¿PERDONAR? ¿ES PARA VALIENTES O PARA IDIOTAS?

By Milena Montealegre McMichen

Cuando sugiero iniciar un proceso de perdón, en la gran mayoría de los casos con el solo hecho de escuchar “debes perdonar”, alcanzo a observar como el estómago se revuelve, la cabeza mete gritos pidiendo auxilio y llego a percibir que el corazón va a explotar, la lagrima brota del mal genio y la garganta, no logra expresar palabra.

Es en este momento, cuando lanzo mi pregunta: “¿qué es lo peor que te podría pasar si perdonas a esa persona?” Entonces… el silencio es abrumador, el movimiento de los ojos inmediatamente gira al cielo y la incomodidad reflejada en las manos, son el primer paso para iniciar un paseo hacia la sanación emocional y física.

Vivimos con una serie de creencias limitantes frente a lo que significa e implica perdonar. Es por ello por lo que quiero hacer claridad en varios de esos puntos, sobre que NO es perdonar.

Perdonar No es justificar comportamientos negativos propios o de otra persona, como el maltrato en cualquier tipo de violencia, ya sea física, psicológica, sexual, laboral, económica. El perdón NO quiere decir que defiendas la conducta que te ha maltratado y mucho menos excluye, que tomes medidas preventivas para evitar que se repita o se agrave la situación. El perdón NO es hacerte la de las gafas, o la ciega haciendo que todo va bien, cuando no es así. Es diferente perdonar de corazón a engañarte y reprimir los sentimientos de rabia, miedo o dolor. En nuestra sociedad no está “bien visto” que las mujeres nos molestemos, pongamos bravas o de mal genio. Pero muy claro les digo que guardarse esas emociones les enferma. Frases, como: “Las niñas lindas no lloran.” “Que van a pensar tus amigos, pareces loca”. Son frases que denotan inmediatamente violencia psicológica. Expresa siempre tus emociones y recuerda: “si toca forzarlo, no es tu talla” A que me refiero si te juzgan, critican o maltratan, por expresarte… estas en el lugar equivocado.

Perdonar tampoco es adoptar una actitud de superioridad o arrogancia. Pues se tiene la idea que se perdona porque se le tiene lastima por boba o ignorante. Por ejemplo, frases como esta: “Te perdono, de todas maneras sabía que no lo ibas a poder hacer”. Evidencia de maltrato psicológico. Estas personas que se sienten rodeadas de idiotas son más peligrosas para ellas mismas que para una sociedad hambrienta de justicia, al ser personas perfeccionistas, exigentes, rígidas y con poca flexibilidad al cambio y a la transformación, se desgastan permanentemente, nada las satisface y mantienen un nivel de estrés alto.

Perdonar NO significa cambiar tu comportamiento y doblegarte. Por ejemplo, el que tu pareja sea descuidada con el dinero, no significa que le tengas que entregar tu dinero para que lleve las cuentas de la casa. Lo perdonas, lo aceptas, pero asumes una posición responsable, administrándolo tú.

El perdonar NO implica expresarlo personalmente, si la persona falleció, escribe una carta expresando todas tus emociones; pero hay momentos, como es el caso de un proceso de sanación que se requiere ver a los ojos a la persona y pedirle o escuchar que pidan perdón, para cerrar un ciclo.

El perdón se convierte en un gran desafío cuando en tu corazón albergas sentimientos de rabia, rencor y resentimiento. Al expresar estas emociones ya sea por escrito o verbalmente realizas un proceso catártico que te lleva a un estado paz, tranquilidad y serenidad.

Como escribió Geralda Jampolsky: “El perdón, es la elección de ver la luz de la lampara y no la pantalla”. Está claro que el perdón es una decisión, una actitud (pues se supone que estás dispuesto a aceptar la responsabilidad de las propias percepciones, comprendiendo que son opciones y no hechos objetivos), un proceso (el proceso exige cambios y acá el cambio es la observación de las percepciones una y otra vez, ya que estamos cegados por nuestros juicios) y un estilo de vida (pasamos de ser la victima de nuestras circunstancias y nos transformamos poderosos co creadores de nuestra realidad).

Ahora, si eres consciente que eres muy orgulloso u orgullosa quiero decirte que perdonar es algo más de lo que se hace cuando tu consciencia no te deja en paz con un sentimiento de culpabilidad, de enfado o de resentimiento. Así que te sugiero que inicies a practicar, de esta manera evitas somatizar emociones y enfermarte bobamente, pues a los demás ya se les olvido y tu sigues cargando con ese malestar.

¿Cómo identificas si necesitas perdonar o perdonarte? Existen mecanismos de supervivencia o flotadores, como yo los llamo, que pueden ser la negación al temor, el sentimiento de culpa y la rabia que has reprimido rechazando tus sentimientos para evitarte momentos incomodos o porque creciste en un hogar no era bien visto expresarlos. Entre ellos está la negación o aceptar las cosas como son realmente, por ejemplo, negar tu mal genio y desagrado por una persona, emoción o situación. Esta negación es muy común cuando se convive con un narciso. Otro flotador es la supresión, omites emociones porque son vistas como inaceptables. La supresión es normal, en casos de búsqueda de aceptación del grupo. El tercer flotador es la proyección, es cuando reflejo mis sentimientos o situaciones en otras personas. Por ejemplo: Cuando no acepto que me enfade y coloco ese sentimiento en la otra persona. Y el ultimo flotador es la racionalización, es cuando excusamos creando historias o excusas que sirvan de base para excusar comportamientos o motivaciones inaceptables. Por ejemplo: acepto que me haya golpeado porque de pequeño vio a su padre hacerlo contra su madre.

Me gustaría terminar mi artículo, dándote unos tips que favorezcan el perdón:

  1. Ser consciente de cuáles son los verdaderos problemas que se tienen
  2. Estar en comunicación con los propios sentimientos,
  3. Reflexionar sobre que pensamientos y sentimientos sería útil comunicar
  4. Expresarlos de manera clara, sin acusaciones ni juicios
  5. Mantener el corazón abierto mientras la verdad brota.

Recuerda el dialogo es con reloj de por medio marcando el tiempo de cada uno y permitiéndose escuchar y expresar el otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .