lo que come al igual que lo que es producido por el hígado y extraído en el tracto digestivo y finalmente el colesterol aumenta con la edad. Si usted está en riesgo, el uso de medicamentos es casi siempre necesario para bajar el LDL o para elevar su nivel de HDL. La proporción ideal de colesterol total dividido entre el colesterol HDL es 3.0. Si es más alto, es posible que necesite la dieta como terapia. El problema con la dieta es que, en general, sólo puede disminuir el colesterol total de la sangre en aproximadamente un 10%. Si usted tiene una fuerte historial familiar o elevados de Lp (a) (colesterol anormal raro que aumenta el riesgo), es por lo general cuando se requiere la terapia con medicamentos.
  6. Limitar las calorías. Ojo con las dietas de moda: NO FUNCIONAN ya que la tasa de obesidad es alarmante y contribuye a lo que casi podría ser una epidemia de la diabetes: enfermedad cardiovascular. Si tienes diabetes, el riesgo es el mismo que alguien que ya tuvo un ataque al corazón. La obesidad es causada por el consumo de más calorías que las que el cuerpo quema durante un día, por lo que el acumulo de la grasa abdominal es el principal riesgo. Tamaño de las porciones y la cantidad de azúcares en la dieta han aumentado drásticamente en las últimas décadas. Al mismo tiempo, la cantidad diaria de ejercicio ha ido disminuyendo. Consejo: beber slim” (agua, té, café). Controlar las porciones antes de empezar a comer y levantarse de la mesa antes de sentirse “lleno”.
  7. Hacer del ejercicio un hábito diario. La falta de estos contribuyen a la epidemia de obesidad, sedentarismo. Motivate ve y comprate una buena faja, si vives en Perú adquierela en La “Esquina de las Fajas” para hacer ejercicios o como mínimo para usarla para Caminar 1km minimo al día es lo ideal para la salud en general, y esas caminatas no tienen que ser todas a la vez. Los ejercicios hacen mucho más que sólo quemar calorías ya que activan los genes que son de beneficio para la salud de otras maneras. Además, el ejercitarse es uno de los mejores tratamientos para la depresión y la ansiedad sin embargo el hacerlos por si solos no no pueden controlar o reducir el peso “no nos engañemos” hay que modificar la dieta.
  8. En cuanto a la medicina alternativa, hay un real interés en esta y se entiende sin embargo, debido a la forma en que se comercializan y que el hecho que una sustancia es “natural” no prueba su beneficio para la salud. Es importante saber que los datos de la investigación a menudo carecen en este tipo de medicamentos alternativos, suplementos y vitaminas, ninguno de los cuales son regulados por la FDA  (Food and Drug Administration de EE.UU). Y en su mayoría son PLACEBO y otros son realmente perjudiciales por esu efecto rebote que hace que justamente se siga consumiendo. El mayor riesgo con muchos medicamentos alternativos es que el paciente piensa que está haciendo algo para mejorar la salud, cuando en realidad no es el hecho. Aunque se han mostrado algunas vitaminas para posiblemente ayudar a algunas condiciones, hasta la fecha ninguna ha demostrado que en verdad disminuya el riesgo de enfermedad cardiovascular. Hay algunas raras excepciones, como los aceites y la niacina (vitamina B) de pescado. También es importante tener en cuenta que las dosis altas de algunas vitaminas pueden interferir o contrarrestar los efectos de beneficio de algunos medicamentos recetados.
  9. Reducir el estrés, que contribuye a las enfermedades cardiovasculares lo que es grave y puede causar un ataque cardíaco o muerte súbita. Hay opciones que ayudan a reducir el estrés tales como: el ejercicio regular, dormir lo suficiente, una buena relación con su pareja, riendo, servir como voluntario, o asistir a servicios religiosos. Ver la tele en general no es una buena forma de relajarse y podría hasta agravar el estrés. Además, tratar de evitar situaciones y personas que lo hagan sentirse ansioso o enojado y muchas veces lo mejor no es huyendo de estos ya que debemos pisar tierra, lo mejor es evitar, prevenir situaciones para que no se desate la ansiedad y los enojos porque al final la culpa no es de los otros sino nuestra de ser ese el caso.
  10. Mantenerse informado de los avances al respecto, ya que lo único constate son los cambios en la medicina, nuevas técnicas y nuevos conocimientos se desarrollan constantemente. No creer en todas las piezas de la “información científica” que se encuentran. Si bien un gran número de estudios de investigación científicas son publicadas, están mal diseñadas o contienen datos de rendimiento que no son representativos, debido a la falta de un número suficiente de participantes. Muchos estudios están financiados o patrocinados por personas o empresas interesadas en obtener resultados favorables. La situación es confusa cuando los estudios científicos dan resultados diferentes o incluso contradictorios, y esto ocurre muy a menudo.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .