Lorca, premoniciones y Camarón de la Isla

Teresa Fernández Herrera

Nunca pudo imaginar Federico García Lorca cuando publicó su obra de teatro más surrealista, Así que pasen cinco años el 19 de agosto de 1931, que la fecha, el título y su contenido, que él mismo calificó de “teatro imposible” iban a resultar absolutamente premonitorios. Porque exactamente, al cumplirse los cinco años de la publicación, Federico fue asesinado, terminando así como su personaje protagonista, el joven, quizá pensado como alter ego suyo. En esta obra ningún personaje tiene nombre propio.

La muerte está presente desde el primer acto, con dos personajes inquietantes que transitan en otra dimensión, el niño muerto y la gata muerta. Muerte y amor imposible, que el personaje de la mecanógrafa declara al joven y que no es correspondido. Toda la acción se desarrolla en una atmósfera irreal.

El joven tiene una novia, a la que regresa con cinco años de retraso. En esos cinco años la novia ha entretenido su larga espera con el jugador de rugby, con quien finalmente se fuga. Todo son metáforas con tintes autobiográficos. Una máscara recomienda al joven que vuelva con la mecanógrafa. Ésta, perdida en un bosque, cuenta a la máscara la historia al revés, que ella ha abandonado al joven, dejándole en la desesperación.

En el segundo encuentro con la mecanógrafa, ésta le pone como condición para amarse que pasen cinco años. De regreso a casa, el joven recibe la visita de tres jugadores de cartas, metáfora de las Parcas. Juegan y el joven pierde, no solo en el juego, también la vida cuando le arrebatan el as de corazones.

ICULT FEDERICO GARCIA LORCA

Nunca sabremos si Federico García Lorca tuvo de alguna manera la premonición de su propia muerte cuando escribió la obra, ni sabremos nunca qué o quién se la inspiró. Pero hay demasiadas convergencias para que todo sea casual. Convergencias inquietantes.

Pese a ser considerada irrepresentable, en la primavera de 1936 comenzaron los ensayos para ser estrenada en octubre. Pero las Parcas en forma de guerra lo impidieron. Pasaron veintitrés largos años hasta que el Teatro Récamier de París la acogió, con puesta en escena de Marcelle Auclair. Diez años más tarde, en 1969, se representó por primera vez en español, en el Teatro Zócalo de México D.F. Hasta 1975 no se representó en España, en una puesta en escena amateur, por alumnos del Liceo Francés de Madrid. Hubo que esperar a septiembre de 1978 para su estreno comercial en el Teatro Eslava, dirigida por Miguel Narros, e interpretada por Guillermo Marín, Esperanza Roy, Helio Pedregal, María Luisa San José y Carlos Hipólito . Desde entonces ha tenido reposiciones frecuentes, la última en 2016.

Lorca subtituló Así que pasen cinco años como La leyenda del tiempo. El tiempo fue recuperado en 1979 gracias al gran cantaor flamenco, Camarón de la Isla, quien puso su voz al servicio de La leyenda, con la que da comienzo el tercer acto de Así que pasen cinco años.

El sueño va sobre el tiempo
Flotando como un velero
Nadie puede abrir semillas
En el corazón del sueño

El 19 de junio de 1979, la discográfica Polygram editó un álbum producido por el compositor Ricardo Pachón, titulado La Leyenda del Tiempo, con diez canciones.  La leyenda era la primera canción, a compás de bambera. Pachón fue posiblemente quien seleccionó esta letra de la obra de Lorca.

Camrón de la Isla

Camarón de la Isla.

Fue un disco revolucionario en su estilo, incomprendido durante un tiempo, para después convertirse en un clásico flamenco. El guitarrista Tomatito que ya llevaba un tiempo con Camarón fue el autor de los arreglos musicales. Por primera vez en la historia del flamenco se introdujo el bajo eléctrico como instrumento de acompañamiento. En otras canciones del álbum participaron el guitarrista Raimundo Amador y el músico catalán Kiko Veneno.

No fue un éxito de ventas por un tiempo, después se ha convertido en uno de los discos más vendidos de la historia del flamenco. Camarón, con gran sabiduría ya dijo por entonces, de momento no lo entienden, pero ya lo entenderán.

Visión profética la de Camarón. Desde hace ya bastantes años, La leyenda del tiempo  está presente en no pocos conciertos de nuevo flamenco, fusión, rock, jazz… Cantaores y cantaoras, guitarristas, flauta, saxo, piano, contrabajo, ballets y más y más. En el álbum de 1979 se musicaron otros poemas de García Lorca, como Romance del Amargo, Mi niña se fue a la mar, La Tarara y la Nana del Caballo Grande.

Con el paso del tiempo Federico García Lorca se ha convertido en icono flamenco y el número de sus letras populares, poemas del Romancero Gitano, de Poemas del Alma, de El Cante Jondo, de Poeta en Nueva York,  son ya santo y seña del cante y la instrumentación flamencas. No se puede dejar sin mencionar el Omega de Enrique Morente, hoy en día un clásico, en su salida al mercado una revolución. Se puede decir que Federico sigue permanentemente vivo gracias al mundo flamenco. El flamenco hubiera sido algo muy distinto, sin la contribución a este arte, desde muy joven, del poeta granadino. El flamenco le debe muchísimo a García Lorca y García Lorca debe al flamenco seguir vivo, nada menos.

A casi ochenta y cuatro años de su muerte en agosto de 1936, profetizada y quién sabe si intuida sin saberlo cinco años antes en su publicación de 1931,  Asi que pasen cinco años, subtitulada como La Leyenda del Tiempo, está hoy más vigente que entonces. Al menos en el mundo flamenco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .