ESPAÑA: EL REY Felipe VI RENUNCIA A LA HERENCIA DE SU PADRE Y LE ELIMINA LA ASIGNACIÓN OFICIAL

El Rey Emérito de España, Don Juan Carlos dejará de percibir la asignación cercana a unos 200.000 euros anuales que recibe de los Presupuestos de la Casa del Rey, según ha anunciado el Palacio de La Zarzuela en la tarde de hoy domingo.

El Rey Felipe VI de España ha decidido renunciar a la herencia de Don Juan Carlos, decisión que se ha hecho pública a través de un comunicado ante las informaciones publicadas después de varias semanas en que se venían difundiendo en diversos medios de comunicación informaciones acerca de la participación del Rey Emérito Juan Carlos en fundaciones supuestamente creadas por él que se nutrían de fondos turbios, como la donación de 65 millones de Euros procedentes de Arabia Saudi lo que ha causado gran malestar en la Zarzuela.

En el presente comunicado, se señala que el Rey Emérito Don Juan Carlos “deja de percibir la asignación que tiene fijada en los Presupuestos de la Casa de Su Majestad el Rey” y anuncia que Don Felipe renunció hace un año a la herencia de su padre, cuando un despacho de abogados -supuestamente el de los abogados de Corinna Larsen- le comunicó de su supuesta designación como beneficiario de una fundación. “Así como a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad y los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada”. Una afirmación que admite la posibilidad de que el Rey Juan Carlos haya manejado fondos turbios.

El extenso comunicado destaca que el Rey Felipe VI desconocía totalmente su supuesta designación como beneficiario, en el caso del fallecimiento de su padre, de los fondos de la Fundación Zagatka, que controla su pariente Álvaro de Orleans, ni de la Fundación Lucum, que la fiscalía de Suiza atribuye al Rey Juan Carlos. Todo en aras al compromiso de “observar una conducta íntegra, honesta y transparente”, expresado en su discurso de proclamación del 19 de junio de 2014, el Rey Felipe VI ha ordenado la emisión del comunicado en coherencia con sus palabras y para preservar la ejemplaridad de la Corona, comunicado que le protege pero que admite, implícitamente, irregularidades financieras en el caso del Rey Emérito Juan Carlos.

El comunicado que a continuación reseñamos, señala igualmente que el Rey Felipe recibió, el mes de marzo del pasado año, una carta del despacho de abogados de Reino Unido Kobre&Kim, en la que se le comunicaba su condición de beneficiario de los fondos de la Fundación Lucum, al fallecimiento del Rey Juan Carlos. Se da la circunstancia de que el citado despacho era el que, en aquellos momentos, llevaba los asuntos legales y de relaciones públicas de Corinna Larssen, a quien se investigaba por haber recibido 65 millones de la citada fundación que, según ella misma dijo, había sido una donación del Rey Juan Carlos. Trascendió que el Rey Felipe VI al recibir la citada carta decidió trasladar una copia a su padre, a las autoridades competentes, después de comunicar a los abogados remitentes que no tenía conocimiento, ni participación en los hechos que en la carta le comunicaban a lo que seguidamente y ante notario, el Rey Felipe VI declaró haber entregado una carta a su padre en su nombre y el de la Princesa de Asturias para que tal designación quedara sin efecto, manifestándole, igualmente que no aceptaría participación o beneficio alguno en esa entidad.

A continuación El comunicado:

«Ante las informaciones referidas a S.M. el Rey Don Juan Carlos, aparecidas hasta la fecha en distintos medios de comunicación, la Casa de S.M. el Rey quiere hacer constar:

1. Que en su discurso de proclamación ante las Cortes Generales el 19 de junio de 2014 S.M. el Rey dijo lo siguiente: «La Corona debe (…) velar por la dignidad de la Institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente, como corresponde a su función institucional y a su responsabilidad social. Porque, sólo de esa manera, se hará acreedora de la autoridad moral necesaria para el ejercicio de sus funciones. Hoy, más que nunca, los ciudadanos demandan con toda razón que los principios morales y éticos inspiren –y la ejemplaridad presida– nuestra vida pública. Y el Rey, a la cabeza del Estado, tiene que ser no sólo un referente sino también un servidor de esa justa y legítima exigencia de los ciudadanos.»

2. Que en coherencia con las palabras pronunciadas en su discurso de proclamación y con la finalidad de preservar la ejemplaridad de la Corona, S.M. el Rey quiere que sea conocido públicamente que S.M. el Rey Don Juan Carlos tiene conocimiento de su decisión de renunciar a la herencia de Don Juan Carlos que personalmente le pudiera corresponder, así como a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona.

3. S.M. el Rey Don Juan Carlos deja de percibir la asignación que tiene fijada en los Presupuestos de la Casa de S.M. el Rey.

4. En relación con las noticias aparecidas en el día de hoy sobre la entidad denominada «Fundación Zagatka», Su Majestad el Rey desconoce por completo totalmente y a día de hoy su supuesta designación como beneficiario de dicha Fundación. En todo caso, de ser cierta su designación como beneficiario de la citada Fundación, resultaría de aplicación el apartado 2 de este comunicado.

5. En relación con las noticias aparecidas en el día de hoy sobre la entidad denominada «Fundación Lucum», se hace constar lo siguiente:

5.1 Mediante carta de fecha 5 de marzo de 2019, dirigida a la Casa de S.M. el Rey por el despacho de Abogados Kobre&Kim (U.K.), Su Majestad el Rey tuvo conocimiento -sin ninguna justificación documental-, de su supuesta designación como beneficiario de la «Fundación Lucum», desde el momento en el que se produjese el fallecimiento de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos.

5.2 Ante esa información, Su Majestad el Rey adoptó preventivamente las siguientes decisiones:

Primera. Trasladar copia de dicha carta a S.M. el Rey Don Juan Carlos, así como a las autoridades competentes.

Segunda. Que la Casa de S.M. el Rey comunicase al citado despacho de abogados, que ni Su Majestad ni Su Casa tenían conocimiento, participación o responsabilidad alguna en los presuntos hechos que mencionaba, -por lo que carecía de toda justificación lícita su involucración en los mismos-, ni designaría representante legal para iniciar negociación alguna con el citado despacho de Abogados sobre los hechos descritos.

Dicha comunicación se llevó a cabo mediante escrito de fecha 21 de marzo de 2019.

Tercera. Comparecer ante Notario, el 12 de abril de 2019, para manifestar que ha dirigido una carta a su padre, el Rey Don Juan Carlos, a fin de que si fuera cierta su designación o la de la Princesa de Asturias como beneficiarios de la citada Fundación Lucum, dejara sin efecto tal designación, manifestando igualmente que no aceptaría participación o beneficio alguno en esa entidad, renunciando asimismo a cualquier derecho, expectativa o interés que, aún sin su consentimiento o conocimiento, pudiera corresponderles ahora o en el futuro en relación con la Fundación Lucum.

Cuarta. Asimismo, y en el mismo acto notarial, y además de lo anterior, manifestó no haber tenido conocimiento ni prestado consentimiento a participar, en nombre propio o en representación de terceros, en particular de su hija, en ningún activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad pudieran no estar en plena y estricta consonancia con la legalidad o con los criterios de transparencia, integridad y ejemplaridad que informan su actividad institucional y privada. Y en la hipótesis de que, aun sin su consentimiento ni conocimiento, hubiera sido unilateralmente designado como heredero, legatario o beneficiario en relación con cualesquiera activos inversiones o estructuras, manifestó no aceptar participación o beneficio alguno en dichos activos y renunciar a cualquier derecho, expectativa o interés que pudiera corresponderles en el futuro.

6. S.M. el Rey Don Juan Carlos ha pedido a la Casa de S.M. el Rey que se hagan públicos los siguientes extremos:

6.1 Que de las dos Fundaciones anteriormente citadas en ningún momento facilitó información a S.M. el Rey.

6.2 Que ha designado para su representación al Abogado D. Don Javier Sánchez-Junco Mans que, en el ejercicio del derecho a la defensa, será a partir de este momento quien proceda a dar cuenta públicamente de las informaciones que le puedan afectar y se consideren procedentes.

6.3 Que, tras su abdicación en junio de 2014, el 27 de mayo de 2019 anunció que en junio de ese año ponía fin a toda actividad institucional u oficial, retirándose completamente de la vida pública.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .