LA AGENCIA MUNDIAL DE PRENSA

Organización Mundial de Líderes de la Comunicación y de Gestión de Noticias e Información Objetiva y Veraz, Cultural y Educativa. "TU PUNTO DE ENCUENTRO CON LA VERDAD"

3 PRINCIPIOS RECTORES DE LOS PERIODISTAS, COLABORADORES Y EL MEDIO

1: La responsabilidad periodística

a. Editar un medio cualquiera sea su modo de distribución, es una misión de gran responsabilidad, requiere entender: nos arrogamos el derecho de difundir qué informaciones debe recibir el público y a la vez exigir que no se nos controle esa fundamental tarea, excepto el mismo público.  Por ello nos supeditamos al mecanismo del premio o sanción pública. (Ver Principio Rector 1, La independencia)

b. Para que el mecanismo de premio o sanción pública funcione y los medios del Grupo estén permanentemente entre los premiados por la aceptación pública es importante que cada profesional de prensa o colaborador siga los principios rectores. (Ver Principio Rector  El cumplimiento de los Principios Rectores)

c. El hombre de prensa es el primer responsable de la información sin embargo ello no exime de la responsabilidad a toda la línea de editores encargados de supervisarla y mejorarla. 

d. El mecanismo de la responsabilidad periodística tiene por cumplimiento la regla de roro que es que antes de difundir una denuncia o información conflictiva sea cual sea su intensidad el periodista debe ponerse en el caso del sujeto denunciado. Así podrá establecer desde otra óptica tanto el rigor como la equidad de la información, así como determinar si al implicado se le está limitando alguna legítima prerrogativa. Así se garantiza a los lectores un alto margen de certeza de contar con una información justa y equitativa. 

e. La autocensura, cualquiera sea su origen, se presenta como una de las peores amenazas al cabal cumplimiento de la profesión periodística. El controlarla empieza por una labor de introspección que debe ser enfrentada por el propio periodista. Los medios del Grupo estaremos atentos a controlar las razones externas que motiven la autocensura, así como a no generar situaciones internas que la provoquen. El periodista no debe confundir nunca la autocensura con el acatamiento de las normas internas del medio. 

f. Dentro del principio rector o política de la responsabilidad periodística, los periodistas del Grupo son respetuosos del ‘off the record y los embargos informativos. De abusar de estas muestras de confianza que otorgan las fuentes, serán los medios, a la larga, los más grandes perjudicados.

g. “El periodismo, según como se ejerza, puede ser la más noble de las profesiones o el más vil de los oficios”.

2: La autonomía informativa

a. Los directores periodísticos del Grupo cuentan con autonomía para plantear, aplicar y desarrollar la línea editorial del medio, es decir autonomía para decidir qué informar en sus medios. Solo así pueden ofrecer líneas informativas originales y de interés para sus lectores. Esta autonomía se debe ejercer dentro del cumplimiento de los Principios Rectores. (Ver Principio Rector 1, La independencia,etc. ver parrafo anterior y los que siguen)

b. No puede haber, en consecuencia, un compromiso asumido por cualquier estamento de la organización o accionistas que restrinja u obligue a la Dirección lo que debe o no difundir. (Ver Principio Rector 2, La veracidad, el párrafo a y lo que sigue)

c. El director periodístico es responsable que su equipo de periodistas mantenga la coherencia editorial, como los lineamientos informativos que los lectores reconocen como propios de ese medio y que generalmente comparten. Sólo entendiendo al medio el público se comprometerá con su línea editorial y se vincularán a largo a plazo con él. La coherencia editorial se enmarca en tres niveles: 1 Los Principios Rectores normados por el Grupo. 2 La línea editorial establecida por el director periodístico del medio y 3 Los planes de información preparados por los editores de sección. 

d. En casos de denuncias u otro tipo de informaciones conflictivas -que en situaciones extremas puedan incluso afectar su lectura, subsistencia o patrimonio del medio- los directores periodísticos requieren actuar con coherencia para desarrollar sólidas estrategias de denuncias, mesura para no abrir flancos informativos que pueden confundir al público y perspicacia para resguardar editorialmente al medio de los embates de las casi seguras reacciones agresivas. 

e. Los periodistas del grupo gozan de autonomía informativa respecto de la propia organización, de quienes la componen y de sus anunciantes. Autonomía que se enmarca dentro del cumplimiento de los Principios Rectores, la coherencia editorial del medio y el manejo de temas conflictivos. En esa perspectiva, el periodista no debe sorprenderse si su información, que a consideración del director periodístico, o quien este delegue, pudiese afectar alguno de estos criterios, es recortada, pospuesta o no difundida. 

f. En los casos en que el cumplimiento de alguna comisión periodística enfrente al periodista a un conflicto de conciencia, puede solicitar a su superior jerárquico que se le releve del encargo y si esta no es aceptada, puede apelar al director periodístico o a quien este delegue. Similar procedimiento se aplica a las solicitudes de los periodistas para abordar determinados temas que no se enmarquen dentro de la coherencia editorial, y que puedan haber sido rechazadas. (Ver Principio Rector 3 a y leer este princiìo)

g. Los periodistas del Grupo no se someten ante quien pretende interferir en sus labores desde fuera de la línea normal de mando y si se diera el caso el periodista asume como primera medida la de no aceptar lo exigido. Seguidamente pone el hecho en conocimiento de su superior. El director periodístico del medio tomará medidas para evitar la repetición del hecho. (Ver Principio Rector 1, La independencia; Principio Rector La información publicitaria y los valores, Principio Rector 1 a La responsabilidad periodística) 

h. Los directores periodísticos deben ceñirse a las políticas administrativas que señala la empresa. (Ver Principio Rector4 a)

x. Los delegados del directorio ante la Unidad de la Empresa o quien cumpla sus funciones, participan y actúan en las decisiones relacionadas con el cumplimiento de los objetivos del medio. No intervienen en la aplicación de la línea editorial.

3: El uso responsable del poder

a. Cada vez que alguien se informa y orienta a través de un medio, le otorga poder al periodista y al medio, potenciando ese poder sea por la cualidad y cantidad de su público lector.

b. Para la prensa es importante el poder dirigido a hacer el bien para que se pueda cumplir con su misión.  Solo con ese poder se puede estar en condiciones de enfrentar otros poderes: los formales (políticos, económicos, religiosos, etcétera) y los ilegales (mafias, narcotrafico, terrorismo, entre otros).

c. El poder marea y obnibula con facilidad, por lo que el periodista y el medio deben saber manearse a favor del público y no en beneficio propio. (Ver Principio Rector 3 aPor lo que se debe tener muy claro que el ABUSO DE PODER ocasiona indefectiblemente que el público lector rechace al medio y al periodista,  retirándoles el poder que antes le confirieron. (Ver Principio Rector 3 a).

4: El cumplimiento de la ley

a. El periodista o colaborador del Grupo debe ser fiel cumplidor de la ley no solo en su vida profesional, sino también en la privada.

b. Si terceras personas se acercaran con información obtenida de forma ilegal, el director decidirá su difusión y para esto debe haber alcanzado el convencimiento de que es verosímil y que, en atención al principio de la cultura informativa amplia, no darle difusión al hecho podrá significar un perjuicio al derecho público de estar debidamente informado. (Ver los principios 1 y 2)

c. Se exceptúan de cumplimiento las normas promulgadas con el fin de restringir la libertad de prensa. En los casos necesarios, hace incluso pública su rebeldía. (Ver Principio Rector  La autonomía informativa).

5: La objetividad y la subjetividad

a. En la búsqueda de la objetividad informativa el periodista del Grupo aporta todos los auto controles a su alcance que lo lleven a neutralizar las subjetividades propias de su naturaleza.

b. El periodista que se enfrenta a una información subjetiva debe analizar a fondo y con honestidad e independencia de criterio todos los aspectos que rodean el hecho. Solo propone su publicación luego de hacer un profundo aná¡lisis ético si alcanza la convicción de que la hipótesis que sustenta es, a su entender, válida. (Ver Principio La veracidad, v; Principio Rector 3, 1 La responsabilidad periodística)

c. El público debe quedar en la posición de poder distinguir claramente una información objetiva de otra subjetiva y para ello debe determinarse con precisión las distintas formas de presentar una y otra. En las informaciones en profundidad, como las crónicas, el periodista no debería opinar.  En casos muy especiales debidamente consultados con su editor podrá usar los distintos tipos de despieces diseñados para informaciones de opinión.

6: La privacidad y la intimidad

a. El manejo de lo privado -relativo a su entorno más cercano- y de lo íntimo -propio de la vida interior del individuo- es un tema muy complejo y sutil que se enfrenta en un medio. La doctrina sobre el particular queda supeditada irremediablemente a que cada situación suele constituir un caso aislado por lo que es fundamental que el profesional del Grupo o Agencia esté plenamente compenetrado con los principios éticos y doctrinarios que reglamentan la privacidad y la intimidad a fin de estar capacitado para aplicar las excepciones, aspecto clave para sortear los conflictos

b. El manejo periodístico del tema se sustenta en la norma en donde los ciudadanos tienen derecho a la privacidad y a la intimidad. En la excepción: que se aplica para las personas públicas; a más exposición pública del personaje, menos vida privada y hasta íntima.

c. La excepción al derecho a la privacidad y a la intimidad se sustenta en que los ciudadanos tienen también la potestad de conocer los aspectos más recónditos del personaje público a quien le ofrendan sentimientos tan propios como, su exaltación -en el caso de deportistas- o sublimación -en el caso de los artistas-. Similar potestad se aplica sobre los políticos, a quienes los ciudadanos transfieren el derecho de tomar decisiones sobre su futuro.

d. Los menores y discapacitados reciben una especial protección. No se hacen públicos, sus imágenes ni ningún dato que pueda llevar a su identificación, incluyendo sus iniciales o la zona donde viven.

7: Las fuentes

a. El periodista se basa en gran medida en las fuentes para brindar una información de calidad. A más fuentes y pertinencia de ellas, mayor rigor y calidad de la información. 

b. Las personas que proporcionan información lo hacen en la confianza de que el medio del Grupo hará buen uso de ella. De ahí que sea justo y también práctico que sus declaraciones sean fielmente consignadas o recabadas.

c. Aquellas fuentes que proporcionan información de buena voluntad y que su nombre no se divulgue deben contar con la seguridad de que se respetará su anonimato. Sin embargo, esta es una práctica debe ser restringida al mínimo, pues no dar a conocer a la fuente le resta credibilidad a la información.

d. Mantener el anonimato de la fuente le implica al periodista hacer frente a los tribunales, el medio le facilitará asesoría legal, si realmente se abrazo a los principios rectores.

e. El periodista o colaborador nuestro debe estar alerta ante algunas malas fuentes que, por intereses propios, pretendan mal informar, manipular o desinformar, dando información supuestamente privilegiada pero que es falsa o sesgada por lo que en estos caso no se aplica el principio de respeto al anonimato. 

f. El periodista o colaborador nuestro es el primer responsable por la calidad de la información que la fuente le proporciona. (Ver Principio Rector La responsabilidad periodística c)

8: La rectificación y la réplica

a. Se puede hacer mucho daño cuando cometemos un error por lo que la primera actitud del profesional responsable es y debe ser por iniciativa propia enmendar el dato mal consignado. 

b. No confundir rectificación con la réplica. La Rectificación corrige un dato equivocadamente consignado, la réplica se refiere al pedido de publicar una opinión divergente a la ya difundida. Frente a ellas se adoptan las siguientes políticas:

  • La rectificación: en caso de que haya un pedido de corregir un dato inexactamente consignado, los medios del Grupo tienen como política rectificarse. Cada medio consignará en su Libro de Estilo la mecánica de rectificación. 
  • La réplica: en este caso, en que no hay obligación legal ni eventualmente ética, el director periodístico del medio decide la conveniencia o no de difundirla. Se basa para ello en el principio del pluralismo informativo y en el interés o importancia que la réplica pueda tener para cumplir la misión de orientar e informar. (Ver Principio Rector La autonomía informativa, y el último)

c. Los medios del Grupo que se hayan acogido a la jurisdicción del Tribunal de Ética del Consejo de la Prensa se atienen a las resoluciones sobre rectificaciones que este emita.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: